España ENTREVISTA | ÁNGEL CEÑA, CANDIDATO DE SORIA ¡YA! A LAS ELECCIONES DE CASTILLA Y LEÓN

"No sé si Vox querrá pactar con nosotros. Han pasado de ignorarnos a insultarnos"

El líder soriano señala que el partido de Santiago Abascal no ha apoyado ninguna propuesta de Teruel Existe-España Vaciada en el Congreso, por lo que duda de su disponibilidad para dialogar | De cambiar de opinión, le pondrán "una línea roja": el respeto de "los derechos reconocidos en la Constitución y en la Carta de Derechos Humanos de la ONU"

Ángel Ceña, candidato y cabeza de lista de la agrupación de electores Soria ¡Ya!

Ángel Ceña, candidato y cabeza de lista de la agrupación de electores Soria ¡Ya! Soria ¡Ya!

A falta de unas horas para que concluya la campaña en Castilla y León, Soria ¡Ya! afronta el reto electoral «con ilusión». Durante dos semanas, la plataforma soriana de España Vaciada ha recorrido «los pueblos» de la provincia, apostando por una estrategia diferente y en concordancia con el combate a la despoblación. De hablar menos y de «escuchar más» a la gente.

Durante esa quincena, Ángel Ceña (1967, Soria) ha integrado la expedición. Un recorrido que esta noche, a las 20:00 horas, concluye en la capital, en la Plaza de San Clemente. Aunque la plataforma carece de liderazgos -por su carácter asambleario- y sólo la componen portavoces, Ceña ha sido el elegido para encabezar la lista. Es licenciado en Derecho e Historia por la Universidad de Valladolid y, hasta ahora, ejerce como inspector de transportes en la provincia de Soria.

En una conversación con El Independiente, previa a la jornada de reflexión, destaca que «las encuestas son favorables» y que la acogida en la calle es buena. No obstante, prefiere optar por un perfil discreto y aguardar al domingo para hacer valoraciones más detalladas. Cuando el resultado sea oficial.

Lo cierto es que buscan aglomerar el descontento de toda una provincia; movilizar a todo el censo por un bien común y superior a las ideologías. El objetivo son los cinco escaños que reparte la circunscripción, un máximo que serviría para influir y hacer «que se cumplan las medidas prometidas» durante casi cuatro décadas. No para prosperar, que también, sino para sobrevivir.

Pregunta. – ¿Cómo os ha afectado internamente el adelanto electoral?

Respuesta. – Hemos tenido que acelerar los trámites y trabajar mucho y, aun así, no nos ha dado tiempo a prepararnos bien. Después de años deshojando la margarita y meditando si nos presentábamos o no, el mismo día que convocamos una rueda de prensa para anunciar nuestra disposición a concurrir en las siguientes elecciones, Mañueco nos contraprogramó. Sospechábamos un adelanto, pero lo preveíamos para primavera. Nos ha sorprendido la gente, su respaldo ha sido muy positivo. En la plataforma decíamos ‘ya verás para recoger firmas en Navidad’, pero fue facilísimo. Hasta tal punto que en tres horas ya las teníamos.

P. – Era esencial conseguir la firma del 1% del censo electoral de Soria para constituirse y presentarse como agrupación de electores. ¿Por qué habéis elegido este modelo de candidatura?

R. – Nos daba cierto pudor converger hacia un partido político después de 21 años de movimiento social, de actividad en la calle criticando y quejándonos de las formaciones. A diferencia de los partidos, la agrupación electoral es más de la ciudadanía, y nos interesa ser parte de ella. Por eso hemos optado por esta fórmula, aunque es más complicada jurídica, administrativa y económicamente.

P. – Es una herramienta compleja, y, además, sólo es válida para un tiempo determinado. Sólo para unas elecciones.

R. – Si dentro de tres meses Mañueco o Tudanca no consiguen formar gobierno y hay que repetir las elecciones tendríamos que volver a recoger firmas y a reiniciar el proceso.

P. – De ser así, ¿no os replantearíais acudir con el resto de partidos o plataformas de España Vaciada en una lista única y regional?

R. – Como dice el refrán: ‘cuando llegue a ese río cruzaré ese puente’. De momento, no nos lo hemos planteado. Bastante tenemos encima ahora.

P. – ¿Esa ‘independencia’ de España Vaciada, el no llevar sus siglas, es por falta de confianza hacia el proyecto?

R. – Para nada. De hecho Soria ¡Ya! es cofundadora. Simplemente creímos que por nuestra historia de activismo era más lógico presentarnos así. Quien lleva la etiqueta ‘España Vaciada’ es porque ha nacido ligado a ella.

