España

Interior busca destruir cientos de cayucos en Canarias al no poder almacenarlos

El CITCO señala que en la actualidad existen unas "300 embarcaciones pendientes de ser destruidas" que están generando "un problema de almacenamientos, custodia y destrucción" de las mismas

imagen de personas migrantes llegadas este lunes al puerto de Arinaga (Gran Canaria) con unos cayucos de fondo (Efe).

imagen de personas migrantes llegadas este lunes al puerto de Arinaga (Gran Canaria) con unos cayucos de fondo (Efe).

El Ministerio del Interior tiene un nuevo problema derivado de la llegada masiva de personas migrantes a las Islas Canarias. Cientos de cayucos se almacenan en playas, costas y puertos "ocasionando graves perjuicios tanto al tráfico marítimo como al medioambiente".

La Secretaria de Estado de Seguridad ha anunciado una licitación para contratar un servicio que destruya estas embarcaciones por un valor de 59.900 euros. Con impuestos ascenderá hasta los 64.093 euros.

La justificación del contrato viene firmada por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). La jefa del área de gestión señala que en la actualidad existen unas "300 embarcaciones pendientes de ser destruidas" que están generando "un problema de almacenamientos, custodia y destrucción" similar al de las narcolanchas en el Campo de Gibraltar.

El CITCO tiene una dilata experiencia en la destrucción de embarcaciones de este tipo. Algunos mandos policiales han advertido de la similitud de las lanchas que han llegado a Canarias en la mayor crisis de inmigración que se recuerda desde el 2006 con las que emplean los narcotraficantes para cruzar el Estrecho de Gibraltar y depositar los fardos con drogas en las playas de Cádiz.

Es habitual que cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado realizan actuaciones policiales contra el crimen organizado y contra el tráfico ilegal de drogas y personas en zonas de costa, intervengan embarcaciones, o éstas sean abandonadas suponiendo un problema añadido a la labor policial. Según el CITCO, en Canarias "el depósito supone un grave problema de seguridad, por lo que es necesario recogerlas de las instalaciones habilitadas para llevarlas al punto de destrucción".

Sin personal cualificado

"La Secretaría de Estado de Seguridad no cuenta con personal cualificado para realizar este tipo de servicios relacionados con la destrucción de embarcaciones, por lo que es necesario contratarlo con empresas especializadas y que cuenten con todas las autorizaciones administrativas que requiere la prestación del servicio", explican en el documento justificativo.

El Ministerio del Interio primará la oferta económica con 90 puntos sobre 100. De esos, "80 corresponderán al porcentaje de baja sobre el precio de destrucción de embarcación de hasta 6 metros y 10 de ellos al porcentaje de baja sobre el metro adicional a destruir". El baremo que falta hasta la puntuación máxima, 10 puntos, se asignarán por la rapidez con la que se preste el servicio, pasando de 15 días hábiles a una decena.

Dependiendo del tipo de embacación a destruir y del lugar donde se encuentren, el Ministerio ha establecido distintos precios. En Gran Canaria pagará 100 euros menos que en Tenerife por las embarcaciones de hasta seis metros. Las de fibra costarán más que las de madera, yendo desde los 595 euros por un cayuco de tablas en la primera isla mencionada hasta los 890 de las de fibra en Tenerife. Por cada metro adicional se pagarán entre 40 y 50 euros, dependiendo del material.

Récord de llegadas

La ruta de África Occidental, la conocida como Ruta Canaria, ha registrado el mayor incremento en el número de llegadas irregulares, que casi se duplicó en lo que va de año hasta superar las 27.700 personas. Así lo comunicó a mediados de este mes la agencia europea de fronteras y costas Frontex.

Se trata del total más alto para esta ruta migratoria desde que el organismo comenzó a recopilar datos en 2009. El número de llegadas contabilizadas en octubre, hasta 13.000 personas, fue también el total mensual más alto registrado en cerca de 15 años. En comparación con el mismo período del año anterior, las llegadas han crecido un 95%. Los principales países de origen son Marruecos, Senegal y Guinea.

En octubre se detectaron casi 49.600 llegadas irregulares a las fronteras exteriores de la UE, lo que supone un aumento interanual del 18%. La ruta de África Occidental registró cifras récord en octubre y en los 10 primeros meses, subraya el Frontex. En cambio, en el Mediterráneo central se registró un fuerte descenso de las llegadas en octubre. Las tres nacionalidades más numerosas en todas las rutas este año son los nacionales de Siria, Guinea y Costa de Marfil.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. ¿300 cayucos pendientes de destruir? Mala solución, lo decente, lo legal, es sacarlos a subasta, como las armas y los autos que incauta la guarra cerril.
    Otra posibilidad sería, tras colocarles un dispositivo de localización, ya saben que las etiquetas anti-robo de las tiendas se pueden seguir por RF, tanto desde el fabricante como desde el punto de venta, y eso se hace sin que haya una fuente de energía en la etiqueta: pues se alquilan una gabarra o un ‘merchant ship’, y las entregan a nuestros amigos saharauis, por ejemplo en Tarfaya, puerto seguro de donde no tardarán mucho en salir ferris a Fuerventura.
    Cúmplase.