Elecciones Andalucía Elecciones Andalucía

Andalucía | España

Vox reactiva la campaña de Olona en Andalucía para combatir el impás tras el debate

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, en un acto público en Córdoba.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, en un acto público en Córdoba. EP

La candidata de Vox para los comicios de Andalucía, Macarena Olona, ha rectificado y tendrá actos públicos de campaña este jueves y viernes en la región. Tras el primer gran debate de Televisión Española (TVE), la todavía diputada del Congreso había despejado por completo su agenda hasta el fin de semana, cuando tendrá un mitin con Santiago Abascal en Huelva el sábado y otro en Marbella (Málaga) el domingo. Sin embargo, tan sólo un día después de que el partido confirmase esta decisión a los medios de comunicación, Vox han dado marcha atrás. De igual manera, la formación ha cancelado las entrevistas que tenían pactadas con la cadena pública Canal Sur.

Fuentes del Partido Popular (PP) consideran que Olona siguió su línea cotidiana ante las cámaras, lo que difícilmente les ha podido dar «ni un voto» añadido. Por ello, este giro repentino podría responder a un replanteamiento en la estrategia de los ultraconservadores por no haber alcanzado las expectativas marcadas de cara a la contienda electoral con los otros cinco candidatos. Olona no realizará hoy ningún mitin, pero sí tendrá encuentros con distintos colectivos fuera del foco público. Visitará pequeños comercios en La Carolina (Jaén) y la plaza de toros de Linares. Mañana, también en la provincia de Jaén, hay programado un encuentro con cazadores.

A poco más de una semana para que concluya el plazo para pedir el voto a los andaluces, la puesta en escena en común de los principales candidatos ha dado lugar a un cierto clima de poco avance, de impás. Lejos de grandes aportaciones, el debate de este lunes, mayoritariamente, ha servido para dejar constancia de las líneas generales que ha adoptado cada representante. Ni si quiera se ha despejado la duda de las posibles alianzas que pueden darse una vez se conozca el itinerario. La intención de afianzar el espacio que ahora predomina en la Junta en funciones, fue la única evidencia que se dejó ver: de manera individualizada por el popular Juanma Moreno y, con intención de reeditar la coalición por parte del candidato de Ciudadanos Juan Marín.

Mientras en el PP hay cierto temor por la posibilidad de que las buenas proyecciones en las encuestas perjudiquen la capacidad de aglutinar electorado y desmovilicen al centroderecha, algo parecido a lo que le ocurrió a Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León; en Vox puede estar empezando a valorarse que, a mitad de campaña, el ‘terremoto Olona’ percibido esté retrocediendo. Y, por lo tanto, no llegue a alcanzar los niveles esperados previamente. Desde el partido se anunció que la diputada por Granada abandonaría su acta antes de empezar la campaña, no obstante, aún la ostenta. Y es que, que un mal resultado lleve a Olona y al partido a dar un paso atrás y a dejar paso al hasta ahora portavoz parlamentario Manuel Gavira, es una posibilidad contemplada en los pasillos del Congreso por las distintas fuerzas desde que empezó a especularse con su candidatura.

El esfuerzo destinado a Andalucía

Para el asesor de Comunicación Política y Asuntos Públicos Eduardo Bayón, «todo lo que suponga que Olona no sea la próxima vicepresidenta de la Junta de Andalucía o que cuente con una aritmética parlamentaria propicia, será un fracaso» para Vox. Indica que «conseguirán un resultado mejor que en las autonómicas de 2018», pero no está asegurado que vaya a producirse lo mismo respecto a las generales de 2019 por la influencia de Moreno Bonilla en la comunidad frente a Pablo Casado. Para Bayón, la propuesta de llevar a la exportavoz adjunta y exsecretaria general del Grupo en las Cortes, «es bastante fuerte respecto a lo que Vox ha acostumbrado», por lo que hay mucho que perder frente a lo que ganar.

Si Olona no es la próxima vicepresidenta de Andalucía, será un fracaso para Vox»

El también politólogo afirma que el debate fue poco notorio, dado que el formato «a seis» complica la gestión de los tiempos. Coincide con el director de Opinión Pública y Estudios Políticos de IPSOS España José Pablo Ferrándiz, que pone en cuestión «hasta que punto son determinantes los debates para movilizar al electorado».

