España

Interior indigna a sindicatos policiales al querer dar medalla a 10 mandos jubilados: "Es una burla a la justicia"

La Audiencia Nacional ya revocó las recompensas a seis comisarios principales y un comisario a los que la Policía pretende volver a distinguir ahora | La CEP y la UFP anuncian que volverán a recurrirlo en los tribunales si el ministerio sigue adelante

Grande-Marlaska junto a su 'número dos', Rafael Pérez, y el director general de la Policía, Pardo Piqueras.

Grande-Marlaska junto a su 'número dos', Rafael Pérez, y el director general de la Policía, Pardo Piqueras. EP

La Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP) han anunciado su intención de acudir nuevamente a los tribunales si el Ministerio del Interior continúa adelante con la idea de conceder una medalla a nueve comisarios principales y un comisario jubilados, después de que la justicia ya se pronunciara y revocara las condecoraciones otorgadas a siete de ellos con incremento vitalicio de pensión.

Como ha adelantado El Confidencial, la Dirección General de la Policía convocó este miércoles a los representantes de las cinco organizaciones sindicales representativas a una reunión para exponerles las distinciones que pretende otorgar con motivo de la celebración del patrón del Cuerpo (los ángeles custodios) el próximo 2 de octubre, como es costumbre.

En concreto, la Dirección Adjunta Operativa (DAO) quiere reconocer a los comisarios principales Francisco López Canedo, Eloy Quirós Álvarez, Héctor Moreno García, Francisco Rodríguez López, José María Moreno Moreno, Francisco Javier Migueláñez Valero, Jorge Zurita Bayona, José Moisés Pérez Conejo y José Antonio Pérez Martínez y al comisario Manuel Pérez Méndez, todos jubilados entre el 6 de agosto de 2020 y el 16 de noviembre de 2021. Alguno de ellos ejerce hoy en la empresa privada.

Interior ya concedió la medalla de plata al mérito policial a López Canedo, Quirós Álvarez (ex comisario general de Policía Judicial), Páez Méndez, Moreno García, Rodríguez López, Migueláñez Valero (ex jefe de la Unidad de Asuntos Internos) y Moreno Moreno con motivo de su jubilación, pero la Audiencia Nacional dio la razón a los sindicatos que las habían recurrido y las anuló. Además, condenó a la Administración al pago de las costas procesales.

Los jueces esgrimieron motivos tanto de forma como de fondo para fundamentar su decisión: ni se habían justificado las razones ni se habían detallado en los expedientes los méritos que exige la ley para ser merecedores de dicha distinción y que se había hurtado a los representantes sindicales el derecho a formular alegaciones. Tampoco pasaron por alto que la motivación de que la recompensa se otorgaba «por la trayectoria profesional» no se prevé en la norma que regula las condecoraciones policiales, como razonó el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo 11 en el fundamento octavo de la sentencia dictada el pasado 10 de mayo.

Méritos «extraordinarios»

Para ser merecedor de la cruz de plata al mérito policial como las otorgadas a los citados mandos, que conlleva una pensión vitalicia equivalente al 15 % del sueldo base, la ley establece que el funcionario debe haber resultado muerto o herido en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor, ni por imprudencia, impericia o accidente; dirigir o realizar algún servicio de trascendental importancia, que redunde en prestigio de la corporación, poniendo de manifiesto excepcionales cualidades de patriotismo, lealtad o abnegación; tener una actuación ejemplar y extraordinaria, destacando por su valor, capacidad o eficacia reiterada en el cumplimiento de importantes servicios, con prestigio del Cuerpo, o realizar hechos análogos que merezcan esta recompensa por implicar méritos de carácter extraordinario.

Lejos de renunciar tras el doble revés judicial, la Dirección General de la Policía ha dado los primeros pasos para tratar de recompensar a los comisarios a los que la justicia les retiró la recompensa. De un lado, ha citado a los sindicatos para que estos puedan intervenir en el procedimiento, en cumplimiento de lo que dispone la resolución que establece los criterios y el procedimiento a seguir a la hora de otorgar las condecoraciones.

