España

El Congreso aprueba la 'Ley Trans' y Carmen Calvo rompe la disciplina de voto del PSOE

PP, Vox, Cs, NA+, Foro y el diputado no adscrito Pablo Cambronero han votado en contra | A la ruptura de disciplina de Calvo, se ha sumado una diputada naranja -con permiso- y otra del PP, mientras que el PDeCAT se ha decantado por la misma fórmula

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados EP

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde al proyecto de ley del Gobierno para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTB. Legislación que regulará, previo paso por el Senado, entre otras cuestiones, la libre autodeterminación de género a partir de los 16 años y el cambio en el registro civil con aval judicial entre los 12 y los 14 años. Lo han aprobado los socios de gobierno y el conjunto de la mayoría de investidura con 188 a favor, de PNV, ERC, Bildu, Junts, Más País, Compromís, BNG y la CUP; y 150 en contra, entre los que se encuentran PP, Vox, Foro o los no adscritos de Navarra Suma. Siete diputados se han abstenido. En el caso de Ciudadanos (Cs), ha votado dividido dada la situación de fragmentación interna del partido y bajo permiso excepcional de la dirección nacional. Inés Arrimadas ha optado por rechazar la nueva norma junto al resto de compañeros, mientras que Sara Giménez ha sido la única en votar distinto: una abstención. Un gesto que se produce después de la polémica por la ley del ‘solo sí es sí’, la cuál refrendó el grupo y ha generado tensiones internas por los fallos que presenta: la fusión del delito de abuso y agresión sexual ha ampliado la horquilla de penas, permitiendo que se revisen a la baja algunas condenas. Por el momento, más de un centenar.

La norma pasó su último trámite este miércoles, con el debate parlamentario consecuente a su envío desde la comisión de Igualdad. Hoy ajeno a cualquier debate del orden del día, se ha procedido a votar por la carga parlamentaria existente en esta última semana de ciclo de sesiones del año. Una de las claves de esta votación era si se produciría una ruptura de la disciplina de voto en el seno del PSOE. Principalmente, por voces díscolas con aspectos de esta ley como es Carmen Calvo, la exvicepresidenta del Gobierno y presidenta de la comisión que ha configurado los aspectos de la ley. Finalmente, Calvo ha roto la disciplina del grupo y se ha abstenido en la votación.

A la abstención de Calvo y Giménez, se ha sumado la de la diputada popular Rosa María Romero o la del representante de EH Bildu Jon Iñarritu. Ferrán Bel, del PDeCAT, y sus compañeros del Grupo Plural Concep Cañadell y Genís Boadella han sumado el resto de abstenciones.

Disputa entre el PSOE y Unidas Podemos

Lo que atañe a los menores de 14 y 15 años, ha sido uno de los principales motivos de fricción entre los socios del Gobierno. También ha sido objeto de las críticas de PP y Vox en la cámara baja y en el seno del propio movimiento feminista. En los en las horas previas a la votación, la ministra de Igualdad Irene Montero indicaba que el objetivo de la norma es «avanzar en derechos». Y esta ley la considera la manera «más contundente de hacer frente a los reaccionarios y de seguir avanzando en democracia». Hoy el Congreso confirma que «los derechos trans son derechos humanos», ha añadido.

Hace diez días, la comisión de Igualdad rechazó la propuesta del PSOE en relación a la autodeterminación de género: que un juez también decidiera en el caso de los menores de 16 años que quieran cambiar su género. La sugerencia no contó con los apoyos suficientes en la comisión, que aprobó el dictamen de la ponencia de la ley, al posicionarse en contra grupos como Unidas Podemos, que siempre ha mantenido su disconformidad con este planteamiento del PSOE, hasta el del PP.

Te puede interesar

Comentar ()