Inteligencia artificial & Ciencia

Muere de frío el algodón que había nacido en la Luna al desconectarse la calefacción

Al desconectar la calefacción y llegar la noche a la Luna, la temperatura descendió por debajo de los -100ºC

logo
Muere de frío el algodón que había nacido en la Luna al desconectarse la calefacción
Brote de algodón en la Luna

Brote de algodón en la Luna CNSA

Resumen:

La planta de algodón que brotó en la minibiósfera sellada a bordo de la misión Chang’e 4 de China ha sucumbido al frío extremo producido de la cara oculta de la Luna, informa Europa Press. Tan triste como simple: el Sol se puso, cayó la noche y la temperatura bajó a menos de -100ºC. Adiós brote.

El 3 de enero, el programa de exploración lunar Chang’e-4 de China llevó la planta a la Luna en una carga útil diseñada para crear el primer microecosistema en el único satélite natural de la Tierra. Días más tarde, se anunció que la planta de algodón incluida en dicho experimento había germinado.

La temperatura durante la noche de dos semanas en la Luna cae por debajo de los -170 grados, bajo la cual el brote de algodón no tenía ninguna posibilidad de supervivencia.

El contenedor sellado con el experimento tiene un sistema de calefacción para mantener la semilla caliente, y por eso brotó en primer lugar. Pero se apagó después de que el módulo de aterrizaje Chang’e-4 entrara en modo de suspensión para ahorrar energía el 13 de enero.

«Durante las 212,75 horas desde el encendido hasta el apagado, la carga útil funcionó bien. Algunos de los resultados superaron nuestras expectativas», explicó Xie Gengxin, el diseñador y decano de este experimento en el Instituto de Tecnología Avanzada de la Universidad de Chongqing, responsable del experimento.

El módulo entró en suspensión para ahorrar energía

El experimento transmitió más de 170 imágenes a la Tierra. La última fotografía se tomó el 12 de enero, lo que mostró que el brote estaba creciendo de manera saludable. «Hemos obtenido una cantidad masiva de datos valiosos en este experimento», agregó muy optimistaa Xie, citado por CGTN.COM.

El equipo también insinuó que el experimento no es tan ambicioso como algunos pensaron. «El objetivo principal era la divulgación de la ciencia», dijo Liu Hanlong, líder del experimento y jefe adjunto de la Universidad de Chongqing.

La idea de una carga útil biológica se seleccionó a partir de 257 sugerencias recopiladas de estudiantes de secundaria y universitarios en 2016.

¿Y el resto de semillas?

La sonda Chang’e-4 transportó en el contenedor sellado semillas de algodón, colza, patata y arabidopsis, así como huevos de mosca de la fruta y algunas levaduras, para formar una minibiosfera simple.

Con este círculo, la idea era formar una mini biosfera compuesta por productores, consumidores y descomponedores. El desarrollo y la preparación del módulo biológico fueron realizados por el Equipo de Investigación de Biología Espacial en la Escuela de Ciencias de la Vida de la Universidad de Chongqing. Pero se ha demostrado que tampoco esa era una prioridad de la misión.