España

Perdería la representación autonómica en mayo y aspira solo a un escaño nacional

Cs llega al final de la refundación dividido y sin repunte en las encuestas

Arrimadas se reunirá este fin de semana con Edmundo Bal para intentar reconducir el cisma interno "hasta el final" | Las primeras encuestas nacionales dan a Cs el peor resultado, de media, desde que se anunció el proceso de refundación

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados EP

Este fin de semana la presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, mantendrá un encuentro con Edmundo Bal, su ‘número tres’ y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados. Arrimadas buscará acordar con Bal, hasta ahora único aspirante a las primarias que el partido celebrará en enero, una candidatura de consenso que no pase ni por ella ni por el vicesecretario general del partido. Lo que se ha definido como una «tercera vía» de consenso y «de unidad». Sin embargo, Bal sigue empeñado en «llegar hasta el final» y someterse a las bases. Todo, si no se cumple uno de los pretextos acordados al inicio del proceso de refundación: volver al centro y alcanzar acuerdos con el bipartidismo a ambas bandas, desligándose así de lo que Bal considera una supeditación al Partido Popular (PP). Esta crisis de liderazgo preocupa internamente, de hecho varias coordinadoras autonómicas ya han mostrado su deseo de que se destense la situación, se de prioridad al proyecto y se abandone la pugna de nombres.

En esas ‘presiones’ destacan la coordinadora de la Comunidad de Madrid, la de Cataluña y la de Andalucía, ahora a cargo de una gestora tras la marcha de Juan Marín. Piden a Bal «dejarse la piel por ese entendimiento evitando así dividirnos y debilitarnos». Solo la madrileña, donde Cs es extraparlamentario, concurrirá a elecciones en mayo para competir en el espacio del PP de Isabel Díaz Ayuso y de Vox. Ahora bien, hay otros territorios como Cantabria o Castilla y León que también solicitan unidad. En el primer caso, el portavoz de Cs en el parlamento cántabro, Félix Álvarez, ha destacado recientemente que si sigue dándose «una pelea cainita» será el fin de Cs y «habrá que echar la persiana». Por su parte, Francisco Igea, el único procurador de las Cortes castellanas y leonesas, y primer gran valedor de Bal, pide «equipos, no liderazgos» para ampliar el cese del «cesarismo» que se suprimirá en la sexta asamblea del partido.

Lo cierto es que el proceso de refundación anunciado a finales de junio, después del declive electoral en Andalucía, aún no se ha trasladado a las encuestas políticas a nivel nacional. Si bien es cierto que se advierte un ligero ascenso medio, no se puede llegar a hablar de repunte, porque es muy complicado que Cs consiga mantener representación en el Congreso. Como mucho, la formación lograría un escaño para integrarse en el Grupo Mixto. Las ‘casas’ demoscópicas más halagüeñas recientemente son tres: dos privadas, como son Sociométrica y SigmaDos, y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Por ese orden, en noviembre han atribuido a los de Arrimadas 2,4 y 2,5 puntos, replicando esta última cifra también el CIS. Y todas ellas un escaño de máximo. Pero hay que tener en cuenta que aún no era conocido el anuncio de Bal de concurrir a las primarias. Ahora, Sociométrica rebaja esas expectativas a dos puntos y cero representantes. Junto a ella, la otra única que lo contempla en diciembre es IMOP Insight con un 1,3% y cero bancadas.

En conjunto, noviembre ha sido el mes más positivo para Cs dentro del extraparlamentarismo. Cuestiones como la propuesta de ley para derogar el delito de sedición hecha por PSOE y Unidas Podemos en las Cortes, y la falta de contundencia del PP en sus declaraciones iniciales -solo se comprometió ha revertir la situación si llega al Gobierno- permitieron a Vox y a Cs hacer una pinza a Alberto Núñez Feijóo. Ello, se ha reflejado en un ligero ascenso en las estimaciones demoscópicas, algo de lo que Vox igualmente se ha beneficiado. A las encuestas ya mencionadas anteriormente, se unen otra de IMOP (1,5-1,7% y cero escaños), de Hamalgama Métrica (1,8%), de NC Report (1,7%), Target Point (2,3%), de GAD3 (1,6%), de GESOP ( 2,2%), de 40dB (2,2%) y DYM (2,4% y con posibilidad de aspirar a un diputado). De media, Cs aspiraba a un 2,06% del voto, pero quedaría lejos de poder contar con representación en el hemiciclo. A falta, claro está de que se concluya a mediados de enero la renovación, se conozca el nuevo equipo de dirección, las banderas esenciales del partido -una de ellas será la adaptación al contexto del sistema nacional de pensiones, así como el mantenimiento de la faceta antisecesionista- y si se produce o no un cambio de marca y de color identitario.

