España

Moncloa no moverá ficha en Castilla y León pero amaga con ir al TC si se vulneran derechos

El Gobierno estará "muy atento a que no exista ni un retroceso en materia de libertades", dice Isabel Rodríguez en caso de un pacto del PP con Vox

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa tras el consejo de ministros.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa tras el consejo de ministros. EFE

El tsunami de las elecciones en Castilla y León del pasado domingo ha llegado hasta la mesa de las ruedas de prensa del Consejo de Ministros, donde la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, directamente interpelada respecto a la posibilidad de una abstención socialista que evite al PP quedar en manos de Vox, ha replicado que «estas elecciones no tocaban y, por tanto, quien las convocó es quien tiene que gestionar» la situación.

En todo caso, el Gobierno estará «muy atento a que no exista ni un retroceso en materia de derechos y libertades, sobre todo de las mujeres. Actuaremos con contundencia. Eso no puede ser moneda da cambio en la conformación de ningún gobierno». La idea es llegar incluso al Tribunal Constitucional si se entendiese que se vulneran derechos fundamentales, indican fuentes del Gobierno.

Y si de estas autonómicas cabe hacer alguna lectura en clave nacional, ha replicado que la gestión del Gobierno «se valorará cuando se convoquen elecciones generales, que todavía queda. Si somos capaces de modernizar este país, contaremos con el apoyo mayoritario cuando toque».

Interrogada también la ministra de Igualdad, Irene Montero, al respecto, habida cuenta que una de las primeras exigencias de Vox en Castilla y León, a cambio de sus votos para la investidura de Alfonso Fernández Mañueco, ha sido la derogación de la Ley de Violencia de Género, ha defendido que «la mejor forma de frenar a los antidemócratas, a la extrema derecha y a la derecha que compra las políticas contrarias a las mujeres y al colectivo LGTBi, es hacer políticas valientes». «No hay mejor cordón sanitario para los que quieren destruir la democracia es hacer políticas valientes», ha insistido la ministra.

El Gobierno vuelve a dar largas a la reunión de la mesa de diálogo con la Generalitat

Por otro lado, y sobre la apelación a la valentía que ha lanzado el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, para abordar la mesa de diálogo bilateral, esgrime Rodríguez que el diálogo «se practica en este Gobierno con determinación, no se necesita esa valentía que nos reclaman, sino que lo hacemos por convicción». En todo caso, ha matizado, lo importante, la prioridad del Ejecutivo, es «gestionar el tiempo en aquello que más nos importa a los españoles y catalanes, esto es la salud», sin poner fecha a una nueva reunión de esa mesa.

En cambio, ha adelantado que este viernes, en la comisión de transferencias con la Generalitat se crearán tres grupos de trabajo que abordarán cuestiones referidas a becas, justicia, infraestructuras e ingreso mínimo vital, entre otras.

Además, el Consejo, que ya vio el anteproyecto de Ley de Seguridad Nacional en primera lectura, le ha dado este martes luz verde. Es una modificación muy puntual de la ley de 2015 sobre recursos estratégicos en situación de crisis, que aún esta pendiente, y se refiere a recursos tantos materiales como humanos. Se permite al Consejo de Seguridad Nacional activar esos recursos para actuar de forma inmediata, crea una red de comunicación y se eleva el rango legal de reserva estratégica para reducir la dependencia de nuestro país en recursos de primera necesidad o de carácter estratégico.

Iceta ha presentado la nueva Ley del Cine

Por su parte, el titular de Cultura, Miquel Iceta, ha presentado la nueva Ley del Cine, todavía en fase de anteproyecto. «Hablamos de cultura, de industria, de marca España, de estar en el mundo», ha dicho el ministro. Es un plan integral que abordará todas las fases de la producción cinematográfica, incluida la exhibición y las salas, «con especial mención a las lenguas cooficiales».

Se trata de una industria «que genera empleo» frente a los intentos de «minimizarlo con un sector de cuatro subvencionados. Nada más lejos de la verdad, es una actividad que tiene que ver con nuestra cultura y con nuestro patrimonio» y para terminar con un exhorto: «la cultura es segura, nos hace más sabios y más felices».

Moncloa ha decidido volver a reunir dos veces por semana el Consejo e Ministros

Por su parte, la titular de Igualdad, Irene Montero, que ha presentado el reparto de 307 millones de euros en transferencias a las Comunidades para la lucha contra la violencia de género y el Plan Corresponsables de cuidados.

Hay otra inversión sobre movilidad para Cataluña para el de soterramiento de un tramo de cercanías por 387 millones de euros, que elimina, además, dos pasos a nivel y moderniza la infraestructura.

El Consejo de Ministros se volverá a reunir este viernes así como el primer viernes de marzo, citas que se sumarán a las habituales de los martes para dar salida a la ingente actividad legislativa, plan normativo y compromisos con Bruselas, según explican en Moncloa. Sin embargo, la decisión tiene mucho que ver con los malos resultados electorales de los partidos de la coalición que intenta disfrazar los mismos incrementando la sensación de actividad gubernamental.

Te puede interesar

Comentar ()