Cs denunciará ante la Junta Electoral el uso de lazos amarillos y pancartas sobre los líderes independentistas procesados por el Tribunal Supremo. Lo ha anunciado el portavoz parlamentario de la formación, Carlos Carrizosa, quien ha recriminado al conseller de Exteriores y Política Institucional, el republicano Alfred Bosch, la falta de neutralidad de las instituciones públicas catalanas a las puertas del ciclo electoral.

«Se han creído que pueden manchar las próximas elecciones» ha recriminado Carrizosa al Govern de Quim Torra. «Se le tendría que caer la cara de vergüenza en Europa señor Bosch» ha concluido en referencia a su papel como titular de Exteriores.

Se han creído que pueden manchar las próximas elecciones» pregunta Carrizosa al Govern

El portavoz de Cs ha recordad que «es el tercer aviso que les damos» y ha anunciado que si no se retiran ya esos símbolos «mañana mismo vamos a denunciar ante la Junta Electoral» la vulneración de la neutralidad política con pancartas como las que luce la fachada del Palau de la Generalitat «con el mismo logo de Esquerra y JxCat».

«Van a seguir con toda la desfachatez en campaña electoral luciendo sus símbolos partidistas» se ha preguntado el portavoz naranja, que ha acusado al conseller de tratar a los ciudadanos como «catalanes de primera» los independentistas, «los q solo pagan impuestos».

Una advertencia que volverá a ser desoída por el Govern. Alfred Bosch, como ayer la consellera portavoz, Elsa Artadi, ha rechazado la tesis de ciudadanos. «Si no quieren lazos amarillos que se acaben los juicios políticos» ha apuntado Bosch, quien ha asegurado que «estaremos mas activos que ustedes en la Junta Electoral para garantizar el derecho a voto».

Bosch se ha remitido al acuerdo de gobierno en Andalucía para argumentar que «no censuraremos el amarillo, el rojo, el lila, aunque nos presionen porque sus socios de Vox los presionan contra este color. No volveremos al blanco y negro».

Insultos a Millo

La sesión de control parlamentario al Govern ha servido además para redoblar los ataques contra los ex responsables del Gobierno que ayer declararon en el juicio al procés, especialmente el ex Delegado en Cataluña, Enric Millo.

Ayer vimos «lo peor de la ptica, el que es capaz de mentir en sede judicial para garantizarse futuro laboral. Ayer vimos como la ambición personal no tiene limites y la falta de escrúpulos tampoco.» ha asegurado el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, quien ha atacado también las declaraciones del presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno sobre la discriminación de los andaluces en Cataluña: «la catalanofobia vende».

Unas declaraciones que han servido al president Quim Torra para reivindicar a Inés Arrimadas y José Montilla como ejemplos de la integración de los andaluces en Cataluña. «Estoy orgulloso de tener una líder la oposición de Jerez y un conseller de origen marroquí» ha asegurado Torra, que ha agradecido la respuesta de Montilla a Moreno.