España | Madrid

Almeida pone en cuestión la postura de Vox en Madrid porque Monasterio y Ortega Smith "no se hablan"

Monasterio y Ortega Smith, en la inauguración de la nueva sede del partido el año pasado en Madrid

Monasterio y Ortega Smith, en la inauguración de la nueva sede del partido el año pasado en Madrid EP

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este lunes que se le hace «complicado» entender la postura de Vox en la negociación de los Presupuestos municipales y regionales. Afirma que los portavoces de la formación en Cibeles y la Asamblea, Javier Ortega Smith y Rocío Monasterio, tienen «posiciones absolutamente contradictorias en un tema esencial», ya que ambos Presupuestos «actúan en el mismo territorio, porque los Presupuestos de la Comunidad afectan a los ciudadanos de esta ciudad».

«Está claro que Ortega Smith y Monasterio no se hablan. Si lo hicieran pondrían en común por qué Monasterio, pese a que dice que son presupuestos humillantes, asegura que no los puede bloquear, y Ortega ni siquiera se sienta a hablar. En Vox tienen un problema. ¿Cómo nos vamos a entender con ellos si ellos ni siquiera se entienden?», afirmó Almeida.

Previamente, el propio Ortega Smith había insistido en el ‘no’ de su Grupo al presupuesto presentado por el Gobierno municipal de PP y Cs, a pesar de no haber presentado ni enmienda a la totalidad ni parciales, y reclama que no solo las furgonetas B sino «todos los vehículos sin etiqueta» puedan entrar en la almendra central.

Además, el regidor madrileño ha reprochado a la oposición que «ningún Grupo Municipal se ha querido siquiera sentarse a negociar» y que «tendrá que decir a los madrileños por qué ni siquiera quieren sentarse». Y añadió que «el votante de Vox se debe preguntar por qué votó a Ortega Smith en el 2019» cuando es una persona «cuyo único discurso es no, no, no y no».

«Tendrá que explicar por qué no han intentado siquiera influir en los presupuestos ni han hecho atisbo de negociación. Y tendrán que decir a los madrileños por qué cada día tienen que trabajar, mantenerse, y ellos no han hecho su trabajo. Frente a los madrileños que cada día lo pasan como lo están pasando, que tienen que afrontar dificultades, la oposición ha decidido que a ellos se les paga por decir ‘no’ sin más«, concluyó el alcalde.

Te puede interesar

Comentar ()