España

Solo apuesta por diputados para las capitales de provincia en las municipales

Abascal envía sin riesgos a diputados para afianzar los feudos electorales clave de mayo

Aunque los cabezas de cartel logren representación, podrán compatibilizar el cargo local con el acta de diputado | El parlamentario Javier Ortega-Smith, vicepresidente de Vox y nuevamente candidato, lo ha compatibilizado esta legislatura con su papel de concejal en Madrid

El presidente de Vox, Santiago Abascal, acompaña a miembros de la plataforma del Círculo del Agua en la concentración de este miércoles frente al Ministerio de Transición Ecológica en Madrid

El presidente de Vox, Santiago Abascal, acompaña a miembros de la plataforma del Círculo del Agua en la concentración de este miércoles frente al Ministerio de Transición Ecológica en Madrid EP

Ni ‘candidatos paracaidistas’, ni perfiles mediáticos. El presidente de Vox, Santiago Abascal, confirma la tendencia que esbozó el partido tras el anuncio de los primeros nombramientos a finales de diciembre, e insiste en optar por figuras ya integradas en el Grupo o similares, en mayor o menor grado, al hoy vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo. A excepción de que se ratifique a Rocío Monasterio en la Comunidad de Madrid, y aunque aún quedan cinco nombres por anunciarse, en Cantabria, Asturias, Navarra, Extremadura y Baleares, la tendencia general es clara. Más cuando se atiende a los candidatos presentados en los tres principales feudos donde tiene más posibilidades de prosperar electoralmente: la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia y Castilla-La Mancha. Frente a Ximo Puig, y con la intención de aproximarse al PP de Carlos Mazón, el presidente de Vox ha posicionado a Carlos Flores Juberías, catedrático de Derecho. Como García-Gallardo, y sus polémicos tuits de corte homófobo y machista, cuenta con manchas en su historial previo a ser candidato: tiene una condena judicial por violencia verbal a su exmujer y en su juventud estuvo vinculado a la ya extinta Fuerza Nueva.

En el caso de Murcia, el presidente de Vox ha apostado por su homólogo territorial, el exjugador de baloncesto José Ángel Antelo; y por el actual secretario de organización toledano David Moreno para disputar a Emiliano García-Page la Junta. De hecho, y aunque se valoraba a la diputada toledana Inés Cañizares, finalmente no se ha arriesgado su salto. Completan la lista autonómica el también abogado Alejandro Nolasco en Aragón, que se afilió y fue cabeza de lista en Teruel hace cuatro años. En las Islas Canarias, se ha seleccionado, como Antelo, al actual líder de las siglas en el archipiélago, Nicasio Galván. Es empleado de banca y milita desde la fundación de Vox, y ha dirigido el partido en dos etapas: de 2015 a 2016, y desde 2019 a la actualidad. Ocurre lo mismo en la ciudad autónoma de Melilla, con el presidente José Miguel Tasende, capitán marítimo. Y repite en Ceuta el doctor en Didáctica y también líder Juan Sergio Redondo, muy crítico con el PP de Juan Vivas y en el centro de la polémica en 2020 por unos audios de carácter xenófobo e islamófobo que se le atribuyen.

Si hay un caso muy similar al de García-Gallardo, en cuanto a trayectoria y perfil, ese es el cabeza de lista para las elecciones de La Rioja. Ángel Anda coincide tanto en juventud, a sus 31 años, como en profesión, dado que es licenciado en Derecho. De hecho, fuentes de la cúpula nacional de Vox no esconden que su elección satisface enormemente al Comité Ejecutivo Nacional (CEN), que es quién, en última instancia, ha certificado los nombramientos entre septiembre y principios de diciembre del año pasado.

Atendiendo a las designaciones, que aún no están cerradas y van siendo anunciadas por goteo, aunque se preveían en su totalidad para la segunda quincena de noviembre, se aprecia otra estrategia clara. Si bien es cierto que no se ‘quema’ ningún diputado para evitar perder talento, tal y como ocurrió con la exariete parlamentario y judicial Macarena Olona, eso no impide que Abascal haga uso de los perfiles más próximos a enclaves de gran interés en las capitales de provincia. Porque un cargo nacional y local es compatible y no requiere de renuncias de acta. Por el momento, de la treintena de diputados -sin atender a la quincena que suman los 52 totales con los que cuenta el partido en el Congreso-, el CEN ha seleccionado a ocho a conciencia. La excepción es Javier Ortega-Smith, postulado prematuramente en septiembre para el consistorio madrileño como refugio tras su salida de la secretaría general por el ‘caso Olona’ y su paso a vicepresidente para rebajar, además, la tensión interna tras múltiples quejas provinciales. En la lista irá su mano derecha en el Palacio de Cibeles y también diputado Pedro Fernández.

Preferencia por Castilla-La Mancha, Murcia y Valencia

Las capitales de provincia son un principal núcleo de interés para Vox, como una forma de consolidar terreno de cara a las generales. Si se atiende a dónde ha enviado Abascal al resto de parlamentarios, como Alberto Rodríguez a Las Palmas para competir con la actual ministra de Sanidad Carolina Darias, se observa un patrón que coincide con los ámbitos geográficos en los que el partido tiene más posibilidad de voto. Más si los rostros son conocidos para el público. Cañizares, que ejerce de portavoz adjunta en las Cortes, no competirá contra García-Page, pero sí lo hará por la alcaldía de Toledo contra su candidata Milagros Tolón, la actual primera edil. Allí, Vox logró en la repetición de generales de 2019 dos escaños, y la provincia se erige como uno de los principales graneros de voto frente al PP, por encima del 20%. Su compañero de escaño, el ciudadrealeño Ricardo Chamorro, hará lo propio en Ciudad Real, quien destaca por ser uno de los más afines a Abascal y ser delegado de la Fundación DANAES, expresidida por el de Amurrio, en la provincia.

El patrón sigue en Murcia y Alicante. Luis Gestoso, que ha compartido escena este miércoles junto Abascal frente al Ministerio de Transición Ecológica en las protestas por el trasvase Tajo-Segura y es diputado por la circunscripción, buscará ganar la partida al PP. Es una de las ciudades donde la competencia es más ajustada. En las últimas generales, los populares y Vox tuvieron una diferencia en favor de Génova de 417 votos.

Si se atiende al perfil de Gestoso, puede verse puntos de interés. Militó treinta años en el PP, por lo que tiene vínculos con la formación de Feijóo y Fernando López Miras. También pasó por Cs una breve temporada, de donde salió tras ser imputado por un caso de urbanismo en su periodo de concejal en Molina de Segura. Fue absuelto. Es una de las piezas clave para Abascal y de confianza en la cámara baja, y, de hecho, participó en las negociaciones para la investidura de López Miras, algo que le llevó directamente al tercer puesto de la lista de generales en la reunión.

El cabeza de lista de Alicante, el general retirado Manuel Mestre, por su parte, será el candidato en su Orihuela natal. El éxito en la provincia en las generales y los pocos más de 2.000 votos de diferencia con el PP son un aliciente para Abascal, que lleva gestando esta candidatura desde marzo del año pasado.

Te puede interesar

Comentar ()