España

Génova ordenó "silenciar" los móviles de los barones del PP para evitar filtraciones

Núñez Feijóo entre una nube de periodistas a su llegada a la sede del PP

Núñez Feijóo entre una nube de periodistas a su llegada a la sede del PP EFE

La del miércoles por la noche en Génova fue una reunión larga de más de cuatro horas donde no faltaron momentos de tensión, pero tampoco se produjo la sangría que no pocos vaticinaban. En todo caso se trató de una cita histórica para el primer partido de la oposición que reunía bajo el mismo techo al todavía líder del PP, Pablo Casado, y a sus lugartenientes territoriales, entre ellos, el que le sucederá en el cargo salvo sorpresa, el gallego Alberto Nuñez Feijóo.

En definitiva, era tanto y tan importante lo que allí se dirimía, que con la reunión ya arrancada y las primeras intervenciones, una persona colaboradora de Casado irrumpió en la cita para criticar que se estaban produciendo filtraciones periodísticas y había que dejar los teléfonos móviles de inmediato, según ha podido saber El Independiente. Ante la denuncia y el malestar de Génova, «dejamos a un lado los teléfonos de modo que no pudimos ni responder a llamadas ni a mensajes» durante ese tiempo salvo en un brevísimo receso, dice uno de los presentes en la reunión.

Muchos de los asistentes no terminaban de entender el objeto de la convocatoria

No fue la mejor manera de arrancar un encuentro destinado a pactar las condiciones de la rendición de Casado. Tampoco que empezara con más de una hora de retraso sobre el horario previsto dado que estuvo precedida de un encuentro a solas entre el líder del PP y el presidente de la Xunta. Los ánimos estaban caldeados.

De hecho, muchos de los asistentes no terminaban de entender el objeto de una convocatoria considerada innecesaria y que les obligó a hacer malabares para poder asistir. En un principio se convocó a las 5 de la tarde, pero tanto el andaluz Juan Manuel Moreno como el murciano Fernando López Miras tenían sesión en sus respectivas cámaras autonómicas y no podían llegar antes.

La agenda se les complicaba aún más porque varios de ellos tenían vuelo este jueves para volar a La Palma donde se iba a celebrar la XXVI Conferencia de Presidentes, que arrancaba hoy con un acto en homenaje a los afectados por al erupción del volcán de Cumbre Vieja al que iban a asistir también los Reyes. La conferencia en sí iba a tener lugar este viernes pero se ha cancelado por la invasión rusa de Ucrania.

Te puede interesar

Comentar ()