España

El Congreso prorroga la mascarilla en exteriores camuflada en una votación sobre pensiones

Una mujer se quita la mascarilla en la Puerta del Sol.

Una mujer se quita la mascarilla en la Puerta del Sol. EP

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes el decreto ley que prorroga la obligatoriedad en el uso de las mascarillas en el exterior, y no sin polémica. El Gobierno, consciente de la impopularidad de la medida a la que dio luz verde justo antes de Nochebuena para frenar el avance de ómicron, ha hecho ‘trampas’ en su convalidación incluyendo en la misma norma otros asuntos ajenos a las mascarillas, como la revalorización de las pensiones por el IPC de 2021 o la contratación de sanitarios. El decreto ha salido adelante, pero no sin las críticas de la mayoría de grupos parlamentarios, que en muchos casos entienden que el Gobierno les ha «obligado» a votar a favor del polémico decreto para salvar la actualización de las pensiones.

La mayoría de socios parlamentarios de PSOE y Podemos criticaron abiertamente la iniciativa y la calificaron en su día de «inútil», pero formaciones como ERC o PNV anunciaron este martes que no se opondrían a la convalidación del decreto pese al «sinsentido» del uso de la mascarilla en exteriores, una medida que carece de criterios médicos para considerarse como medida eficaz para detener el incremento de contagios. Precisamente, varios grupos se vieron obligados a revisar el sentido de su voto cuando conocieron que las intenciones del Gobierno pasaban por regular las mascarillas en exteriores mediante una norma ‘ómnibus’, por lo que su voto contrario implicaría en este caso que se quedase sin ver la luz una medida favorable para los pensionistas.

El respaldo indirecto ha venido de parte de formaciones como Bildu, el BNG, Compromís, el PRC o ERC. El PNV ha votado a favor, junto a PSOE y Podemos. Íñigo Errejón anunció en las horas previas a la convalidación del decreto en la Cámara Baja que no apoyaría al Gobierno. «Le dijimos al Gobierno que la obligación de llevar mascarilla en exteriores era absurda y contraproducente. Hoy la traen al Congreso camuflada en un mismo decreto con cuestiones de pensiones. Así no se hacen las cosas», se quejaba el dirigente en Twitter. Pese a la fuerte contestación parlamentaria, el decreto, admitido a trámite como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia, ha salido finalmente adelante por mayoría simple, con 155 votos a favor, 149 en contra y 26 abstenciones.

PP, Ciudadanos y Vox se opusieron desde un primer momento al decreto. La vicepresidenta segunda del Congreso y portavoz de Sanidad, Ana Pastor, lleva semanas exigiendo al Ministerio los informes científicos que avalan la medida, mientras que el portavoz de Ciudadanos en la Cámara Baja, Edmundo Bal, ha pronunciado uno de los discursos más ácidos contra el Gobierno acusándole de «chantaje» y tildando la treta parlamentaria de «fraude» en el proceso legislativo.

Ante la fuerte contestación parlamentaria, Carolina Darias ha insistido en el carácter «estrictamente temporal» de la medida durante su intervención en la Cámara Baja a última hora de este martes, aunque no ha avanzado una fecha aproximada para eliminar la controvertida iniciativa. La norma establece que las mascarillas volverán a ser obligatorias en exteriores para todas las personas de seis años en adelante con contadas excepciones, como puede ser durante la práctica de deporte individual o actividad física en el exterior o en entornos naturales donde se pueda garantizar la distancia de seguridad.

El trágala del Gobierno ha consistido en incluir en el mismo decreto sendas disposiciones por las que se faculta a profesionales de medicina o enfermería jubilados pero contratados en centros públicos o privados a compatibilizar su empleo con su pensión durante todo el año, así como la actualización del IPC de las pensiones no contributivas, mínimas o de viudedad.

Te puede interesar

Comentar ()