La anulación de Madrid Central tiene consecuencias para los ciudadanos. El anuncio del Tribunal Supremo de desestimar el recurso de casación presentado por Ecologistas en Acción contra la sentencia del Tribunal Superior de Madrid (TSJM) que a instancias del Grupo Municipal Popular anuló algunos artículos de la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS) que daban cobertura a Madrid Central, deja en el aire la zona de bajas emisiones y deja en suspenso a miles de multas, según las asociaciones de conductores.

El Ayuntamiento de Madrid mantiene que la sentencia no será firme hasta dentro de dos meses, tiempo del que dispone para poner en marcha su propio Madrid Central y no dejar un vacío legal por el que se pueda entrar en la zona de bajas emisiones. La nueva normativa estaba prevista para ser publicada en junio, según señalan fuentes del Ayuntamiento, que subrayan que el nuevo plan no cambiará sustancialmente las limitaciones del actual Madrid Central.

«Mientras no sea firme la sentencia, Madrid Central sigue en vigor. No podemos hacer nada al respecto. En el caso de que alguno circule por Madrid Central sin los supuestos previstos, el Ayuntamiento tramitaría la multa correspondiente», ha asegurado José Luis Martínez-Almeida.

Pero son muchas las dudas legales existentes sobre esa suspensión y todavía siguen en estudio las consecuencias jurídicas de la sentencia. Según los conductores Madrid Central está suspendido de facto.

Denuncias de los conductores

Mario Arnaldo, presidente de los Automovilistas Europeos Asociados considera que se ha creado un vacío legal importante y que la zona de bajas emisiones de Madrid y todas las multas en trámite quedan en suspenso. Según Arnaldo, «si la sentencia es firme todas las multas pendientes de pago quedan anuladas». «Sobre las pagadas la ley establece que las sentencias tienen efecto a partir de su publicación, luego aquellos que han pagado no pueden pedir la devolución por ingreso indebido, pero sí que podrán hacer una reclamación para que se devuelva como indemnización por responsabilidad patrimonial en el sentido de que te han impuesto una multa en base a una normativa que ha sido declarada nula por los tribunales», afirma.

El ayuntamiento no apaga las cámaras de Madrid Central pero son conscientes que si no se ha producido el pago es difícil que las sanciones se hagan efectivas. Los servicios jurídicos del Ayuntamiento están midiendo el alcance de la sentencia.

Según los cálculos de esta asociación de automovilistas entre 2019 y 2020 se han puesto 1,3 millones de multas por valor de 117 millones de euros. Esta asociación también espera una sentencia favorable para suspender el SER, el sistema de estacionamiento controlado de Madrid, que en ese mismo periodo ha recaudado 255 millones de euros.