España Crisis en Vox

Abascal adelanta más cambios en Vox tras la sustitución de Ortega Smith

Cree que el deseo de Macarena Olona para crear un nuevo partido no atiende a "razones políticas" y que de hacerlo, la nueva propuesta no sería diferenciadora de Vox

El presidente de Vox, Santiago Abascal

El presidente de Vox, Santiago Abascal EP

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha confirmado con rotundidad que, en las próximas semanas, habrá más cambios internos para reforzar la marca de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas. «Seguro que sí», ha indicado el dirigente durante una entrevista concedida a Telecinco tras ser preguntado por ello. Eso sí, lo ha hecho sin desvelar a qué escala se producirán, y si afectará también a la dirección nacional, donde ya se han producido dos relevos: el de Javier Ortega Smith como secretario general y el de Víctor González como vicepresidente de Acción Económica.

González Coelho de Portugal no ha dejado de integrar el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), pero ocupará dentro de él el puesto de segundo vocal frente a Ortega Smith que asume una vicepresidencia así como la acción judicial del grupo parlamentario. Vox, no obstante, no ha mencionado que sección concreta abarcará el madrileño y si Jorge Buxadé y Reyes Moreno seguirá al frente de las funciones vicepresidenciales de Acción Política y Social respectivamente.

Ortega Smith fue sustituido por el portavoz de Vox en Cataluña Ignacio Garriga el pasado 6 de octubre tras la reunión del CEN. Asimismo, quedó confirmado como candidato a las elecciones locales de Madrid para volver a confrontar con el primer edil y dirigente del PP madrileño José Luis Martínez Almeida. De él, y de cara a esa pugna electoral, Abascal ha aprovechado para elogiar su labor. «Hacía falta un relevo», porque «es una de las posiciones más difícil» ha indicado el líder de Vox sobre la secretaría general.

Abascal también ha tenido palabras para Macarena Olona, su exariete parlamentario y excandidata a las elecciones de junio en Andalucía. Preguntado por la posibilidad de que ésta ponga en marcha un nuevo proyecto político, el presidente de Vox ha apelado a que para iniciarlo hace falta tener un planteamiento electoral diferente al resto de formaciones existentes. Unas palabras que han dado a entender que Olona, para Abascal, sigue sosteniendo los principios que ya ejerce Vox.

«Yo a lo que no tiene razones políticas no puedo dar una valoración política», ha expresado Abascal sugiriendo con ello que Olona quiere emprender una nueva senda política por frustración con sus anteriores compañeros. No obstante, el de Amurrio (Álava) ha matizado que cualquier español tiene derecho a crear una alternativa política si así lo consideran. Y, especialmente, «si tienen ideas distintas a las que hay en el panorama» político. «Vox triunfa porque dice cosas que no decía ningún otro partido» y «si en España en el futuro surgen otros grupos será porque dicen cosas distintas», ha finalizado.

Precisamente, a Olona se han acercado varios antiguos cargos de Vox. Este domingo, en un reportaje de La Sexta, varios de ellos, como el exvicepresidente Juan Jara o el expresidente de la provincia de Toledo Luis Miguel Núñez comentaban en prime time las supuestas desavenencias e imposiciones, así como malas prácticas de la cúpula nacional; acercando a esta más una empresa que a un partido político. Sobre ello, el líder de Vox ha comentado que «si bien ha llegado muy buena gente» a Vox, «hay gente muy resentida» que por no alcanzar el poder ha «despotricado».

«Gracias a Dios que ya no están en Vox», ha añadido, desmintiendo que haya corrupción interna, apelando a la existencia de auditoría de cuentas, e insistiendo que las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) se celebran sin actas oficiales por escrito. «Es muy difícil» controlar a todo el mundo en un grupo que cuenta con amplia militancia y debe hacer listas en 8.000 municipios en España, ha esgrimido Abascal, indicando que, si se detectan «a garbanzos negros, fanáticos o corruptos», se les pone «de patitas en la calle».

Política de pactos con Génova

Abascal ha señalado que empleará el veredicto de las urnas para conseguir que exista una alternativa que permita que «Sánchez se vaya a su casa de una vez» tras las próximas elecciones generales. «Somos prudentes, no vamos a cambiar nuestro mensaje y aceptaremos el veredicto de las urnas, nos pongan donde nos pongan. Y lógicamente emplearemos ese apoyo para que exista una alternativa al socialismo y Sánchez se vaya a sus casa de una vez», ha comentado. Aunque matiza que no está seguro que el PP esté dispuesto a una alianza con su marca: «No sabemos si el PP está dispuesto a la alternativa o simplemente al relevo como nos ha tenido acostumbrados durante mucho tiempo».

El líder de Vox, que ha reconocido que es más difícil para su partido ganar unas elecciones generales, entiende que la política da saltos de gigante en poco tiempo. «En muy poco, el PP ha cambiado de líder tres veces y las encuestas de hace solo seis meses le situaban por debajo de Vox», ha añadido. Sobre su reunión con el nuevo liderazgo, con Feijóo, Abascal ha recalcado que «era importante que ambos nos conociésemos, que tuviésemos una interlocución que no existía y estaba rota con el PP a consecuencia de Pablo Casado. Tuvo una beligerancia sorprendente en quien pretende buscar aliados».

Te puede interesar

Comentar ()