España

El Rey alerta sobre la "erosión de las instituciones" y apela a la "responsabilidad"

"Necesitamos fortalecer nuestras instituciones. Unas instituciones sólidas que protejan a los ciudadanos, atiendan a sus preocupaciones, garanticen sus derechos, y apoyen a las familias"

El Rey Felipe VI durante su discurso de Navidad de 2022

El Rey, Felipe VI, durante su discurso de Navidad de 2022

No ha sido necesario leer entre líneas el mensaje de Navidad que el Rey ha pronunciado esta Nochebuena en sus alusiones a la delicada situación institucional por la que atraviesa nuestro país. Felipe VI ha alertado respecto de la «erosión de las instituciones» como uno de los riesgos para las democracias y apelado a un «ejercicio de responsabilidad» para protegerlas y fortalecerlas. Aunque posiblemente no era el discurso más difícil de cuantos ha tenido que pronunciar desde 2014, año en que fue proclamado rey, ha sido posiblemente uno de los que más carga política ha tenido junto al de octubre de 2017, en pleno desafío del independentismo catalán.

Desde el salón de audiencias del Palacio Real, Felipe VI ha defendido que «en estos momentos, todos deberíamos realizar un ejercicio de responsabilidad y reflexionar de manera constructiva sobre las consecuencias que ignorar esos riesgos puede tener para nuestra unión, para nuestra convivencia y nuestras instituciones». Alude a la «división», al «deterioro de la convivencia» y a la «erosión de las instituciones» como los tres asuntos principales que ponen en peligro los sistemas democráticos.

«Las democracias en el mundo están expuestas a muchos riesgos que no son nuevos; pero cuando hoy en día los sufren, adquieren una particular intensidad. Y España no es una excepción», ha dicho. Cree el monarca, -al que desde distintos sectores políticos se reclamaba una labor de arbitraje ante los choques entre el Ejecutivo, el PP y la Justicia– que «un país o una sociedad dividida o enfrentada no avanza, no progresa ni resuelve bien sus problemas, no genera confianza. La división hace más frágiles a las democracias; la unión, todo lo contrario, las fortalece. Debemos seguir encontrando la unión que nos asegura estabilidad, cohesión y progreso. Y que nos garantiza una convivencia que, como he destacado a menudo, es nuestro mayor patrimonio».

En defensa del fortalecimiento de las instituciones

Tras recordar al hilo de esta afirmación el papel cohesionador que tuvo la Constitución Española de 1978, «fruto del diálogo y del entendimiento», ha apelado a la necesidad de «fortalecer nuestras instituciones. Unas instituciones sólidas que protejan a los ciudadanos, atiendan a sus preocupaciones, garanticen sus derechos, y apoyen a las familias y a los jóvenes en la superación de muchos de sus problemas cotidianos».

En definitiva, unas instituciones que respondan «al interés general y ejerciten sus funciones con colaboración leal, con respeto a la Constitución y a las leyes, y sean un ejemplo de integridad y rectitud. Y este es un propósito diario con el que las instituciones debemos estar siempre comprometidas», ha agregado bajando a la primera persona del plural en su calidad de jefe de Estado.

Todo un tirón de orejas en un discurso que, si bien conoce Moncloa con antelación, es el que más tiene de factura propia de Zarzuela, aunque muy probablemente sea interpretado como un toque de atención al adversario y no como una apelación a cada actor político. El bloqueo de la renovación del CGPJ unido a la futura reforma de las Leyes Orgánicas del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, han elevado el tono del enfrentamiento institucional y del debate político con acusaciones cruzadas de golpismo.

Don Felipe ha aludido a la crisis económica y a la inflación, que «provoca inseguridad en los hogares»

Con la foto bien visible de la cena ofrecida en el Palacio Real a las delegaciones de jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la 32ª Cumbre de la OTAN, apela Don Felipe a España como «una de las grandes naciones del mundo, con muchos siglos de historia, y los españoles tenemos que seguir decidiendo todos juntos nuestro destino, nuestro futuro. Cuidando nuestra democracia; protegiendo la convivencia; fortaleciendo nuestras instituciones».

Pero tampoco ha olvidado la situación económica y social por la que atraviesa el país tras la pandemia y la invasión de Ucrania, traducida en un «profundo impacto sobre la economía» con una crisis «energética con consecuencias graves en la industria, el comercio, el transporte y particularmente en las economías familiares».

«La subida de los precios, especialmente de los alimentos, provoca inseguridad en los hogares. Tener que hacer frente a gestos cotidianos, como encender la calefacción o la luz o llenar el depósito de gasolina, acaba siendo una fuente de preocupación e implica, en muchos casos, importantes sacrificios personales y familiares», ha subrayado para poner el acento a continuación en la existencia de familias «que no pueden afrontar esta situación de una manera prolongada y necesitan el apoyo continuo de los poderes públicos para paliar sus efectos económicos y sociales».

No ha querido, sin embargo, dar una imagen sombría sobre el futuro en su discurso de poco más de 11 minutos de duración. Muy al contrario. Porque si bien «no podemos ignorar la seriedad de estos problemas, tampoco podemos renunciar a que las cosas puedan cambiar y mejorar. Lo primero, y una vez más, debemos tener confianza en nosotros mismos, como Nación«.

«Mayor compromiso de todos con nuestra democracia»

«Somos un país que, como ahora, siempre ha sabido responder –no sin dificultades ni sacrificios– a todas las adversidades, que no han sido pocas a lo largo de estos años. Además de creer en nosotros mismos, en nuestra capacidad, necesitamos –siempre, pero más aún en tiempos difíciles– el mayor compromiso de todos con nuestra democracia y con Europa, con la Unión Europea, que son las dos columnas vertebrales sobre las que se asientan nuestro presente y nuestro futuro».

Tras el discurso y con el himno nacional de fondo han mostrado imágenes de algunos de los actos de la Familia Real en este año 2022 como la entrega de los Premios Princesa de Asturias; el viaje de cooperación de la reina en Mauritania o el encuentro de doña Leonor y doña Sofía con las selecciones de fútbol femenino de España y Dinamarca en la Eurocopa.

Te puede interesar

Comentar ()