España Debate de las enmiendas a la totalidad

El PP advierte al Gobierno de que los Presupuestos son "irreales" y llevan a la recesión

Los populares apuntan a que no responden a las necesidades de los españoles, de los autónomos o del tejido empresarial | Los califican de salvavidas electoral para Sánchez "que pagaremos a la larga"

La portavoz parlamentaria y secretaria general del PP, Cuca Gamarra, interviene en el debate de enmiendas a la totalidad de los Presupuestos en el Congreso de los Diputados

La portavoz parlamentaria y secretaria general del PP, Cuca Gamarra, interviene en el debate de enmiendas a la totalidad de los Presupuestos en el Congreso de los Diputados EFE

De mayor a menor, los partidos que han presentado enmiendas a la totalidad a los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso de los Diputados, intervendrán desde la tribuna de oradores para explicar sus motivos. Son las formaciones integrantes del bloque de derecha quienes han acudido a esta herramienta: desde los disputados no adscritos Pablo Cambronero, Sergio Sayas y Carlos García Adanero; Foro Asturias, la CUP, y Junts, a Cs, Vox y PP. Cuca Gamarra ha sido la primera en exponer al Gobierno las razones que inclinan al grupo popular a rechazar las próximas cuentas públicas que, en este primer trámite, tienen garantizadas su aprobación por mayoría frente a 159 ‘noes’.

La secretaria general del PP y portavoz de la formación en las Cortes ha solicitado la «devolución» de unos Presupuestos que entiende elaborados «sin reglas fiscales». Las cuentas están «enmendadas por la realidad, y si tuvieramos un Gobierno serio, los habrían retirado», ha señalado Gamarra al inicio de su discurso. Para la mano derecha de Alberto Núñez Feijóo, las próximas cuentas quedan «al servicio de Pedro Sánchez, y no responden a las necesidades de los españoles, de los autónomos o del tejido empresarial; es un salvavidas [electoral] que pagaremos a la larga» y que llevan a la «recesión», ha lamentado.

Gamarra ha abogado por que este instrumento político debe ser «el más potente» para sofocar la inflación «y hacer llegar el bienestar a las familias y personas». Y, bajo esa premisa, los PGE deben dialogarse con todos y no solo con «partidos separatistas». «Con estas cuentas, se pagan las hipotecas con el independentismo». El «dispendio» se financia con «más deuda», hasta los «1,49 billones de euros», y es incapaz de «devolvernos al PIB prepandémico», ha esgrimido la popular, que considera que «no hay nada menos progresista» que endeudar a las futuras generaciones «para ganar tiempo». «Lo pagarán nuestros hijos y nietos», entiende.

Por la mañana, y antes de la suspensión del pleno de acuerdo a la normativa, la ministra de Hacienda María Jesús Montero ha anunciado que su ministerio cobrará el ‘impuesto de solidaridad’ -que grava a las grandes fortunas- con efecto retroactivo en la declaración de este año. La titular socialista ha defendido el proyecto de presupuestos reseñando el gasto social destinado en ellos para dar fortaleza al Estado de bienestar, y ha vuelto a atribuir al PP la defensa interesada «a los ricos», que suponen «el 1%» de la población, en un contexto de desigualdad económica. Algo que a su juicio, será uno de los principales desafíos el próximo curso y que las nuevas cuentas ayudarán a afrontar. Asimismo, ha pedido utilizar el «diálogo» frente a la «oposición» sin miramientos.

El PP insiste en la bajada al mínimo del IVA de la alimentación o que se den ayudas para las calefacciones de gas en la España despoblada

La portavoz del PP ha reprochado a Montero que con las cuentas, las clases medias quedan desprotegidas; «casi la mitad de los contribuyentes». Afirma que aumentan la presión fiscal de las familias, y todo a raíz de «la improvisación». «Su rebaja del IRPF no beneficia a nadie, porque las rentas menores a las que van dirigidas, ya están exentas de pagarlo». Asimismo, «el aplazamiento del pago en las menores retenciones» hará que «se pague más en la declaración de la renta de 2024». Todo ello, entiende Gamarra, «para evitar deflactar» como ha propuesto el PP.

Gamarra considera que la inclusión de medidas como la bonificación de las facturas de la energía, ayudas a los pacientes enérgico-dependientes o para las calderas de gas de la España despoblada; así como la bajada ya reclamada del IVA alimentario al 4% y la extensión de la rebaja de la luz y el gas más allá de diciembre, sería más beneficioso y «daría más certezas y previsibilidad» a los españoles.

Frente a ello, la popular ha reiterado que organismos como la AIReF, el Banco de España o la propia ministra de Economía Nadia Calviño «cuando acude a Europa» han afirmado que «el crecimiento será menor». Y por lo tanto, «son los primeros que han enmendado el presupuesto». «España no crece y tiene el peligro de entrar en recesión», pero las cuentas «están ajustadas a una realidad» inexistente. «Un presupuesto está para dar certidumbre», ha finalizado.

En su réplica, Montero ha indicado que el PP pide que los Presupuestos se retiren para que España no cuente con cuentas en 2023. Eso evitaría que «haya estabilidad política y económica» y se produzcan «consensos». Además, ha insistido en que lo rechazan porque «no quieren que haya una salida social» a crisis; un partido que «debilitó los servicios públicos» en 2012. Llaman «hipotecas» a la inversión social. «No hay mayor hipotecas para la juventud que el cambio climático, el negacionismo o la propia gestión del PP». En ese sentido, ha recordado Montero las cifras de paro heredadas, las amnistías fiscales, el impuesto al sol o el clima de tensión con Cataluña.

Son unos Presupuestos «sanchistas» e «indignos»

Mientras que el PP afirma que las cuentas del Gobierno son «irreales» en cuanto a previsión y «electoralistas», desde Vox las consideran «irresponsables», «despilfarradoras» y que no corresponden con la situación que atraviesa el país. El portavoz del tercer grupo de la cámara, Iván Espinosa de los Monteros, ha asegurado que las cuentas son puramente «sanchistas». Y, tras ello, ha cuestionado que sean sacados adelante junto a partidos como EH Bildu a cambio de acercar presos de ETA. «Todo el PSOE se ha convertido en aliados de Bildu», y «al que no le guste, que vaya a protestar a Ferraz». «Hoy Sánchez vuelve a la carga de la indignidad. Sus socios son los principales beneficiados» de unos presupuestos «Frankenstein».

«Presos por presupuestos, no puede haber mayor indignidad», ha cuestionado el parlamentario de Vox, lamentando que esta premisa se haya cumplido tras el respaldo a las cuentas de 2021 y se hayan acercado ya 351 presos de ETA a prisiones del País Vasco. Entre ellos ha recordado que se encuentran nombres como los de Henri Parot, condenado por 39 asesinatos; el de ‘Txapote’, responsable del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco; o el de Julián Atxurra Egurola, quien ordenó el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, hoy militante de Vox.

Como Gamarra, Espinosa de los Monteros ha apelado a las «estimaciones desautorizadas» que contemplan los Presupuestos. «Montero estima que vamos a crecer el doble» de las organizaciones «fiables» de índole nacional e internacional. «Hemos oído calificativos de todos los tipos: igualitarios o ecológicos. Son de todo menos sostenibles», ha añadido.

Te puede interesar

Comentar ()