G20 Indonesia 2022

Internacional

La declaración final del G20 escenifica la división: "La mayoría condenamos con firmeza esta guerra"

Los líderes de la OTAN presentes en Bali se reúnen de urgencia. EP

«Cuando el mundo se reúne en el G20 para buscar una desescalada, Rusia continúa su escalada en Ucrania». Es el reproche que ha lanzado este miércoles el presidente estadounidense Joe Biden y que ha sido compartido por sus aliados en la cumbre de líderes del G20. La cita anual ha concluido en Bali (Indonesia) completamente marcada por las noticias que llegan de Kiev, a más de 10.000 kilómetros de distancia.

Una lluvia de misiles rusos sobre Ucrania -hasta 90, según el presidente Volodímir Zelenski-, que ha dejado sin luz a siete millones de hogares, y la explosión de dos misiles de fabricación rusa en suelo polaco han condicionado las últimas horas de la cumbre. Los líderes del G7 y la OTAN han celebrado un encuentro en los márgenes; han calificado de «bárbaro» el plomo sobre el país; y han apoyado una investigación para esclarecer la explosión, registrada a última hora de este martes en la localidad polaca de Przewodóv, a 10 kilómetros de la frontera ucraniana, con el balance de dos muertos. Precisamente el director de la CIA, Bill Burns, se halla en Kiev, donde tiene previsto reunirse con sus homólogos ucranianos y Zelenski.

Los primeros resultados de la investigación sugieren que el misil que impactó en Polonia fue disparado por las fuerzas ucranianas contra un misil ruso entrante, según un despacho de Associated Press.

«La mayoría de los miembros condenamos firmemente la guerra en Ucrania y subrayamos que está causando un inmenso sufrimiento humano y exacerbando las fragilidades existentes en la economía mundial limitando el crecimiento, aumentando la inflación, interrumpiendo las cadenas de suministro, incrementando la inseguridad energética y alimentaria y elevando los riesgos para la estabilidad financiera», señala la declaración final de la cumbre del G20, que con una redacción vaga y amplia evita el rechazo de China e India, los principales valedores internacional de Vladimir Putin. «Hubo otros puntos de vista y diferentes evaluaciones de la situación y las sanciones», reconoce el texto, de 17 páginas y 52 puntos.

«Este año, también hemos sido testigos de cómo la guerra en Ucrania ha afectado negativamente a la economía mundial. Reiteramos nuestras posiciones nacionales expresadas en otros foros, incluidos el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas, que, en la Resolución n.º ES-11/1 de 2 de marzo de 2022, adoptada por mayoría (141 votos a favor, 5 en contra, 35 abstenciones, 12 ausentes), deplora en los términos más enérgicos la agresión de la Federación de Rusia contra Ucrania y exige su retirada completa e incondicional del territorio de Ucrania», indica la declaración.

En el documento, los mandatarios reunidos en Bali admiten «que el G20 no es el foro para resolver los problemas de seguridad». «Reconocemos que los problemas de seguridad pueden tener consecuencias importantes para la economía mundial», matiza. La declaración advierte de que «el uso o la amenaza del uso de armas nucleares resulta inadmisible. La resolución pacífica de los conflictos, los esfuerzos para hacer frente a las crisis, así como la diplomacia y el diálogo, son vitales. La era actual no debe ser la de la guerra».

En rueda de prensa, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha asegurado este miércoles que ha recibido el compromiso de Rusia negando cualquier implicación en la explosión en suelo polaco y ha añadido que probablemente se deba a «un error técnico».

Este martes el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, citado por la agencia de noticias rusa Tass, declaró que «Occidente había añadido la frase ‘muchas delegaciones condenaron a Rusia’, observamos que también se esbozaron opiniones alternativas». Lavrov abandonó la cumbre a última hora del martes.

Te puede interesar

Comentar ()