España

El Gobierno convalidará su decreto anti-crisis negándose a negociarlo con el PP

Las relaciones entre el Ejecutivo y el primer partido de la oposición están cortocircuitadas tanto formal como informalmente | Los populares tiene previsto abstenerse en la votación de hoy

Félix Bolaños y María Jesús Montero hablan en el Congreso en una imagen de archivo EFE

El tercer decreto anti-crisis se aprobará hoy sin dificultades en el Congreso de los Diputados tras habilitarse parlamentariamente este martes. Será una jornada intensa en la Cámara Baja, que también convalidará el decreto en materia de incentivos a la contratación laboral y mejora de la protección social de las personas artistas y, por la tarde, será el escenario de la comparecencia del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para explicar las dos últimas reuniones del Consejo Europeo.

El Gobierno de coalición sacará adelante el decreto de rebaja del IVA de algunos productos básicos de la cesta de la compra con el apoyo de sus habituales socios parlamentarios pero, también, con la abstención de los populares, que defendieron en su momento dicha rebaja entre críticas de miembros del Ejecutivo como la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

Por eso se abstendrán. Pero hubieran votado a favor en caso de haber podido negociar con el Gobierno o el Grupo Socialista otras medidas adicionales que afectaban al IVA de las carnes, del pescado y de los productos envasados. Los populares eran conscientes de la escasa voluntad de Hacienda de tramitar este decreto como proyecto de ley para incorporar cambios, «pero hubiera valido con un compromiso, incluso por escrito, de abordar en otros decretos o leyes futuras nuevas rebajas del IVA en la cesta de la compra» para atemperar el impacto que la inflación está teniendo en las economías de los ciudadanos.

Gobierno y PP no mantienen ninguna vía de interlocución, ni formal ni informal

Se está convirtiendo en una queja recurrente. En el primer partido de la oposición lamentan la ausencia de «cualquier vía de interlocución con el Gobierno. No existe a ningún nivel, ni formal ni informalmente». De hecho, el responsable de Economía del PP, Juan Bravo, se dirigió la semana pasada a la titular de Hacienda, María Jesús Montero, con el objeto de negociar su apoyo al decreto y el Ministerio le remitió al Congreso de los Diputados.

Pero tampoco ahí parecen haber tenido más suerte. No fue hasta ayer por al tarde que la secretaria del Grupo Socialista, Isaura Leal, se puso en contacto con los populares para trasmitirles «que decidirán sobre nuestras propuestas en el trámite parlamentario», según han explicado a El Independiente fuentes del PP. Pero el único trámite pendiente es la convalidación, este martes, del decreto, salvo que, de viva voz, el ministro de la Presidencia Félix Bolaños, diga en tribuna que acepta a futuro alguna de las propuestas del PP, cosa improbable.

También los socios parlamentarios se quejan de falta de interlocución

En el Grupo Popular llevan esperando una invitación a negociar que no se ha producido salvo la precipitada llamada de ayer. Por su parte, los socialistas aseguran que «siempre intentamos sacar todo con el máximo de consenso», aunque lo cierto es que con los votos de sus socios y con la abstención del PP, no necesitan negociar nada con el primer partido de la oposición.

La queja, sin embargo, respecto a la falta de interlocución ha venido incluso de los aliados habituales. Hasta Unidas Podemos se queja de que Moncloa «actúa muchas veces como si tuviera mayoría absoluta».

También Compromís, socio de gobierno de los socialistas en la Comunidad Valenciana, llegó a amagar con la abstención, y ERC ha criticado al rebaja del IVA porque «aumenta los beneficios de los grandes supermercados y reduce la recaudación del Estado», en palabras de su todavía portavoz parlamentario, Gabriel Rufián. En todo caso, ninguno de estos grupos van a poner en peligro la convalidación del decreto, que sólo necesita más votos a favor que en contra.

El pasado jueves, ante el rechazo de María Jesús Montero a reunirse con Juan Bravo, fuentes del PP dijeron ver con `preocupación que «el Gobierno de Sánchez cierre las puertas a negociar el apoyo del partido que representa la alternativa para un decreto que recoge algunas propuestas del PP, pero que claramente debe admitir reformas en beneficio de las familias españolas, que no aguantan más el contexto económico actual».

Te puede interesar

Comentar ()