España | Tribunales

El TC podría paralizar la reforma del Gobierno antes de la aprobación en el Senado

Magistrados del Alto Tribunal consideran que el proceso legislativo sigue en curso hasta que haya votación en la Cámara Alta y el recurso de amparo del Partido Popular continúa teniendo objeto

Tribunal Constitucional. EFE

El Pleno del Tribunal Constitucional aplazado para decidir sobre el recurso del Partido Popular contra la reforma de los partidos del Gobierno para modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) aprovechando la reforma del Código Penal para modificar los delitos de sedición y malversación se celebrará tres días antes de que el Senado vote sobre la citada reforma en forma de proposición de ley.

Hasta que la Cámara Alta no proceda a la votación, en la que igual que en el Congreso PSOE y Podemos recibirían el apoyo de una mayoría suficiente para sacarla adelante, el tribunal de garantías podría paralizarla resolviendo el citado recurso, puesto que el procedimiento legislativo recurrido no habrá concluido hasta entonces.

Así lo consideran magistrados del Alto Tribunal consultados por El Independiente, aunque reconocen que una vez el Congreso ha procedido a realizar la votación que el principal partido de la oposición quería impedir la situación se ha complicado.

El presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, convocó para este jueves, horas antes de la votación en el Congreso, un pleno extraordinario urgente después de consultarlo con el vicepresidente del tribunal, el progresista Juan Antonio Xiol. Era la reacción al recurso de amparo del PP en el que se pedía como medida cautelarísima paralizar el procedimiento legislativo considerando que éste dañaba el derecho fundamental a la participación y la representación política de sus parlamentarios recogido en el artículo 23 de la Constitución Española, puesto que hacía reformas de calado en la Ley del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional para garantizar la renovación de éste último por medio de una proposición de ley encaminada a reformar el Código Penal. Un procedimiento que los letrados del Congreso vieron «antijurídico», aunque existen informes contradictorios entregados al tribunal de garantías del mismo equipo jurídico.

Un día antes del Pleno del CGPJ

Después de comprobar que cinco magistrados progresistas no participarían en la deliberación y votación del recurso -alegando no haber tenido tiempo para estudiar el asunto-, lo que impediría reunir el quorum necesario para emitir un dictamen con ponencia del conservador Enrique Arnaldo, Trevijano acordó retrasar el Pleno al próximo lunes, 19 de diciembre. Una hora más tarde, el Congreso votaba la reforma legal que permitirá, en caso de aprobarse también en el Senado, que el Gobierno pueda nombrar a dos magistrados del Tribunal Constitucional aunque no lo haga el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), así como cambiar las normas de las votaciones en el consejo de jueces para garantizar que los vocales del grupo mayoritario y conservador del órgano impiden al del minoritario y progresista elegir a su candidato para el tribunal de garantías.

Miembros del Alto Tribunal consideran que el lunes todavía hay una oportunidad para decidir al respecto, aunque otros consideran que se trataba de resolver un recurso del PP como medida cautelar y una vez ha habido una votación parlamentaria ésta ya no puede adoptarse. El lunes se prevé que vuelva a haber un debate intenso en el Alto Tribunal.

La cita tendrá lugar tres días antes de que el CGPJ celebre el Pleno para nombrar a los magistrados del Tribunal que le corresponde, figurando en el orden del día únicamente como candidatos los magistrados del Tribunal Supremo propuestos por los vocales conservadores, el progresista Pablo Lucas y el conservador César Tolosa.

Te puede interesar

Comentar ()