España

El Gobierno admitió en 2020 que la seguridad del móvil de Sánchez dependía de La Moncloa y no del CNI

La respuesta del Ejecutivo a una pregunta de Vox desmonta la versión con la que el presidente ha justificado la destitución de la jefa de los espías: fallo de seguridad | El departamento responsable dependía de Bolaños cuando ocurrieron los ataques

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta semana en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta semana en el Congreso. EP

El Ejecutivo reconoció meses antes de que infectaran con el programa espía Pegasus los móviles de Pedro Sánchez, Margarita Robles (Defensa) y Fernando Grande-Marlaska (Interior) que la seguridad integral del presidente del Gobierno -incluidas las comunicaciones- «depende del Departamento de Seguridad» de La Moncloa y no del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

La respuesta a una pregunta escrita del grupo de Vox en el Congreso -fechada el 21 de septiembre de 2020- desmonta la versión con la que el propio Sánchez ha justificado en sede parlamentaria la destitución de Paz Esteban como directora del CNI, organismo que volvió a adscribirse nuevamente al Ministerio de Defensa tras la llegada del PSOE al poder en junio de 2018. En la etapa del PP dependía de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

En su iniciativa, Vox quería que el Gobierno le concretara en qué consiste el ‘rastreo de redes’ por parte de miembros del dispositivo de seguridad del presidente del Gobierno, a qué unidad pertenecen los encargados de ‘rastrear las redes’ y si participa personal del CNI en dicho operativo. La respuesta es clarificadora: «La seguridad integral (física o comunicaciones, entre otras) del presidente del Gobierno depende del Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno, tanto en el complejo de la Moncloa como en cualquier de sus desplazamientos. En el dispositivo de seguridad del presidente del Gobierno no participan miembros del Centro Nacional de Inteligencia».

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Como informó El Independiente el mismo día que el Ejecutivo anunció que había presentado una denuncia ante la Audiencia Nacional al haber constatado el Centro Criptológico Nacional (CCN) -dependiente del CNI- que los terminales móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles habían sido atacados con Pegasus, es el Departamento de Seguridad de la Presidencia del Gobierno el que se encarga directamente de proteger al jefe del Ejecutivo. Esa función incluye la vigilancia de los terminales móviles tanto del presidente como de todos los ministros.

Dicho departamento de seguridad está adscrito a la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno, puesto que ocupaba Félix Bolaños -hoy ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática- cuando tuvo lugar la intrusión a los móviles de Sánchez y de los titulares de Defensa e Interior: mayo y junio de 2021, en plena crisis diplomática con Marruecos. Bolaños relevó a Carmen Calvo el 12 de julio del pasado año.

Detalle de las funciones asignadas al Departamento de Seguridad de la Presidencia del Gobierno.

Según se detalla en el real decreto por el que se reestructuró la Presidencia del Gobierno tras el nombramiento el verano pasado de Óscar López (sustituto de Bolaños en la secretaría general), Interior «proveerá de la infraestructura y medios precisos para el desarrollo de su función» a dicho departamento, al que corresponde la dirección operativa de los servicios que se le encomienden.

Bolaños gana el pulso a Robles

En las dos últimas semanas han venido librando un pulso en la sombra los titulares de Presidencia y Defensa a cuenta de quién es la responsabilidad por la brecha de seguridad que se ha conocido casi un año después. Esa pugna la ha ganado esta semana Félix Bolaños, al aprobarse la destitución de Paz Esteban -a la que había defendido públicamente Robles- como máxima responsable de los espías.

La pasada semana, durante su comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso, Margarita Robles apuntó -sin nombrarlo- la responsabilidad de Bolaños. «¿De quién depende la seguridad de los móviles del presidente? Todo está en las normas, todo está en la ley. Es lo que pasa en democracia. Dediquen un minuto de tiempo a leerlo, instó a los parlamentarios en alusión al real decreto antes citado.

Lejos de dimitir por sentirse desautorizada, la ministra de Defensa se ha mostrado «absolutamente encantada» con la llegada a la dirección del CNI de  Esperanza Casteleiro, su actual número dos como secretaria de Estado de Defensa. Ella habría impuesto esta designación a cambio de aceptar la defenestración de Esteban, a la que ella mismo nombró en febrero de 2020.

Te puede interesar

Comentar ()