España

Vox tumbará el proyecto al que el PP fía la continuidad de la legislatura en Andalucía

Los de Santiago Abascal no respaldarán la tramitación parlamentaria de la ley de Economía Circular, una circunstancia que acerca el escenario de elecciones antes de junio

El líder de Vox, Santiago Abascal, y la secretaria general del partido en el Congreso, Macarena Olona.

El líder de Vox, Santiago Abascal, y la secretaria general del partido en el Congreso, Macarena Olona. EP

No hay intervención pública en la que Juanma Moreno no haya mostrado su predisposición a «agotar la legislatura» en Andalucía, pero tanto él como la dirección nacional del PP saben que es el escenario menos probable. Tal y como adelantó El Independiente el pasado lunes, el barón popular podría llamar a los andaluces a las urnas antes de lo inicialmente previsto. El pasado 30 de noviembre, el presidente de la Junta fijó «junio u octubre» como las dos fechas posibles para convocar elecciones, pero todo apunta a que el calendario se precipitará si persiste el «bloqueo parlamentario» cuando se reanuden los plenos en la cámara andaluza en el mes de febrero.

De la agenda legislativa que Moreno tiene en cartera, la ley de Economía Circular es el proyecto prioritario. Se trata de una ambiciosa norma que tiene como objetivo impulsar la llamada «revolución verde» en la región y que es fruto de un largo trabajo de «consenso» y negociación con los sectores implicados. El Consejo de Gobierno aprobó el proyecto de ley el pasado mes de diciembre y la intención de los populares es llevarlo a Pleno «cuanto antes», es decir, tan pronto como se inicie el período ordinario de sesiones.

Fuentes de la dirección regional de Vox confirman a El Independiente que su formación política no respaldará dicho trámite, por lo que su aprobación dependerá de los votos socialistas. El PSOE rompió todos los puentes con PP y Ciudadanos a las puertas de la aprobación del presupuesto andaluz tras el escándalo por la filtración de un audio en el que el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, cuestionaba la idea de presentar unas cuentas públicas en año electoral.

Los de Santiago Abascal censuran que en el PP «estén buscando la excusa para convocar» y lamentan que Juanma Moreno quiera hacer recaer sobre ellos una responsabilidad que «es suya en exclusiva». Y defienden que el móvil que les lleva a rechazar la ley de Economía Circular no es el de precipitar elecciones, sino el hecho de que contiene principios de «la Agenda 2030 de Sánchez» que su formación no puede aceptar. Tal y como recoge el portal de la Junta de Andalucía, el texto «articula medidas para afrontar los nuevos retos medioambientales, tecnológicos, económicos y sociales», con la creación de una Oficina ad hoc que «fomente un uso y consumo responsable» e incentive una «concienciación» medioambiental.

«No votaríamos en contra de algo bueno para Andalucía por intereses electorales», justifican en Vox, que acusan al presidente de la Junta de querer buscar el «momento oportuno» para convocar en base a su propio «beneficio electoral». Tal y como pudo saber este medio, la «inquietud» se ha extendido por distintas capas del PP, tanto en el ámbito regional como nacional, dado el aparente freno en las encuestas de Juanma Moreno y la trayectoria ascendente de Vox en la región aupados por una posible candidatura de Macarena Olona, una de las dirigentes con mayor foco mediático de la formación.

El barón del PP aún se haría con una comodísima victoria y sólo necesitaría la abstención de varios diputados de Vox, pero en la cúpula popular comienza a reinar la idea de que esperar al menos hasta junio para abrir las urnas puede aumentar el margen de influencia de los de Santiago Abascal y, por tanto, su autoridad para poner un alto precio a la investidura de Moreno Bonilla. Eso sin contar con que, de conseguir las papeletas suficientes, Vox estaría en disposición de exigir su entrada en la Junta. Esta circunstancia haría saltar por los aires la hoja de ruta que Pablo Casado quiere mantener al menos hasta las generales de 2023: los gobiernos autonómicos del PP de aquí a entonces deben ser en solitario.

«No voy a estar ni un día más de lo necesario»

La idea que empieza a moverse en las cuitas internas del PP es la de estar preparados para unas elecciones en mayo o, incluso, abril. De hecho, la convocatoria podría llegar nada más se cierren las urnas en Castilla y León el próximo 13 de febrero, cuando el presidente andaluz haya podido constatar que el «bloqueo» por la «pinza PSOE-Vox» va a extenderse durante el resto de la legislatura por el ‘boicot’ de sus paquetes legislativos.

«No voy a estar ni un día más de lo necesario si no tengo mayoría en el Parlamento», suscribió el presidente andaluz el pasado miércoles durante la inauguración de Fitur. «Si me encuentro un bloqueo como el que estamos viviendo entre Vox y el PSOE, si no nos dejan gobernar, no perderé un minuto ni le haré perder un minuto a los andaluces. Convocaré y disolveré el Parlamento de Andalucía», zanjó.

Te puede interesar

Comentar ()