España

La secretaria de Estado de Igualdad se queja de que han manipulado sus declaraciones

Gobierno y PSOE salen en tromba contra la dos de Igualdad por bromear sobre la "oleada" de rebajas de penas a violadores

Los socialistas no ocultan su profundo malestar con las palabras de Ángela Rodríguez: no se puede "frivolizar" con la violencia sexual y le exigen que rectifique | El PP demanda a Sánchez su cese

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam, interviene durante la rueda de prensa posterior a la reunión del primer Comité de Crisis entre el Ministerio de Igualdad, el Ministerio de Justicia, el Ministerio del Interior, las comunidades autónomas en las que se han producido los asesinatos y las Unidades de Violencia correspondientes, en el Ministerio de Igualdad, a 28 de diciembre de 2022, en Madrid (España). El objetivo de esta reunión es analizar la manera de dar una mejor respuesta al repunte de asesinatos machistas producido en el mes de diciembre. Al menos nueve mujeres han muerto asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en este mes de diciembre, el último caso anunciado esta misma mañana ocurrido en Bilbao, y la cifra puede subir a diez de confirmarse el último caso de Soria, y que convierten al último mes del año en el más trágico de todo 2022.

La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez 'Pam', en rueda de prensa el pasado 28 de diciembre de 2022 en la sede de su departamento. EUROPA PRESS / RICARDO RUBIO

Los socialistas están asumiendo a regañadientes la negativa rotunda del Ministerio de Igualdad a reformar la ley del sí es sí. Pero no están dispuestos a transigir con las bromas de la número dos de Irene Montero, Ángela Rodríguez Pam, sobre las rebajas de penas y excarcelaciones de agresores sexuales. Y por eso tanto desde el partido como desde el Ejecutivo cargaron duramente este jueves contra ella, pidiéndole que rectifique y que sus palabras no tienen justificación alguna. Pero ella no pide perdón ni da marcha atrás y dice que se han manipulado sus declaraciones.

La polémica procede de una mesa redonda organizada por Podemos esta semana. En ella, Rodríguez criticó que la «extrema derecha» les esté echando en cara «los violadores a la calle». «De los creadores de ‘Las personas van a ir al registro a cambiarse de sexo todas las mañanas’ llega… ‘¡Los violadores a la calle!’ […]. ¡Miles, oleadas!», aseguró entre risas y en tono jocoso.

Es un tema en el que no conviene frivolizar y entiendo que son declaraciones muy desafortunadas»

ISABEL RODRÍGUEZ, PORTAVOZ DEL GOBIERNO

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ya pedía el miércoles el cese de la secretaria de Estado de Igualdad. En el Gobierno esa opción no se maneja, al menos públicamente, pero el cabreo era palpable desde primera hora de este jueves. No se puede «ironizar» sobre la violencia sexual, dijo la titular de Industria y candidata socialista por Madrid, Reyes Maroto, expresando por completo el parecer de la Moncloa. El tono empleado por Rodríguez, adujo, no es el propio de una secretaria de Estado. «Ante la violencia de género lo que tenemos que hacer es poner recursos, proteger a las víctimas y no dar ni un paso atrás», añadió la ministra al término de un desayuno informativo protagonizado por la presidenta de La Rioja, la socialista Concha Andreu.

Después lanzó su carga de profundidad la secretaria de Igualdad federal del PSOE, Andrea Fernández, a través de redes sociales: «Las palabras de la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género son injustificables. No están a la altura de la responsabilidad que supone un cargo de tanta trascendencia, más si cabe en estos momentos. Debe rectificar«.

Y es que el contexto es clave: se contabilizan ya, por ahora, 161 beneficiados por la ley del sí es sí (de ellos, 18 excarcelados). Un goteo constante de casos que hace imposible retirar del foco el debate sobre la pertinencia o no de la modificación de la norma. Y a ello se suma el repunte de la violencia machista en las últimas semanas, tanto el pasado diciembre como estos primeros días de enero de 2023. Y todo a menos de cinco meses de las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo.

«Semanas muy duras»

La posición de la Moncloa la fijó a media mañana la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, en declaraciones a los medios desde Ciempozuelos (Madrid): «Están siendo semanas muy duras para algo tan grave como la violencia de género y la violencia sexual. Creo que es algo que nos concierne a todos como sociedad y, por tanto, creo que es un tema en el que no conviene frivolizar y entiendo que son declaraciones muy desafortunadas«. Fuentes de la Moncloa insistían en que no gustaron nada las palabras de Rodríguez, y recalcaban que el ala socialista claramente se desmarca de ellas.

Durante la jornada se fueron sucediendo los comentarios contrarios a las declaraciones de la número dos de Irene Montero. «Trivializar el sufrimiento de las víctimas de violencia machista no es el camino. No hay espacio para el tono jocoso cuando la cuestión es la seguridad y la vida de las mujeres», aseguró la portavoz socialista de Igualdad en el Congreso, Laura Berja. En la misma línea se manifestó la portavoz parlamentaria del partido en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, Lídia Guinart: «La sangre derramada por el machismo criminal, 1.185 mujeres asesinadas por violencia de géner0, merece que cargos institucionales, todos, se ocupen y preocupen de lo que para la mayoría de las y los que los ostentamos es una cuestión de Estado. La banalización es intolerable«.

Las palabras de ‘Pam’ «no están a la altura de la responsabilidad que supone un cargo de tanta trascendencia, más si cabe en estos momentos. Debe rectificar»

ANDREA FERNÁNDEZ, SECRETARIA DE IGUALDAD DEL PSOE

Otros dirigentes socialistas verbalizaron su malestar con la secretaria de Estado. Caso del secretario general del partido en Castilla y León, Luis Tudanca, alineado plenamente con Ferraz, pero muy crítico desde el principio con la ley del sí es sí («En política uno se puede equivocar. Incluso de forma grave. Pero lo que no soy capaz de entender es la ausencia de empatía. Ante gente que ha perdido su casa, ante víctimas de agresiones… Al menos, un poco de empatía, por favor«. Caso también del presidente de Aragón, Javier Lambán, quien aseguró a los periodistas que no había escuchado las afirmaciones de Rodríguez Pam, pero que mantiene que la norma «fue mal planteada, así de claro«, y que es «obvio» que está teniendo efectos «absolutamente indeseables, contrarios a los deseos del legislador», y eso «preocupa muchísimo» a cualquier persona que sea consciente de la gravedad de la violencia machista, informa EFE.

Ante la cascada de críticas, la secretaria de Estado de Igualdad intentó defenderse a través de un mensaje en Twitter: «Manipular lo que hacemos y decimos las feministas es una estrategia peligrosa e irresponsable. La lucha contra la violencia machista es nuestra máxima prioridad. Siempre con las mujeres, siempre con las víctimas».

En el vídeo que acompaña al tuit, Rodríguez Pam denuncia que se haya utilizado un fragmento de su intervención en un pódcast para sugerir que le parece «divertido frivolizar con la violencia machista». Lo achaca a una cadena de «bulos, noticias falsas y manipulaciones que ridiculizan y tergiversan las políticas de Igualdad» y que, además, se utilizan para cargar contra el departamento que dirige Irene Montero y al Ejecutivo. Pero la número dos del ministerio no recula ni pide perdón.

Un hecho que le recriminó Adriana Lastra, ex número dos del PSOE, también a través de redes sociales: «Esto que dice es cierto, tan cierto como que sus declaraciones no están manipuladas y que debería pedir disculpas y retractarse. Lo que ocurre con la revisión de sentencias es gravísimo y no da para bromas ni chistes».

Te puede interesar

Comentar ()