País Vasco

La llegada por sorpresa de Uber a Bilbao reactiva la 'guerra del taxi'

Un usuario con la app de Uber en su smartphone.

Un usuario con la app de Uber en su smartphone. Uber

La inesperada llegada de Uber a Bilbao ha reactivado la ‘guerra del taxi’ en la capital vizcaína. El anuncio de que el servicio de transporte se implantaba en la ciudad se ha conocido esta misma mañana, minutos antes de que el servicio se estrenara, y lo ha hecho sin que el propio Consistorio tuviera conocimiento de ello hasta última hora de ayer. Más aún, el concejal de Movilidad, Alfonso Gil, ha calificado el modo en el que Uber ha irrumpido con «nocturnidad y alevosía». Por el momento, el servicio que prestará es reducido, con apenas una veintena de coches con conductor. La compañía ha asegurado que su llegada se engloba dentro del plan de expansión que lleva a cabo en nuestro país y en especial en el norte de España. Con la capital vizcaína son ya nueve las ciudades en las que presta este servicio.

El concejal de Movilidad de Bilbao ha asegurado que en la ciudad no está permitido prestar un servicio similar al de los taxis, «no queremos problemas de convivencia como en otras ciudades, que es lo que genera Uber», ha asegurado. Ha añadido que la entrada de mayores vehículos prestando servicios de transporte afecta a la contaminación, son más «coches soltando humos, con el esfuerzo tan importante que ha hecho el sector, cuando tenemos el ratio de coches verdes más importante de España».

Gil ha recordado que el funcionamiento de Uber es incompatible con la ordenanza municipal que regula el transporte de viajeros en Bilbao. Ha recordado que el servicio de taxi sólo se autoriza cogerlo en paradas establecidas «y a día de hoy, que yo sepa, Uber no tiene paradas en Bilbao».

Actualmente el Gobierno vasco ultima un decreto que regulará la prestación de este tipo de servicios y que según Gil supondrá en la práctica la ilegalización de Uber en Euskadi. Por ello, ha lanzado un mensaje de «tranquilidad» a los taxistas, «nosotros vamos a estar con el sector del taxi». El citado decreto determinará a las VTC que entre la solicitud del servicio y la prestación del mismo deberá transcurrir un tiempo. En su momento, y a la espera de que se establezca definitivamente, se planteó que podría llegar hasta los treinta minutos, «lo que hará que el servicio de Uber, que se solicita unos minutos antes a través de una app, sea incompatible».

320.000 descargas

Uber trasladó al Ayuntamiento de Bilbao en diciembre de 2018 su interés por implantarse en Bilbao, pero el teniente de alcalde, Alfonso Gil, advirtió públicamente de las «dificultades» que tendrían que sortear estas plataformas tecnológicas ante las exigencias de la normativa local que acota los espacios para que los usuarios se monten en los vehículos y que el servicio sea contratado con anterioridad a su uso.

Por ahora desde el Gobierno vasco se han limitado a manifestar su sorpresa por el modo en el que se ha producido la llegada de Uber a Euskadi. El Ejecutivo ha convocado una reunión de la Mesa del taxi-VTCs para el próximo lunes para abordar el nuevo escenario. El decreto que ultima para fijar las condiciones pactadas entre el sector del taxi y el de VTC en el País Vasco será aprobado antes de final de este año.

Desde Uber se ha asegurado hoy que cumplen «a rajatabla» la normativa autonómica que regula estos servicios, según el director de comunicación de la compañía en España, Yuri Fernández. Según sus datos, en el País Vasco 320.000 personas se bajaron su aplicación en los últimos meses. Un dato que considera que acredita la existencia de una importante demanda a partir de la experiencia en la utilización de Uber en otras ciudades del mundo. «Los usuarios de otras ciudades que llegan a Bilbao abren la aplicación con naturalidad porque desconocen si el servicio está o no operativo. Pero, además de los turistas, tenemos comprobado que en poco tiempo el boca-oreja también funciona en los residentes de cada ciudad», señala Fernández.

Durante el último año Uber ha desarrollado con éxito la implantación de su servicio en Cádiz y Jerez, por un lado, y en La Coruña. La compañía confía que Bilbao supere el «éxito» que ha supuesto el arranque del servicio en Galicia ya que la capital vizcaína también cuenta, como La Coruña, con un entorno urbano muy importante que amplía los servicios interurbanos. «Bilbao es, además, una de las ciudades con mayor tirón turístico y estamos seguros de que va a valorar la experiencia Uber».

Comentar ()