El responsable de Economía del PP, Juan Bravo, ha confirmado que su partido se debate entre la abstención y el voto afirmativo al tercer paquete de medidas sociales aprobado por el Gobierno en el último Consejo de Ministros del año 2022. Que la decisión sea una u otra depende de que se les acepte algunas de las medidas adicionales que han puesto sobre la mesa.

Alude Bravo a lo que llaman el «minicheque» de 200 euros para ayudar a las familias más vulnerables lastradas por la alta inflación, de modo que se vehicule a través de la Agencia Tributaria para hacer más fácil el acceso al mismo; también ampliar la bonificación de 20 céntimos por litro de gasolina a los autónomos y a las rentas medias y bajas; rebajar el IVA a los pescados, la carne y los productos envasados y y deflactar el IRPF a las rentas de menos de 40.000 euros.

En caso de que el Gobierno adoptara algunas de estas propuestas, los populares votarán a favor del decreto, que debe pasar por la convalidación del Congreso a finales de enero. De no ser así, se instalarían en la abstención. Aunque hay un tercer escenario respecto al que ha alertado Juan Bravo, y es la inclusión de cualquier otro asunto en ese decreto ajeno al contenido del mismo, lo que les podría conducir a un voto negativo. Pero tanto en el primer caso como en el tercero, el real decreto debería tramitarse como proyecto de ley. Esa es la única manera de modificar su contenido, y no parece que Moncloa esté dispuesta a abrir ese melón salvo que se lo exigieran sus socios.

Letra pequeña de las medidas

Bravo ha lamentado que muchas veces el ejecutivo de Pedro Sánchez hace anuncios de los que «no cuentan la letra pequeña». Se refiere, entre otras cosas, al anterior cheque anti-inflación, de verano, que sobre el papel iba a beneficiar a cerca de 2.7 millones de ciudadanos y alcanzó tan sólo a 600.000 habida cuenta la burocracia y las dificultades para acceder a él.

Asimismo, el responsable económico del PP ha puesto el acento en que el Gobierno «nos ha copiado cada una de las medidas que hemos propuesto. Primero las critican, luego nos insultan, después las analizan y las copian», como es el caso de la ayuda de los 200 euros, de la rebaja del IVA de la luz, así como a la cesta de alimentos y las ayudas para al cogeneración o las moratorias concursales. Pero «copian tarde y de forma reducida. Si lo hubieran hecho a tiempo a los españoles les hubiera ido mucho mejor», ha afirmado.

Trasvase de 600.000 votantes del PSOE al PP

No deja de ser significativo que el PP dedique la primera rueda de prensa del año 2023, marcado por las elecciones de mayo y las posteriores generales, a la economía. Todo ello con el telón de fondo de unos sondeos que les siguen siendo favorables. Por ello, Bravo cree que su partido «está en disposición de gobernar en cualquier comunidad» tras las elecciones locales y autonómicas.

Y para las generales, los populares calculan que cerca de 600.000 votantes del PSOE vem ahora en Feijoo «a esa persona transversal capaz de aglutinar la voluntad de la gran mayoría». Un líder, ha agregado, «que amplíe el espectro de gente. Con capacidad de trasladar la transversalidad de un proyecto, de no pensar que el piensa distinto está equivocado siempre».