España

'Superpleno' en el Senado

Yolanda Díaz obvia a Podemos en su defensa de la reforma de ayuda al desempleo y carga contra el PP

Los morados insisten en la retirada del "recorte" en la base de cotización del subsidio para apoyar el decreto: "estamos deseando votar a favor" | Díaz ha llamado a no caer en "medias verdades o mentiras fragantes" en torno a las garantías sociales

La vicepresidenta segunda del Gobierno, ministra de Trabajo y líder de Sumar, Yolanda Díaz, durante el pleno extraordinario del Congreso que acoge excepcionalmente el Senado este miércoles EFE/ Mariscal

Tras la exposición del real decreto ómnibus hecho por el ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, cuyas reformas en materia de judicial o de ciberseguridad, entre otros, depende el Plan de Recuperación y el desembolso europeo de 10.000 millones de euros, ha llegado el turno de Yolanda Díaz. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo ha sido la encargada de defender el segundo de los tres decretos aprobados a finales de diciembre, para la reforma del subsidio de desempleo, y que hoy penden de un hilo por el rechazo de Junts, socio indispensable de la legislatura, pero también de Podemos [consulta aquí cómo afecta al Ejecutivo que decaigan los decretos]. Ayer el Rafael Simancas, del PSOE, habló con la secretaria de Organización morada, Lilith Verstrynge

Precisamente el foco está puesto sobre los morados, que ahora desde el Grupo Mixto enarbolan independencia de movimientos y se oponen a uno de los aspectos de la reforma. Concretamente, el partido de Ione Belarra defiende que esta modificación supone un "recorte" de las cotizaciones que perjudicará posteriormente en la jubilación a las personas ahora mayores de 52 años que se benefician de la ayuda actualmente y que tienen dificultad para volver a trabajar. Sumar, sin embargo, rechaza que se califique así la cuestión. En fuentes, desde la formación, tachan de debate "artificial" la confrontación de Podemos y su negativa a apoyar el asunto, porque insisten, esto "no es un recorte" sino un ajuste real de una sobrecotización fijada en el 125% que se estableció para paliar un salario mínimo interprofesional (SMI) bajo tras el último Gobierno de Mariano Rajoy. El retorno a un 100% se achaca a las subidas progresivas del SMI que se han hecho y se quieren hacer, y que compensarán esa bonificación extra anterior.

Con las posturas fijadas desde el inicio de la semana, y sin feedback entre los contactos del Gobierno y Podemos, la vicepresidenta llegaba al pleno pidiendo "altura de miras" tras una negociación "intensa" y prolongada "toda la noche de ayer" con distintos actores. Pero no aludía a Podemos singularmente. Tampoco lo ha hecho desde la tribuna de oradores, donde el protagonista ha sido la crítica al PP. La número 'tres' del Ejecutivo ha defendido que la seguridad social "es la columna vertebral de la protección social" y es "obligación de los poderes públicos" protegerla. También lo ha apuntado aludiendo a la prestación de desempleo, del que ha remarcado mencionando la Constitución que debe ser "un derecho de la ciudadanía obtenerla".

Previo repaso a la evolución de los derechos y las condiciones laborales del siglo XX en Europa y con la primera legislación social al respecto en España bajo el Gobierno del PSOE de Felipe González, Díaz ha reprochado que, "especialmente", bajo los gobiernos populares la protección de paro "ha sido objeto de numerosas reformas". Ha mencionado el "decretazo" de José María Aznar en 2002 "tumbado por el Tribunal Constitucional" y el "abaratamiento" del despido de 2012 de Rajoy que "endureció el acceso a la ayuda". Ahora se gana "100 euros más gracias a la eliminación de los recortes en la base reguladora".

