Murcia | Tribunales

La Fiscalía archiva la investigación contra el ex consejero de Murcia que dimitió tras vacunarse

El consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas. EFE

La Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha decidido archivar las diligencias informativas abiertas el pasado mes de enero contra el ex consejero de Salud, Manuel Villegas, y su cúpula directiva por haberse vacunado contra el coronavirus saltándose presuntamente el protocolo establecido por el Ministerio de Sanidad.

Asimismo, el Fiscal también ha decidido archivar las diligencias informativas abiertas por la vacunación de obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, y otros prelados en las residencia de ancianos ‘Hogar de Betania’, según el decreto al que ha tenido acceso Europa Press.

Cabe recordar que la polémica suscitada en torno a este asunto provocó la dimisión de Villegas y la investigación de la Fiscalía atendía a las denuncias presentadas tanto por PSOE como por Podemos.

Ahora, el Fiscal estima en el decreto que procede acordar el archivo de estas diligencias de investigación, por estimar que «no existen indicios de delito alguno», debiéndose comunicar esta decisión a los denunciantes, haciéndoles constar que contra la misma no se puede interponer recurso alguno, si bien se puede reproducir la denuncia ante el Juzgado de Instrucción competente si se estima oportuno.

A su vez, el Fiscal estima que procede remitir testimonio de lo actuado en relación con las vacunaciones realizadas en la residencia ‘Hogar de Betania’, a la Consejería de Salud para que proceda, en su caso, a incoar los expedientes administrativos sancionadores pertinentes.

«Saltarse el orden en el proceso de vacunación, puede suponer reproche político, social o ético, pero no penal», según sostiene la Fiscalía. Para ello, añade, «sería necesario, en primer lugar, que se regule expresamente en una norma que sea publicada en un boletín oficial; en segundo lugar, que se tipifique expresamente esa conducta como infracción administrativa; y, en tercer lugar, que se modifique, en su caso, el código penal para tipificarlo como delito».

Origen de la investigación

En concreto, la Fiscalía recibió un escrito de denuncia presentado por el PSOE que, en síntesis, decía en el proceso de vacunación contra el Covid se habían inmunizado un gran número de personas integrantes de la Consejería de Salud y del Servicio Murciano de Salud, entre ellos el consejero y altos cargos, saltándose todos el orden que estaba fijado en los protocolos que se habían aprobado para tal fin.

Posteriormente se recibió otra denuncia del partido político Podemos Región de Murcia en los mismos términos, si bien añadía la vacunación del obispo de la diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, junto a otros prelados en la residencia de personas mayores Hogar de Betania, igualmente sin cumplir el orden fijado en el protocolo para la vacunación.

La Fiscalía pidió a la Consejería de Salud un informe sobre la vacunación llevada a cabo en sus dependencias, protocolos seguidos, listado de la identidad de todas las personas vacunadas y su puesto de trabajo en la Consejería y en el Servicio Murciano de Salud (SMS). También solicitó copia de las resoluciones que se hubiesen adoptado, y el posible régimen sancionador a aplicar para los que incumplan el protocolo de vacunación.

La Consejería remitió la información y la Fiscalía comprobó que había sido vacunado todo el personal de la Consejería de Salud y del SMS, tanto cargos directivos como personal funcionario y laboral que presta sus servicios en sus edificios.

La Fiscalía también solicitó el listado de vacunación a la Consejería de Salud, a la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, así como a la residencia de ancianos ‘Hogar de Betania’. Entre ellos aparecía todo el personal contratado por la residencia y, a su vez, se incluía a un total de cuatro capellanes y 17 personas que aparecen como «cuerpo superior de administración-gestión», siendo la mayoría de éstos miembros del ‘Patronato’ de la fundación, y otros considerados como «colaboradores» habituales de la residencia

Comentar ()