Los representantes de los agentes tienen derecho a participar en dos fases concretas del procedimiento. Así, una vez elaboradas las propuestas disponen de un plazo para formular alegaciones y, cuando se adopta la decisión de tramitar las propuestas, se les da la posibilidad de elevar sus proposiciones al Consejo de Policía antes de que éstas sean firmes y se publiquen en la orden general.

La justicia ya revocó la concesión de medallas pensionadas a 7 de los 10 mandos que Interior pretende ahora recompensar

De otro lado, la Dirección General motivará la concesión de la medalla por «hecho concreto» y no por «trayectoria», con lo que teóricamente sortearía los reproches de la justicia. Lo que no ha detallado aún es qué tipo de condecoración tiene previsto concederles, si las que acarrean aumento de pensión (oro, plata y roja, en distinta proporción) o las de tipo honorífica.

La intención de Interior de premiar a comisarios que ya no sirven en el Cuerpo ha indignado a sindicatos policiales. «Después de ver cómo la Justicia te tumba dos veces las medallas pensionadas a mandos jubilados, volver a la carga es provocador y escandaloso. Civiles que ya no están en el Cuerpo desde hace incluso dos años. Nos veremos otra vez en los juzgados, Dirección General de la Policía. No hay dos sin tres…», ha expresado en un tuit la CEP, uno de los sindicatos que lograron tumbar la concesión de las medallas a Héctor Moreno, Francisco Rodríguez, Francisco Javier Migueláñez y José María Moreno.

En una circular interna, esta organización califica la idea de «despropósito» e interpreta que es una «ofensa» a miles de policías que verdaderamente exponen sus vidas en la calle, el espíritu de la ley franquista que regula el otorgamiento de estas recompensas. «Cuando cada año estamos luchando para que intervenciones de riesgo no se queden sin reconocimiento, nos encontramos con este sistema de «premio selectivo» -porque, ojo, sólo se propone para medalla a determinados mandos de la escala superior, que para todo hay clases- que hay que desterrar ya de este Cuerpo», declara.

Una «injusticia total»

La UFP, otro de los sindicatos que se ha enfrentado en los tribunales a la Dirección General a cuenta del otorgamiento de las medallas a los comisarios jubilados, también ha mostrado su indignación con el nuevo intento de premiar a estos mandos. «Es una burla a la justicia después de que los juzgados ya hayan dicho que no reúnen las condiciones. Y que venga de un ministerio cuyo titular es juez [en alusión a Grande-Marlaska]…», critica el portavoz, José María Benito. Y añade: «Cuántos policías son mucho más merecedores de esas medallas y se les está hurtando esa posibilidad para dárselas a personas ya jubiladas. Es una injusticia total».

Además de los seis comisarios principales y al comisario a los que ya se les ha había dado la condecoración antes de que las revocara la justicia, el Ministerio del Interior quiere premiar a otros tres mandos ya jubilados. Se trata de los últimos jefes superiores de la Comunidad Valenciana (Jorge Zurita), País Vasco (José Moisés Pérez Cornejo) y Andalucía Occidental (José Antonio Pérez Martínez), quienes cumplieron los 65 años entre el 12 de octubre y el 16 de noviembre de 2021.

Fuentes sindicales han indicado a este diario que, durante la reunión celebrada este miércoles, se autopropuso también para recibir alguna distinción el inspector jefe en servicio José María Fernández Egea por el trabajo llevado a cabo durante la pandemia. De salir adelante, sería previsiblemente una cruz con distintivo rojo, que lleva anejo un aumento de la pensión equivalente al 10 % del sueldo.

Por trayectoria, la Dirección General de la Policía propone reconocer con medalla blanca -no pensionada- a dos inspectores jefes (Juan José A. A. y Marisol M. M.), dos inspectores (José Domingo V. R. y Juan Miguel P. C.), dos subinspectores (Pedro Óscar S. C. y Sonia María P. G.), un oficial (Francisco Javier O. P.) y cuatro policías: David T. C., Mónica A. G., Francisco Javier M. U. y Lorena G. M.

Te puede interesar

Comentar ()