España

Feijóo no desvelará los integrantes de su equipo hasta el congreso del PP

El futuro presidente 'popular' cerrará la lista de la nueva Dirección uno o dos días antes del cónclave de Sevilla

El presidente de la Xunta de Galicia y precandidato a la presidencia del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, interviene en un encuentro de afiliados en Madrid. EP

El primer gran acto público del PP, previo al XX Congreso Nacional Extraordinario de Sevilla, ha estado marcado por la presencia de rostros de la vieja guardia de Mariano Rajoy. En la intervención de Cuca Gamarra en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el Hotel Mandarín Oriental Ritz, personalidades como los exministros de Trabajo Fátima Báñez y de Sanidad Alfonso Alonso, ahora fuera de la política, se han dejado ver. Y, junto a ellos, el exvicesecretario de Organización y Electoral Carlos Floriano, el exportavoz parlamentario Rafael Hernando y el vicepresidente segundo del Senado Pio García-Escudero. Todos ellos, hospedados en la cámara alta.

Con todo, y pese a las estimaciones de quién podría componer la nueva Dirección, caso de Fátima Báñez, que empieza a ganar posicionamiento por su amistad con el presidente de Andalucía Juanma Moreno -uno de los principales valedores de Feijóo-, lo cierto es que el todavía presidente de la Xunta sigue cerrado en banda. No suelta prenda a nadie. Únicamente a su círculo más íntimo, que recalca su faceta hermética.

Según ha podido conocer El Independiente, Alberto Núñez Feijóo está sondeando y contactando por teléfono a varias personas, y sigue meditando los perfiles que compondrán la nueva Dirección popular. Fuentes del partido, señalan que ésta no quedará cerrada hasta uno o dos días antes del cónclave del PP, y será, entonces, cuando el nuevo líder los dé a conocer. Eso sí, sólo anunciará las incorporaciones más relevantes; y habrá nuevas en las siguientes semanas del congreso.

Pese a no descartar ni precisar, por desconocimiento, qué personas podrían conformar la próxima cúpula en Génova, lo que sí expresan desde las filas populares es que, el equipo lo será de gobierno. Es decir, todos los nombres que entren en escena, tendrán el carácter de ‘Gobierno en la sombra’, y serán quienes, de ganar las próximas elecciones generales, asuman las diversas carteras ministeriales.

No obstante, el PP no descarta que, a las puertas del congreso, fijado para los días 1 y 2 de abril, pueda filtrarse alguno de los nombramientos. Lo que está claro es que la coordinadora general en funciones Gamarra y el presidente designado para el Comité de Organización del Congreso (COC), Esteban González Pons, tendrán un papel relevante en el nuevo organigrama.

En el FIBES, el Palacio de Congresos de Sevilla, Feijóo inaugurará su etapa y tomará las riendas de la formación con un discurso grandilocuente, pero sosegado, sin incidir demasiado en las críticas al Ejecutivo, como viene haciendo desde el inicio de la campaña de primarias en Valencia. Mandará un mensaje de unidad y de proyecto de futuro, para comenzar el camino de retorno hacia La Moncloa.

Vuelta a la escena

Tanto el evento en el Ritz para marcar el rumbo ideológico y de gestión que adoptará el PP después del ‘reinicio’, como el acto celebrado con Isabel Díaz Ayuso y el PP madrileño en Novotel Madrid Center, ha destacado por tener a antiguos escuderos del expresidente Rajoy al pie del cañón y en primera fila. Al margen de García-Escudero, que preside el partido regional, al mitin vespertino también han acudido Hernando y Floriano, que han ocupado las primeras bancadas. Retornando, así, al primer plano mediático.

Respecto a los exministros Alonso y Báñez, el vasco, que ejerció Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, es quien ha retornado de manera más brusca. Abandonó la presidencia del PP de País Vasco y la vida política en 2020 por diferencias con Pablo Casado y Teodoro García Egea por la imposición de listas conjuntas con Cs. Ese año fichó por la consultora Acento, creada por el socialista José Blanco, y desde entonces ha mantenido una actitud muy discreta. No obstante, desde que saltó la crisis en el seno del partido y se fueron sumando las voces discrepantes con la cúpula, ha incrementado el número de apariciones públicas. Entre otras, para pedir la celebración de un congreso popular vasco.

Báñez, por su parte, que en la actualidad preside la Fundación CEOE, fue una de las voces críticas con Pablo Casado por el rechazo a la validación de la reforma laboral del Gobierno pactada con los agentes sociales. Y apoyó la decisión de Ciudadanos (Cs) e Inés Arrimadas de darle luz verde. Su presencia en el Foro Europa, al margen de la representación institucional de la patronal, puede entenderse como un restablecimiento de la sintonía con las siglas.

Te puede interesar

Comentar ()