Europa | Internacional

Cuenta atrás para el gobierno Draghi

El ex presidente del BCE logra el apoyo de Conte, Berlusconi, Renzi y Zingaretti pero no el de Meloni

Mario Draghi-gobierno-Italia-Europa

Mario Draghi, encargado de formar gobierno, antes de las consultas. EFE

Decir no al salvador del euro se lo pueden permitir pocos en Italia. Menos aún se atreven cuando la misión de Mario Draghi (Roma, 1943) será repartir el fondo de recuperación de la Unión Europea que superará los 200.000 millones de euros. Esto lo sabía Matteo Renzi cuando lanzó el órdago a Giuseppe Conte, quien ha pasado en cuestión de días de ser el gran hacedor de la política italiana a un ex que busca su sitio. La cuenta atrás para el gobierno Draghi ha empezado.

Draghi ya cuenta con el apoyo de Conte, que tratará de sumar más fuerzas en Cinco Estrellas. Conte no es de los grillini pero cuenta con su apoyo. También respaldan «este gobierno del presidente» Nicola Zingaretti, del Partido Democrático; Matteo Renzi y su Italia Viva; y Silvio Berlusconi y Antonio Tajani, de Fuerza Italia.

Este sábado, el líder de la Liga, Matteo Salvini, se ha mostrado abierto a dar su confianza a un gobierno Draghi, al que no vetarán de antemano. El Movimiento 5 Estrellas debate sobre la cuestión en una cumbre. Su fundador, Beppe Grillo, ha puesto sobre la mesa las condiciones en su blog: un ministerio para la Transición Ecológica, crear el Consejo Superior para el Desarrollo Sostenible, y reducir los subsidios a los contaminantes y reducir el impuesto a las empresas sostenibles, según informa La Repubblica.

Está armándose el llamado gobierno Ursula, formado por los partidos que apoyaron la elección de Von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea. «El Partido Democrático votó a favor, Cinco Estrellas, Libres e Iguales y una parte de Fuerza Italia y centristas. El gobierno Ursula estaría encabezado por un primer ministro más imparcial», explicaba Andrea Betti, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia Comillas.

El líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, ha evocado a Europa y la reconstrucción de la alianza euroatlántica como elementos relevantes del futuro gobierno Draghi, que va a respaldar.

El apoyo de Fuerza Italia no implica el nacimiento de una nueva mayoría política, sino un gobierno de los mejores al servicio de Italia y de los italianos»

antonio tajani

Fuerza Italia ha expresado su pleno apoyo a Draghi. Finalmente ha sido Antonio Tajani, su vicepresidente y ex presidente del Parlamento Europeo, quien se ha visto personalmente con Draghi en Montecitorio. Silvio Berlusconi ha conversado por teléfono con el aspirante a primer ministro.

«Nuestro apoyo no implica el nacimiento de una nueva mayoría política, sino un gobierno de los mejores al servicio de Italia y de los italianos», ha explicado Tajani.

Italia Viva está con Draghi claramente. Matteo Renzi ha sido tajante al decir que Draghi es «un seguro de vida para nuestros hijos». Una convocatoria electoral sería un desastre para esta formación creada en 2019 por quien fuera el primer ministro más joven de Italia. Es una escisión del Partido Democrático.

El voto de Salvini y el no de Meloni

Quien ha expresado su rechazo a un gobierno encabezado por el ex presidente del BCE ha sido Giorgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia, un partido ultraconservador en ascenso en las encuestas. Fratelli se disputa con la Liga al votante conservador y también al antisistema. Meloni espera su momento.

Para Salvini resulta difícil vetar a Draghi, ya que se juega el apoyo del sector empresarial que ve con buenos ojos un gobierno encabezado por el ex presidente del BCE. Si bien demandó elecciones anticipadas, ahora no quiere que le asocien a una posición antisistema que ni siquiera todo el Movimiento Cinco Estrellas suscribe.

Los grillini (Cinco Estrellas) son el partido con más diputados pero también son los más debilitados de cara a unas elecciones. Los más pragmáticos van a respaldar a Draghi pero su número dos, Alessio di Battista, se opone. Nacieron como antisistema y Draghi es el sistema. Al menos 30 senadores amenazan con desmarcarse si finalmente respaldan a Draghi.

El ex presidente del Banco Central Europeo (BCE) aceptó el miércoles «con reservas» el mandato del presidente, Sergio Mattarella, para formar gobierno en Italia. El primer ministro, Giuseppe Conte, apoyado por la coalición del Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Democrático, se había quedado sin suficientes apoyos para seguir adelante al dejar de apoyarle Italia Viva, partido liderado por Renzi.

A Renzi le habían dejado a un lado en la negociación sobre los fondos de recuperación. Las ministras y el secretario de Estado de Italia Viva no tenían papel en esta crucial cuestión. Renunciaron y el gobierno conocido como Conte dos quedó suspendido en el alambre.

Tras comprobar su débil apoyo en el Senado, Conte renunció con la esperanza de lograr resucitar la coalición. Pero el Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Democrático no pudieron recuperar a Renzi. Ni apoyos alternativos.

Renzi ha ganado todo lo que puede ganar… Vuelve a la primera fila, Draghi está a punto de formar gobierno y Conte ha dejado de tener peso»

jorge del palacio

«Conte es el gran perdedor. Hablaban de un Conte tres. Y tenía muy buenas encuestas y se lo empezaban a rifar los partidos. Y de la noche a la mañana nadie se acuerda. Es la venganza de Renzi, a quien excluyeron en el diseño del reparto de los fondos», señala Jorge del Palacio, profesor de Historia del Pensamiento Político y de los Movimientos Sociales en la Universidad Rey Juan Carlos.

Por el contrario, Renzi es el gran ganador. «Renzi ha ganado todo lo que puede ganar con lo que tiene, apenas un 3% de apoyos electorales. Vuelve a estar en primera fila y Draghi está ahí, que es lo que quería. Y Conte ha dejado de tener peso», añade Del Palacio.

Curiosamente nos recuerda Del Palacio cómo Renzi pretendía en sus inicios «terminar con la capacidad de chantaje de los pequeños partidos. Quiso ensanchar la base del PD. Ha hecho lo contrario. Sobrevivir. A costa de Conte y de Cinco Estrellas».

Comentar ()