Gente

Rocío Carrasco visita la tumba de Rocío Jurado en el 15 aniversario de su muerte

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco ha confesado en televisión que padece un trastorno ansioso depresivo mixto. Telecinco

Rocío Carrasco ha dado un paso más en su vuelta a la vida pública. La hija de Rocío Jurado ha visitado la tumba de su madre el día que se cumplen 15 años de la muerte de la cantante.

Desde que hace dos meses decidiera romper el sepulcral silencio que ha mantenido durante dos décadas a través de la serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva, muchos son los apoyos que ha recibido, y adeptos que ha ganado, Rocío Carrasco. Esto le ha servido a la hija de Rocío Jurado y heredera universal de su legado para tener las fuerzas suficientes y volver a Chipiona en un día tan señalado. Un ánimo que no han conseguido mermar ni las demoledoras declaraciones de su tío José Antonio Rodríguez. «Es una marioneta de Fidel», declaró públicamente el marido de Gloria Mohedano, nombrado portavoz oficial de la familia.

Si el fin de semana pasado era precisamente la familia Cano/Mohedano la que se mostraba como una piña en la localidad natal de nuestra cantante más universal para rendirle un multitudinario homenaje, hoy, día 1 de junio, ha sido Rocío Carrasco la que, intentando pasar desapercibida, se ha personado en el cementerio para rendirle su tributo más íntimo y personal a su madre, que ha acompañado de un bonito y voluminoso centro de rosas blancas y del equipo del programa que le ha dado voz.

Una visita que ha contado con ciertos privilegios ya que, por expresa petición del alcalde de Chipiona, Luis María Aparcero, el cementerio ha sido abierto fuera de horario para que Rocío Carrasco y su equipo pudieran acceder a él. A puerta cerrada ha permanecido Rocío media hora dentro del mismo y a su salida ha agradecido la atención recibida esbozando una tímida sonrisa, fiel reflejo del nuevo rumbo que ha tomado su vida.

Comentar ()