Ferrándiz afirma que la única dinámica que queda por resolver, dado la incapacidad de la izquierda en alcanzar la presidencia de la autonomía, es la influencia que tendrá Vox en el próximo parlamento. Considera que el debate le permitió lanzar los mensajes que desea su electorado, por lo que la mayor o menor atención del resto de candidatos o su disponibilidad para confrontar no le perjudicó.

Ahora bien, las expectativas de los de Abascal eran muy altas de cara a ese encuentro. Y lo siguen estando para el debate restante en Canal Sur del próximo lunes. La ausencia de pugna por parte de Moreno Bonilla o del líder de los socialistas Juan Espadas, pese a no perjudicar, no permite movilizar a más electorado del que ya tienen convencidos.

El estado de la campaña para los partidos

Para el PP, su candidato Moreno Bonilla, estuvo «muy bien y muy hábil». «Tenía muy claro lo que tenía que hacer y lo que no». Hacen referencia a la puesta de escena calmada que el presidente de la Junta de Andalucía en funciones mantuvo durante todo el debate; para dar la imagen de centrismo y moderación mientras el resto de formaciones lo atacaban. «Al final fue un todos contra él, y demostró tablas», añaden en el seno popular, y «un debate no es solo el mensaje que se lanza, sino la estrategia de saber en qué ámbitos entras y en qué no». Esta valoración se aproxima a la de Bayón, que determina que, «por su perfil presidenciable», tenía «mucho que perder y poco ganar».

Respecto al actual estado de la campaña una vez superado el primer gran debate, la apreciación desde Génova es que éste «ha servido para consolidar el mensaje y ha permitido ponerlo en confrontación con el resto de propuestas». Y, especialmente, «para afianzar a Moreno Bonilla como único candidato con posibilidades ante el resto de partidos, que solo lo atacan». Afirman que «Marín actuó de acuerdo a sus necesidades», por lo que pudo mostrarse más combativo con el resto de participantes.

Para el PP el debate afianza a Moreno como único presidenciable en Andalucía

De su principal competidora de espacio electoral, Olona, a pesar de que los de Feijóo quieren potenciar la abertura hacia el centroizquierda desencantado con la actividad de Sánchez dentro del PSOE, los populares consideran que desarrolló «su manera de hacer política». «A Macarena no se la ha descubierto ahora en televisión, sabemos como es. Estuvo en consonancia con su forma de ser y Juanma actuó como un tipo moderado, como es», determinan.

En el bloque de izquierdas, las opiniones también son variadas. Todo, salvaguardando que debate tras debate todas las fuerzas se perciben como ganadoras para movilizar el voto hacia su nicho político. Desde Ferraz creen que se ha conseguido un objetivo clave poniendo bajo los focos de la televisión pública al candidato socialista Espadas: darlo a conocer a todo el público que está llamado a participar con su voto en las urnas el 19-J. Una tarea esencial para el PSOE tras el relevo del exalcalde de Sevilla y actual senador a Susana Díaz en la secretaría general tras la pérdida del Gobierno andaluz. Y es que el líder regional de los socialistas, según el Centro de Estudios Andaluces, suspende con un 4,4 sobre diez y tiene un 67,2 porciento de reconocimiento por debajo de Moreno, Marín y Teresa Rodríguez.

En Por Andalucía, la coalición progresista que integran Unidas Podemos y Más País, entre otras formaciones, entienden que el debate ha permitido a Inmaculada Nieto «poner sobre la mesa algunos de los temas que preocupan a la ciudadanía andaluza» y retratar a Moreno Bonilla a quien acusan de vivir «en un marco de realidad ajeno». «El candidato del PP no tiene claro qué rumbo quiere tomar para Andalucía, y no tiene respuesta a los problemas, porque directamente los niega». Fuentes de la confluencia morada no perciben que se haya producido un impás, simplemente creen que es «un momento distinto de la campaña»: «Ahora llega el momento clave con los actos más importantes y centrales, y vamos a por todas». Por su parte, Adelante Andalucía, el partido andalucista que pilota Rodríguez -que fue quien más confrontó con Olona en el debate-, no ha trasladado una valoración a El Independiente.

Te puede interesar

Comentar ()