España

La 'gran manifestación del mundo rural' llena La Castellana contra "las amenazas a su actividad"

Miles de personas participan en una manifestación de protesta por la situación que sufre el mundo rural y sus actividades, especialmente las labores desarrolladas por el sector primario, hoy en Madrid.

EFE/Víctor Lerena

La Asociación para el Desarrollo y Defensa del Mundo Rural (Alma Rural) celebra la «gran manifestación del mundo rural» este domingo, en Madrid, para denunciar la situación que sufren todos los colectivos rurales cuyas actividades, consideran que son «continuamente amenazadas por normativas incoherentes, así como actuaciones que se ven claramente orientadas a acabar con su actividad».

«No lo vamos a permitir», aseguran los colectivos de Alma que este domingo por la mañana, a partir de las 11.00 horas se están manifestando desde la Plaza de San Juan de la Cruz, donde se ubica el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, hasta la plaza de Carlos V, en Atocha, donde se sitúa el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

«A partir de ahora el mundo rural unido se defiende de estos ataques», garantiza en un manifiesto que será leído también el día de hoy en el que se espera la asistencia de un millón de personas para reivindicar la labor que realiza el sector primario y que vive actualmente «una situación límite».

El segundo de los objetivos de los convocantes es lograr interferir en las leyes, normativas y políticas agrarias, ganaderas, medioambientales o sociales que son «desacertadas» para exigir que se adapten a «la realidad del campo» y a su vida cotidiana. «Exigimos que se nos tenga en cuenta a la hora de legislar», insiste Alma que ha invitado a «todos los grupos políticos, sin distinción», para que sean testigos de su situación y reivindicaciones, así como de su «malestar general».

Por otro lado, quieren dar a conocer a la sociedad que el campo «nunca falla» y recuerda que, ni cuando se vivió Filomena, ni durante la pandemia, faltaron los alimentos en los supermercados «gracias al esfuerzo y sacrificio del sector primario y del mundo rural». En ese sentido, defiende también su esfuerzo de control de enfermedades como la tuberculosis que existe en los animales silvestres para que no llegue a la ciudad.

Por eso, necesitan que los consumidores y la sociedad en general les «apoye y proteja» para que puedan seguir desarrollando sus trabajos y actividades y, en ese sentido, instan también a los medios de comunicación a colaborar en la difusión de «lo que de verdad ocurre en el campo, lo que sufre el mundo rural, para llevar una sola voz clara a la sociedad».

Vaticinan que sin sector primario ni mundo rural, España dejaría de ser lo que es en la actualidad.

Abrirán la marcha 40 tractores, 50 caballos, 15 carros tirados por bueyes, perros de trabajo y mascotas y aves de cetrería. Han confirmado su asistencia más de 300 asociaciones y colectivos de todos los sectores implicados y políticos de grupos con representación parlamentaria.

En la imagen, participantes a caballo esperan en el Paseo de la Castellana a que comience la protesta.
En la imagen, participantes a caballo esperan en el Paseo de la Castellana a que comience la protesta. EFE/ Víctor Lerena

Durante la misma, el sector de los animales de compañía expresará también su rechazado al borrador de la ley de protección y derechos de los animales porque considera que ha sido confeccionado «sin el conocimiento ni la más mínima participación de los sectores profesionales».

La Asociación Nacional del Sector del Animal de Compañía, que representa a las tiendas de animales, defiende que en España el comercio especializado está en manos de pequeñas empresas familiares distribuidas por toda España que son conocedores y respetuosos con el mundo animal.

«Por cultura, por principios, por ética, por conocimientos y porque es nuestro modo de vida lo que más nos importa es el bienestar animal», asegura la entidad que reclama la retirada del anteproyecto de ley porque la norma supondría «un paso atrás» en el bienestar, pérdida de puestos de trabajo y fomento del mercado negro.

Unas 6.000 personas piden leyes a favor del medio rural para salvaguardarlo

Unas 6.000 personas, según la última estimación de la Delegación del Gobierno en Madrid, llegadas desde distintos puntos del país se han manifestado este domingo en la capital para pedir que la legislación reme a favor del medio rural, para poder así salvaguardarlo. 

Cerca de 500 asociaciones de los más diversos sectores con implantación en el rural han acudido a la convocatoria de la Asociación para la Defensa del Mundo Rural (Alma Rural), cuyo secretario general, Carlos Bueno, ha incidido en que el principal objetivo es conseguir «influir en las políticas agrícolas, ganaderas, sociales y ambientales, porque somos nosotros los que las sufrimos». 

En declaraciones a los periodistas, Bueno ha denunciado que «muchas veces» se aprueben leyes que «son radicales» contra el medio rural. 

A su juicio, es una «maniobra orquestada» para «acabar con la vida rural» porque «nos damos cuenta de que están acabando con los servicios de transporte, sanitarios, financieros o las escuelas». 

«Por eso salimos para decir ‘Basta ya'» y para intentar que la sociedad «se alinee con nosotros y nos apoye», porque además, «como consumidores, les afecta», ha insistido. 

Centrándose en el sector primario, ha puesto como ejemplo las dificultades de rentabilidad de los productores de leche, las importaciones de alimentos desde terceros países con estándares de calidad y laborales más bajos y a precios «más baratos», las cuotas a la baja en la pesca o las medidas que afectan a los ganaderos, como la protección del lobo. 

También ha criticado el anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los Animales porque cree que perjudica a sectores enclavados en el entorno rural. 

Alma Rural ha estado respaldada desde Francia por el presidente de el Movimiento de la Ruralidad, Eddie Puyjalon, quien ha deseado que acciones como ésta sirvan para que España genere una «gran fuerza política» por sus pueblos y ha expresado la necesidad de que ese movimiento se extienda al resto de países de la Unión Europea. 

Gobierno y representantes políticos

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha considerado, ante esta manifestación, que no hacen falta «eslóganes populistas», sino «compromiso político y recursos para resolver problemas históricos».

Este Ministerio «tiene uno de sus focos en el mundo rural» y, para ello, ha desplegado el Plan de 130 Medidas ante el Reto Demográfico, dotado con más de 10.000 millones de euros, según han dicho fuentes del Departamento a raíz de la manifestación. 

Del sector agrario, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha justificado su asistencia porque son «los representantes de la agricultura y la ganadería familiar, que lo está pasando muy mal».

Una situación debida, en su opinión, al incremento de los costes de producción o al hecho de que la ley de la cadena «todavía no se cumple».

Bajo el lema «Todos unidos por el mundo rural», la concentración ha recordado a las previas a la pandemia, pero se ha quedado lejos de conseguir el millón de asistentes que los convocantes habían previsto.

Sus participantes han mostrado el alma del rural a través de la presencia de decenas de tractores, caballos, bueyes, aves de cetrería y ganaderos, que no han dudado en presentarse con su mono de campo o sus cencerros para hacerlos sonar durante la marcha. 

La siguiente manifestación por el medio rural en Madrid se celebrará el próximo 20 de marzo, convocada por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, junto a la Real Federación Española de Caza (RFEC), la Real Federación de Asociaciones de Ganado Selecto (Rfeagas), la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), y la Alianza Rural.

Te puede interesar

Comentar ()