España | Madrid

Ayuso lleva la batalla educativa contra la ley Celaá al Tribunal Supremo

Dado que el Gobierno madrileño contempla que el plazo de pronunciamiento se alargará más de un año, pedirán las suspensión cautelar de la norma y el uso de los libros actuales

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene en el VIII Foro Guadarrama, en el Hotel Rosewood Villa Magna.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene en el VIII Foro Guadarrama, en el Hotel Rosewood Villa Magna. EP

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recurrirá este lunes ante el Tribunal Supremo el nuevo currículo de Educación elaborado por el Gobierno central de Pedro Sánchez, conocida como ley Celáa. Lo ha hecho por que considera que «deja de lado» aspectos docentes que su Ejecutivo regional considera «esenciales» y porque «conlleva una gran carga ideológica». También, porque al tratarse de la etapa «más importante», éste nuevo diseño del plan educativo es «especialmente dañino» para el alumnado.

La dirigente madrileña ha explicado este mediodía, desde la sede del Gobierno en la Real Casa de Correos, que «no puede silenciarse el debate sobre algo que se gestó en plena pandemia y con lo más dañino», en referencia a la nueva ley educativa pactada con Unidas Podemos y los socios independentistas. Ayuso ha indicado que el Real Decreto «se hizo a escondidas» y, tras su aprobación, «se está llevando a cabo con plazos imposibles».

La líder del PP en Madrid ha criticado que la nueva norma elaborada por el Gobierno de coalición tiene un «afán de ingeniería social, para hacer la sociedad a su medida»; un «rediseño de España entera a medida de gente que la odia». Por su parte, el titular de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha explicado que la principal motivación para presentar el recurso ante la justicia es que, el artículo 1 de la propia ley, conlleva a contradicción.

Ossorio indica que éste garantiza «la igualdad de acceso a la educación». Considera que «no se proporcionan los conocimientos necesarios» dado que se suprimen, dicen, contenidos esenciales en el plan. «Va a afectar a la enseñanza en la pública», porque «va a haber otros alumnos que vayan a otro centro que van a tener acceso a esos conocimientos».

Isabel Díaz Ayuso ha abogado por desarrollar un debate amplio con todos los implicados y «las plataformas cívicas». Y, aunque prevén que el Supremo tardará «un año o más en pronunciarse» -por eso piden la suspensión cautelar de la ley y que se empiece el próximo curso con los libros que se vienen utilizando-, afirman que su Ejecutivo «no se va a callar». «Utilizaremos todos los mecanismos del Estado de derecho» en «defensa ante el autoritarismo», y «no descartamos hacerlo ante el Tribunal Constitucional».

Este recurso responde a una nueva batalla Sol-Moncloa inaugurada, ahora, en el ámbito educativo. La semana pasada, durante su visita a Jerez de la Frontera (Cádiz) en el marco de la precampaña electoral de Andalucía, donde apoyó la candidatura de su homólogo Juanma Moreno, la baronesa del PP anunció un plan especial para que el Servicio de Inspección Educativa de la Comunidad revise el contenido de los nuevos libros de texto del próximo curso escolar. Un periodo en el que entrará en vigor la LOMLOE, más conocida como Ley Celaá.

Apoyo de Génova

Preguntada por los periodistas por si ha hablado con el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, sobre este anuncio así como con los otros presidentes autonómicos del partido, Ayuso ha indicado que el PP «respeta que cada comunidad tome sus propias decisiones en asuntos que son de sus propias competencias». En todo caso, ha indicado que sí ha informado a Feijóo sobre la decisión que ha tomado.

«Como he dicho en numerosas ocasiones soy la presidenta de la Comunidad por encima del PP. La representación de todos los ciudadanos de Madrid trasciende de las siglas de los partidos y si el PP decidiera aprobar una subida generalizada de impuestos en España no tendría más que tomar mi decisión y mi camino como presidenta autonómica», ha declarado.

En la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del partido nacional, la secretaria general de los populares Cuca Gamarra, ha afirmado que son «perfectamente conocedores» de la intención de Ayuso de presentar ese recurso. Desde el PP, afirman que comparten «esa inquietud» y que la Comunidad de Madrid «tiene legitimidad para llevarlo a cabo». La LOMLOE es «una ley que no compartimos y que no es el camino para educar a nuestros jóvenes, ni para garantizar su futuro. Un buen Gobierno es el que piensa en dar la mejor educación posible», ha explicado Gamarra.

Te puede interesar

Comentar ()