El ambiente llevaba semanas caldeado tras la decisión del rector de la Universidad Complutense, Joaquín Goyache Goñi, de reconocer a Isabel Díaz Ayuso como alumna ilustre de la universidad. Algo que suscitó de inmediato quejas dentro de la comunidad educativa, con la recogida de centenares de firmas estudiantiles, la oposición de profesores en activo (e incluso del antiguo rector de la universidad entre 2011 y 2015, José Carrillo) y la convocatoria de varias manifestaciones. La última de ellas esta misma mañana, en la que Ayuso ha acudido a la Complutense al acto de su nombramiento como alumna ilustre.

La Complutense, adelantándose a lo que se preveía que podía suceder, había preparado un amplio dispositivo policial para controlar a los estudiantes. Por un lado, impidiendo que cualquier persona sin el carnet estudiantil accediera a la facultad (lo que ha provocado que la manifestación se moviera de sitio hasta la salida del metro de Ciudad Universitaria), lo que también a indignado a los estudiantes desde primera hora. Por otro, impidiendo el paso a algunos periodistas, a los que exigía una «acreditación» para estar simplemente a pie de calle en la vía pública.

«Aquí viene una tipa que es la campeona de los recortes, de la privatización, de acabar con la sanidad pública y que gente esté muriendo y han puesto todos los servicios protegerla», asegura Ana García, que pertenece a la plataforma Libres y Combativas, que explica que los policías han «amenazado» con detenerles y multarles si intentaban hacer la manifestación en la puerta de la facultad. «Nunca en mi vida he visto esta avenida con tanta seguridad. Es un vergüenza, pero nos va a oír y se va a enterar de que estamos en lucha», añade.

La manifestación, que cuenta con decenas de personas, ha arrancado a las 10 en punto por la Avenida de la Complutense a gritos de «Ayuso cucaracha, la uni no es de fachas», «Partido Popular, Partido Criminal» y «Fuera fascistas de la universidad». A la presidenta regional también se han referido como «terrorista» y «asesina», entre otros insultos. Los cánticos defienden a los sanitarios e insultan a la policía.

«Está señora es la responsable de destruir lo público, algo que tiene consecuencias graves, entre otras que la gente no tenga derecho real de acceder a la universidad o que vayan al médico y no haya. ¿Cómo puede ser que la universidad pública más importante a nivel estatal le de este premio cuando está persona debería estar en la cárcel? No lo vamos a permitir y vamos a luchar por echarla de la universidad», asegura García.

Los estudiantes consideran que todo se trata de un «acto propagandístico» para «promocionar la figura de Díaz Ayuso» de cara a la elecciones de mayo. Algo que, aseguran, se sustenta porque la decisión de distinguirla como alumna ilustre ha sido tomada personalmente por el rector, cuando lo habitual es que sea una decisión más «democrática».

Pero en la manifestación no han participado únicamente estudiantes. También ha habido varias personas que, por su cuenta, han decidido acercarse a protestar. Es el caso de un profesor jubilado de la universidad Politécnica, que prefiere no dar su nombre aunque si que explica que tiene 73 años. «Esto debe ser un mensaje a los responsables de la universidad. No puede ser que se de reconocimiento desde una institución pública a alguien que se está cargando lo público. No se puede ser tan vendido a alguien que te está dando dinero. Da un reflejo del engaño permanente en esta ciudad y en esta comunidad».

Coral Latorre, secretaria general del sindicato de estudiantes ha valorado la jornada de manera «muy positiva», a pesar «del frío, de ser un martes en plenos exámenes y de la militarización que ha habido de la universidad». «Hemos dejado claro que esto ha sido una decisión unilateral del rector, que se ha saltado todas las votaciones necesarias», explicó Latorre, que ha avisado que el próximo «gran paso» del sindicato de estudiantes será la manifestación convocada el 12 de febrero en defensa de la sanidad pública, que esperan que sea una jornada «multitudinaria».