España

Los independentistas saltan contra el Rey porque "no es ejemplo de rectitud ni integridad"

Aragonès y Junqueras, en el homenaje a Macià.

Aragonès y Junqueras, en el homenaje a Macià. EFE

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha mostrado este domingo «muy alejado» de lo que representan la familia real y «la arquitectura institucional del régimen de 1978»: «La monarquía no es ejemplo de rectitud ni de integridad», ha resuelto. Aitor Esteban, portavoz del PNV, ha contestado a Felipe VI aconsejándole que se «aplique el cuento» por los «escándalos de su padre».

Así se ha expresado el presidente catalán al ser preguntado por los periodistas por el mensaje navideño del rey Felipe VI, tras la tradicional ofrenda floral a la tumba del expresidente de la Generalitat republicana Francesc Macià, del que este día 25 se cumplen 89 años de su muerte.

A Aragonès lo han acompañado todos los miembros del Govern que preside, a excepción de los consellers Tània Verge, Meritxell Serret y Quim Nadal.

El president ha asegurado que «el discurso del Rey no ha aportado ninguna novedad» y le ha «reafirmado» en sus «valores republicanos», que están «muy alejados» de lo que representa Felipe VI.

«Seguimos trabajando con nuestros valores republicanos para superar esta estructura institucional y construir una sociedad más justa y más libre y una Cataluña plenamente soberana», ha añadido Aragonès. 

La reacción del PNV

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha invitado al Rey «a adaptarse a los tiempos y aceptar la realidad de las naciones», con las modificaciones constitucionales que implicaría.

El diputado nacionalista ha analizado tres puntos del discurso, el primero, en el que el rey apelaba a la Constitución. Para Esteban, Felipe VI «debería darse cuenta de que hay colectivos amplios que no han estado nunca de acuerdo con la Constitución, y algunos de los que estuvieron, hoy en día la cuestionan».

«Debería haber hecho más énfasis en otras de sus palabras, en que han pasado 45 años como él mismo dijo, y al final de su discurso habló de un permanente espíritu de adaptación y renovación a los tiempos; pues eso, que se adapte a los tiempos y acepte la realidad de las naciones, y eso implica unas modificaciones constitucionales», informa Efe.

El segundo eje, el deterioro de la convivencia, es un ámbito en el que el PNV «no se siente apelado. Creo que defendemos nuestras convicciones de manera firme pero educada y correcta».

En tercer lugar, ha citado Esteban, el Rey habló de «erosión de las instituciones. En ese punto al final reparte culpas de una manera generalizada sin apuntar a nadie, y tampoco se sabe a qué deterioro se refiere exactamente, si a los últimos acontecimientos del Tribunal Constitucional o del Consejo General del Poder Judicial».

«Mas allá de todo eso», Esteban ha recordado al monarca «una cosa que creo que está en sus manos directamente porque él ocupa una de las instituciones, la jefatura del Estado, y seguimos asistiendo a una serie de escándalos relacionados con su padre».

«Él lo tiene fácil si quiere ayudar a que esa erosión de la instituciones termine, en lo que corresponde al menos a la suya: que se limite la inviolabilidad del rey a las funciones públicas. Él debería impulsar esa reforma, está en sus manos», ha instado Esteban.

«Que se aplique el cuento más allá de generalidades repartiendo culpas», ha invitado Esteban al monarca.

Bildu: «Vacío de contenido»

El diputado de EHBildu Jon Iñarritu ha calificado el mensaje de Navidad del Rey como un discurso «vacío de contenido», en el que ha obviado el tema territorial.

«El Rey pone de ejemplo el espíritu de la transición y palabras huecas que lo único que buscan es legitimar su figura. Un tostón soporífero indeterminado para que cada uno entienda lo que quiera», ha criticado Iñarritu.

El diputado de EHBildu también ha advertido de que el discurso «llama más la atención por lo que no dice. No se ha referido a los asuntos más graves del año, ni a la tragedia de Melilla, ni Pegasus, ni el golpe del Tribunal Constitucional han estado».

«La semana de la mayor crisis institucional en el Estado el Rey ha preferido hablar indirectamente de la erosión de las instituciones. ¿Es por su deber de neutralidad? No la tuvo el 3-O (el mensaje del rey del 3 de octubre de 2017 sobre Cataluña) y si la Constitución le encomienda la moderación y el arbitrio, ¿qué ha hecho?».

«Hablando de erosión institucional, la monarquía misma sigue puesta en entredicho», ha subrayado Iñarritu, para quien «cada vez hay más gente que se pregunta para qué sirve un rey».

Te puede interesar

Comentar ()