Díaz acusa al PP de fomentar falsamente que el subsidio de desempleo desincentiva la búsqueda de trabajo"

Insistiendo a la bancada conservadora, y sin destinar palabra alguna a sus exsocios morados, ha añadido al reproche previo que desde el PP y entidades "afines" como think tanks se lanzan contra las medidas de protección. Díaz ha reivindicado que avanzar en la materia y subir a 570 euros [solo los primeros seis meses del cobro, algo que ha omitido] la prestación no "desincentiva la búsqueda de empleo" ni edifica un sistema "muy generoso". "El desempleo no es culpa de las personas en paro, es un problema que deriva de nuestro modelo productivo, que debe evolucionar a uno verde, digital y de trabajo decente (...) donde haya mejor distribución".

Para finalizar, la ministra a planteado al PP varios dilemas. "Ustedes van a decidir si los desempleados aumentan su subsidio (...), si una persona debe esperar un mes para cobrarlo (...), o si se puede disfrutar de un periodo de lactancia de 28 días acumulado". Van a decidir "si ponen o no sus siglas por delante de los intereses de la gente", ha dicho Díaz. Después de ello, se ha dirigido directamente al portavoz parlamentario, también gallego, Miguel Tellado. "Venimos de Ferrol, víctima de la reconversión industrial. Y tenemos amigos comunes que saben que es cobrar el subsidio de desempleo. Lo que hoy hemos de tener en cuenta no entiende de derechas ni izquierdas; entre sus votantes va a haber afectados por lo que van a votar", ha finalizado la vicepresidenta segunda.

Ya en el turno de intervención de Sumar como grupo, su portavoz y mano derecha de Díaz, Marta Lois, ha vuelto a insistir en la necesidad de no anteponer los "intereses partidistas". Un mensaje que ha ido dirigido globalmente a Junts, PP y Podemos sin menciones particulares. Lois será candidata a las elecciones gallegas y dejará en las próximas semanas su acta de diputada. Los populares, ya en el turno de palabra a cargo de la diputada Irene Garrido, ha denunciado el uso "abusivo" del recurso del real decreto ley. "Pedro Sánchez es el presidente que más ha recurrido a esta fórmula para sacar adelante sus iniciativas", ha dicho la también gallega, parlamentaria por Pontevedra.

Sin coger el guante de Díaz, la popular ha afeado que haya prevalencia en los convenios autonómicos sobre los sectoriales demandados para introducir por el PNV. Algo que, como ha recordado a la vicepresidenta segunda, rechazó en la reforma laboral de 2021 y le costó el voto en contra del PNV.

Podemos dará su apoyo si hay "garantías"

La diputada por Las Palmas de Podemos, Noemí Santana, ha sido la encargada de valorar en la Cámara Alta -acoge el pleno del Congreso por reformas en el hemiciclo- el decreto. Por parte de los morados no ha habido tampoco alusión alguna a Díaz o a Lois. La parlamentaria canaria ha valorado como "muy positivo en ciertos sentidos, y mejorable" el decreto presentado. Pero ha reiterado la "preocupación" por ese "recorte" que afecta a los mayores de 52 años. "Nos piden que en aras del resto de medidas aprobemos la reforma; que traguemos dejando en la estacada a un colectivo en especial vulnerabilidad y carga social". Sentenciando la cuestión, la diputada ha afirmado que "podrán envolverlo en papel de regalo y poner un lazo enorme", pero seguirá siendo "un recorte: ustedes reconocen que hay un ahorro de 93,6 millones de euros en la memoria".

Santana, tras la llamada comunicada por fuentes socialistas a Verstrynge ayer, ha destacado que "este Gobierno no ha tenido voluntad de negociar nada" y solo de fomentar la conformidad. Le ha recordado al cómputo de ministros que son un ente "en minoría que no escucha" ni a ellos como partido, ni a sindicatos ni a pensionistas. Pese a ello, ha vuelto a esbozar que Podemos está "deseando votar a favor", pero pide a Moncloa que "escuche, negocie y deje por escrito su compromiso" para realizar correcciones posteriores tramitando el decreto como proyecto de ley.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar