Andalucía | España

Juan Marín rechaza al PP y no irá al congreso de Sevilla

Tanto el vicepresidente como el resto de consejeros de Ciudadanos achacan su ausencia a compromisos de agenda y no acudirán al encumbramiento de Alberto Núñez Feijóo a la presidencia del PP

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, y el presidente autonómico Juanma Moreno.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, y el presidente autonómico Juanma Moreno. EP

El PP ha invitado, a título personal, a los cinco consejeros de Ciudadanos que componen el gobierno de coalición de Juanma Moreno, el primero de signo popular en la región. El Comité Organizador del vigésimo congreso nacional ha anunciado que ha querido contar con la presencia naranja «por cortesía», por celebrarse el próximo cónclave del partido en Sevilla y como muestra de la relación cordial existente entre ambas formaciones de un mismo «espacio» ideológico. Sin embargo, el vicepresidente autonómico y líder de la formación liberal Juan Marín, no acudirá.

Fuentes de Vicepresidencia en Andalucía han comunicado a El Independiente que los motivos para declinar la invitación al también consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local son, meramente, oficiales. «A día de hoy, tiene agenda institucional ambos días», detallan. Por otro lado, definen el gesto de los conservadores con un simple adjetivo: «cortesía». El entorno de Marín no quiere a entrar a valorar nada más que incumba al proceso de «reinicio» del PP.

El resto de consejeros también se excusan en la agenda. El entorno de Rocío Blanco, encargada del departamento de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, ha confirmado que les ha llegado la invitación, pero que «la consejera tiene que atender actos institucionales y no acudirá». De igual manera, a Rocío Ruiz, consejera de Igualdad y Políticas Sociales, se le ha notificado. No obstante, se ha disculpado, dado que tiene «un acto programado desde hace tiempo que ha suspendido varias veces por la pandemia»; un encuentro andaluz de familia de acogida en Lepe.

Desde la consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, explican que Rogelio Velasco tampoco podrá ir, dado que tiene «otros compromisos de agenda ese día». En contraste, el equipo del titular de Educación y Deporte, Francisco Javier Imbroda, desconoce este asunto.

Hay antecedentes

Ciudadanos Andalucía destaca que hay buena relación con su aliado de legislatura y con Juanma Moreno. Y, por lo tanto, que su ausencia no tiene nada que ver con que existan, o no, diferencias con el PP. Simplemente por imposibilidad de agenda. «Ya hemos estado en otros actos del presidente con el propio Marín», afirman en la parte naranja del Gobierno.

Los naranjas hacen referencia al último congreso del PP Andalucía, el decimosexto, donde Moreno salió reelegido como presidente de la formación y al que el vicepresidente de la Junta asistió, protagonizando la apertura del congreso.

Relación cordial, pero fría

A nivel nacional, el PP y Ciudadanos no atraviesan su mejor momento, en cuanto a relación institucional se refiere. Al menos, desde el terremoto político generado por la fallida moción de censura a Fernando López Miras en Murcia, que se saldó con su expulsión del Ejecutivo y con transfuguismos. Al episodio murciano, le siguió el adelanto electoral en la Comunidad de Madrid y la absorción completa de su espacio por la popular Isabel Díaz Ayuso, que vio la oportunidad. También la vislumbró Alfonso Fernández Mañueco, que, ante un escenario de mayoría sin depender de ninguna asociación partidista, precipitó las urnas atribuyéndolo la deslealtad del vicepresidente naranja Francisco Igea.

Mientras que los de Inés Arrimadas han asistido a la pérdida progresiva de sus principales feudos en beneficio del PP o Vox, en Andalucía, ambos socios insisten en que la relación es buena. Trabajamos «en equipo y en el consejo de Gobierno no hay diferencias políticas palpables, todo lo contrario», van a una, señalan.

Lo cierto es que en territorios tan relevantes para Moreno como es Málaga, la fórmula de alianza empieza a contar con las primeras fisuras. El histórico dirigente popular de la ciudad, Francisco de la Torre, incluso, ha llegado a asegurar que no tendría sentido mantener el pacto con Ciudadanos si la concejala de Cultura y Deporte, Noelia Losada, sigue actuando con «deslealtad». Y es que en algunas ocasiones ha actuado, dicen, con «bipolaridad desconcertante» al votar con la oposición.

La vía Moreno-Marín no podría volver a reeditarse sin incluir al PSOE en un acuerdo. Al menos, así lo reflejan las encuestas internas del PP. Los populares obtendrían 35 representantes, Ciudadanos bordearía la desaparición y Vox alcanzaría los 23 escaños.

Te puede interesar

Comentar ()