La modalidad de agrupación de electores es compleja. Si se repiten las elecciones tendremos que reiniciar el proceso»

P. – Al no ser partido político, no tenéis derecho a financiación. Para desarrollar esta campaña os habéis apoyado en un modelo de donaciones. ¿Ha cumplido con las expectativas?

R. – No es que tengamos un gran capital, sólo algunos beneficios de venta de lotería. Pero lo cierto es que ha funcionado bastante bien. Nosotros estamos haciendo una campaña low cost, no estamos gastando grandes cantidades de dinero. Ni pagamos encuestas, ni nada de eso. Lo que más coste ha supuesto ha sido el envío de la propaganda y de las papeletas a los domicilios. Por lo demás, todo muy sencillo; yendo pueblo a pueblo.

P. – Desde la agrupación revindicáis la larga trayectoria de calle, pero, ¿os véis preparados para la dinámica política y parlamentaria?

R. – No nos engañemos, un movimiento social también hace política. Entonces, afrontamos esto como una reivindicación más y lo que queremos es estar dentro para que nuestra voz se tenga en cuenta.

P. – Se compara a Soria ¡Ya! con otros partidos localistas como Por Ávila o la Unión del Pueblo Leonés. ¿Os sentís identificados de algún modo con ellos?

R. – No tienen nada que ver con nosotros. Por Ávila es una escisión del PP, no es una plataforma de la España Vaciada. Y la UPL es un partido que lleva apoyando los gobiernos de Castilla y León desde 1987. Eso sumado a que, entre sus demandas, lleva el leonesismo, la ruptura de esta comunidad autónoma. Respetamos las ideas de cada uno, pero no nos pueden comparar con ellos. Tampoco nos veo como localistas. Llevamos una iniciativa de vertebrar el territorio correctamente, porque el problema de la despoblación está en toda Castilla y León. En el 70% del territorio. Pedimos que se reequilibre Castilla y León y España.

Mañueco nos ha tachado de Bildu-etarras y comparado con ERC. En Soria esas declaraciones nos dan risa

P. – ‘Localistas’ es el término que usa Fernández Mañueco para referirse a vosotros. Incluso dice que dañan la comunidad.

R. – Ha llegado a acusarnos de ser como Esquerra Republicana. Otras veces nos ha llamado Bildu-etarras. Es sorprendente. No lo hace desde el desconocimiento. Lleva en la política de esta CCAA varios decenios. Sabe lo que es Soria ¡Ya! y sabe que eso es falso. Lo dice por alentar un voto de castigo hacia nosotros que no entiendo muy bien. Nosotros respetamos la Constitución, el Estatuto de Autonomía, no venimos a romper nada. Solo a ejerce el derecho de participar en unas elecciones. En Soria las declaraciones de Mañueco causan risa, porque nos conocen desde hace 20 años.

P. – Las encuestas garantizan vuestra presencia en las Cortes. Y puede que la configuración del próximo gobierno pase por vuestra mano. ¿A qué bloque y representante os véis dando la investidura?

R. – Estamos expectantes de la aritmética electoral. También de qué partes de nuestro programa están dispuestos a cumplir. No nos decantamos hacia ninguno de los bloques, y es absurdo hablar de esto antes del día 14. Lo que queremos es un pacto de investidura acorde con nuestros intereses y reclamaciones. Y es curioso que la mayoría las llevan en sus programas PP y PSOE. Lo qué queremos es que las cumplan, porque también las llevaban en 2019 y no lo han hecho. No hay que hacer declaraciones genéricas, queremos que se vaya a lo concreto.

Habrá que tener mucho cuidado de con quién pactamos. Estamos hartos de palabras y promesas»

P. – ¿Qué medida es la más urgente para Soria?

R. – No hay una medida estrella. Pero, el tema que más nos demanda la gente cuando hablamos con ella es la Sanidad; que se preste de una forma digna. Si no es de calidad, la gente se va de los pueblos y de las ciudades. Y, ahora mismo, en Soria se presta muy deficientemente.

P. – Quien parece mejor postulado para reeditar gobierno es el PP. ¿Es factible negociar la investidura con el partido que ha omitido, según decís, durante décadas las necesidades de Soria y que ha hecho que hoy estéis participando en las elecciones?

R. – Habrá que tener mucho cuidado de con quién pactamos. Lo importante es que aquí, en Soria, lo que ha sucedido durante muchos años es que nos han llenado de promesas. De palabras y promesas. Y estamos hartos.

P. – Precisamente por eso, las promesas han llegado desde la Junta, gobernada por el PP. Reprocháis que ni Juan Vicente Herrera ni, desde 2019, Mañueco han cumplido los compromisos. Entonces, indirectamente, al demandar un cambio, estáis apostando por el PSOE. ¿Es así?

R. – Nos es indiferente si es el señor Mañueco o el señor Tudanca quien finalmente gobierna, lo que queremos es que nuestras reivindicaciones se cumplan. Para hacerlo habrá que encontrar el mecanismo vinculante para comprometernos. Lo que si que es evidente es que nosotros sólo no vamos a ser decisivos.

P. – En caso de que Mañueco mantenga la presidencia, previsiblemente será en un lote con Vox. Hay sondeos que los dejan al borde de la mayoría absoluta. ¿Ustedes se sentarían a negociar con el partido de Santiago Abascal?

R. – Yo no sé si Vox querrá pactar con nosotros. Todas las propuestas que ha hecho la España Vaciada y Teruel Existe en Congreso de los Diputados, como la moción para un pacto contra la despoblación estatal, el único partido que se abstuvo fue Vox. El resto del parlamento votó a favor. Vox a pasado de ignorarnos, a insultarnos. Y de manera bastante grave. Hace nada Abascal u Ortega-Smith [no lo recuerda] dijo que estaba en contra de la ayudas al funcionamiento de las empresas de Soria, Cuenca y Teruel concedidas por su problema de despoblación. Y las ha autorizado la UE. En campaña electoral los partidos dicen una cosa y luego hacen otra, entonces no sabemos si luego cambiarán de opinión.

Si negociamos, no vamos a cambiar derechos humanos por servicios e infraestructuras»

P. – Si es así, ¿hablarían con Vox o tienen alguna línea roja?

R. – En principio sólo tenemos una línea roja para pactar con cualquier formación: tiene que respetar los derechos reconocidos en la Constitución y en la Carta de Derechos Humanos de la ONU.

P. – Entiendo, pues, que vetan a Vox, porque su programa integra medidas que chocan con los derechos de la mujer, el colectivo LGTBI o los inmigrantes, por ejemplo.

R. – En una democracia, la defensa de los derechos debería ser un pilar fundamental, una base de la que partir. No vamos a cambiar derechos humanos por servicios e infraestructuras. Es lo único que puedo decir.

P. – PP y Vox afirman que sois una herramienta creada por el PSOE. ¿Es así?

R. – A finales de noviembre de 2021, por ejemplo, celebramos una manifestación muy numerosa contra el gobierno de Sánchez por la fiscalidad diferenciada. Es absurdo, es una manera de demonizar y de etiquetarnos. Parece que en este país hay que etiquetarlo todo. Y cuando encuentran algo que es difícil de catalogar, les molesta.

P. – Quizá temen perder votos a vuestro favor. ¿Os consta que incidís más en el votante conservador?

R. – El único que ha publicado datos algo ‘analizables’ desde el punto de vista de la estadística es el CIS. Dentro de un espectro izquierda-derecha, donde cero y diez son los extremos, donde más votos obtenemos es en el centro derecha y del centro izquierda. Quizá algo más del centro izquierda, pero generalmente de todos los ámbitos. Probablemente por eso nos atacan.

P. – ¿Puede morir de éxito el proyecto si no se consigue nada? No sería el primero que nace y desaparece en un corto plazo.

R. – Podremos, o no, ser determinantes. Serlo sería lo ideal. Pero si no, igualmente estaremos en las Cortes y podremos hacer control parlamentario del Gobierno, intervenir en las comisiones donde se redactan las leyes… Estar allí ya garantiza que nuestra voz se oiga. Eso no da lugar a dudas.

No me parece tan disparatado que ex de Cs integren España Vaciada Valladolid. Es legítimo cambiar de opnión.

P. – ¿Y por gente que utilice España Vaciada como trampolín para vivir de la política? Hay polémica por la candidatura de Valladolid, integrada por varios ex militantes de Cs

R. – En Soria ¡Ya! no puede formar parte nadie que haya sido cargo público o haya estado afiliado a un partido político en los últimos cinco años. Ese problema, nosotros no lo tenemos. En cuanto al resto de listas de España Vaciada, es perfectamente legítimo cambiar de opinión. Cuando han entrado aquí, se han comprometido con los principios que propone la coordinadora. Entonces, no me parece tan disparatado.

P – ¿Por qué considera que se está implicando tanto en campaña el líder de Teruel Existe Tomás Guitarte? ¿Por temor de que no logren representación o porque sabe que es un momento importante para el despegue a nivel nacional de España Vaciada?

R. – Por un motivo que la gente parece que no entiende: el problema de la despoblación no es sólo de Castilla y León, es de toda España. Soria es la que está peor, con 8,6 habitantes por kilómetro cuadrado. Pero Teruel tiene diez y Cuenca doce y medio. Y hay muchas otras zonas afectadas. Hay que aplicar medidas comunes, de reequilibrio territorial. Es un momento importante y por eso se está implicando en la campaña. Además, nosotros también fuimos a Teruel en las elecciones de noviembre de 2019. Nos parece muy bien que venga a devolvernos el favor.

Te puede interesar

Comentar ()