La demanda de moción de censura junto a Vox en noviembre permitió a Cs repuntar ligeramente en las encuestas, pero sin traducción a escaños

Precisamente, la cuestión de la moción ha vuelto a ser agitada por ambos grupos de nuevo a raíz de la aceptación de las dos enmiendas de ERC en el proyecto de reforma del Código Penal para remplazar la sedición por otro de desordenes públicos agravados. Éstas implican que se rebajarán las penas por el delito de malversación si no hay «ánimo de lucro» a entre seis meses y tres años de cárcel y la suspensión de cargo público en un máximo de cuatro años. En el caso de existir ánimo de lucro, las penas quedan exactamente igual [ver todo lo relevante a esta reforma aquí].

Progreso desde la caída de Andalucía

Días después de las elecciones andaluzas, donde Cs pasa de contar con la vicepresidencia del Gobierno y de tener grupo propio con 21 escaños en el Parlamento regional a quedar relegado a lo extraparlamentario, los naranjas se mueven entre el 0,8-1,3% asignado por IMOP hasta el 2,6% de DYM y Sociométrica, con un escaño respectivamente. Entre esas valoraciones están GAD3 (1,2%), SigmaDos (2%) y NC Report (2% y un parlamentario nacional). La media de julio concreta es de 1,77%, muy lejos de poder contar con visibilidad en el Congreso. Cayó en agosto la media al 1,7% con un menor rango de pronósticos, con las mediciones de Hamalgama Métrica (2,4%), NC Report (sin datos), SigmaDos (1,8%) y 40dB (2,6). Ésta última sí le asigna una voz en las Cortes.

El inicio del curso político hace a los de Arrimadas ascender del 1,7% de media a 1,95%, pero también sin optar a representación. Concretamente, no lo preveían GAD3 (1,3%) e IMOP (1,1-1,2%). Bordeándola se situaron SigmaDos (1,9-2,3% y 0-1 escaños), Target Point (2%), 40dB (2,2%) y DYM (2,4%). Y ya apreciándolo, el CIS (2,8% y un escaño) y Sociométrica (2,3-2,6% con otro representante). En octubre se mantiene la media en 1,96%, con mínimas variaciones en las estimaciones de las mismas consultoras demoscópicas, subiendo cuatro centésimas únicamente en noviembre.

Los números territoriales

Hay dos encuestas recientes que valoran la presencia a nivel municipal de los distintos partidos, aunque sin detalles concretos por territorio, solo a niveles globales. La primera es la del CIS, que prevé una caída de representación del 9,2% en mayo de 2019 al 2,3% cuatro años después. Por su parte, GAD3, que prevé que "los escaños naranjas tornen a azules", le asigna un 1,1% de los votos. Se favorece, señala la consultora de Narciso Michavila, un trasvase al PP, que pasa del 23,1% al 32,8%.

En cuanto a los números autonómicos, las encuestas publicadas son menores. Pero reflejan tendencias similares. El ElectoPanel de Electomanía es el sondeo más reciente en Cantabria y Asturias, a mediados del verano. Cs en Cantabria pasaría de tres escaños (6,95%) a cero (2%), y en Asturias de cinco (13,97%) a cero (3,5%). En noviembre, SigmaDos abordó los escenarios de la Comunidad Valenciana, Aragón y Castilla-La Mancha, todas coinciden en que Cs no resistirá en sus respectivos parlamentos. El aparato valenciano pasa de 18 diputados (17,70%) a 3,1%; el aragonés de doce (16,67%) a 1,8%, y el manchego de cuatro (11,38%) a un 3,5%.

En la Región de Murcia, donde el partido empezó a resentirse tras el intento de moción de censura al PP, con quien cogobernaba en 2021 y que acabó expulsándole del Ejecutivo, Cs bajaría del 11,99% y los seis diputados a los cero (2,4%), según el 'CIS regional' CEMOP. Por su parte, SyM Consulting apunta también en noviembre que Cs perdería su representante en Melilla pasando de un 5,6% a un 0,1%. En el caso de Ceuta, los naranjas no tienen ningún miembro en la asamblea de la ciudad autónoma y GAD3 le otorga un 0,4%. En cuanto a Navarra, la ruptura de la fórmula Navarra Suma deja un destino turbio a los de Carlos Pérez-Nievas; sin datos concretos a los que remitirse.

Te puede interesar

Comentar ()