G20 Indonesia 2022

Internacional

El ataque con "probables" misiles de fabricación rusa en Polonia trastoca el final de la cumbre del G20

Los líderes de la OTAN presentes en Bali se reúnen de urgencia. Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa

La explosión registrada a última hora de este martes en la localidad polaca de Przewodóv, a 10 kilómetros de la frontera ucraniana, ha alterado la agenda de la segunda y última jornada de la cumbre de líderes del G20 que se celebra en la isla indonesia de Bali. Los países miembros del G7 ampliado y OTAN han mantenido una reunión de urgencia a primera hora de este miércoles para abordar lo que Polonia considera un ataque de dos misiles de fabricación rusa, que ha segado al menos dos vidas.

Moscú ha negado cualquier responsabilidad y los líderes mundiales han mostrado su apoyo a Varsovia para esclarecer los hechos, entre llamadas de la ONU a evitar una escalada en Ucrania. Los primeros resultados de la investigación sugieren que el misil que impactó en Polonia fue disparado por las fuerzas ucranianas para interceptar un misil ruso, según un despacho de Associated Press.

Horas antes el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, había pedido a los líderes de la Unión Europea que asisten a la cumbre del G20 incluidos los de Alemania, Francia, Italia o España- celebrar una «reunión de coordinación». Finalmente ese encuentro se ha producido antes del inicio de la jornada de la cumbre, con presencia de Pedro Sánchez.

Han asistido, además, los líderes de Estados Unidos, Francia, Holanda, Alemania, Italia, Japón y Canadá así como el Consejo Europeo y la Comisión Europea. El encuentro ha tenido lugar en el Grand Hyatt de Bali donde se aloja Biden. Tras la reunión, se ha retomado la agenda oficial de la cumbre, con la visita a un manglar y la ceremonia conjuntar de plantar un árbol.

Según el ministro de Exteriores José Manuel Albares, la reunión de urgencia de los líderes del G7 y OTAN ha repasado los últimos acontecimientos en Polonia así como la oleada de misiles que han caído durante este martes a lo largo y ancho de Ucrania, que la Unión Europea ha tildado de «bárbaros».

«Se ha constatado la necesidad de apoyar por todos los medios posibles la investigación para que se esclarezca exactamente qué es la explosión en Polonia», ha agregado el ministro. «Se ha rechazado unánimemente esa oleada indiscriminada y masiva contra ciudades que han caído sobre las ciudades ucranianas y que ha dejando sin suministro de electricidad a muchas de las ciudades ucranianas».

Varsovia invocará el artículo 4 de la OTAN

Polonia ha celebrado una reunión de emergencia de su Consejo de Seguridad Nacional y Defensa y el presidente polaco Andrzej Duda ha considerado «muy probable» que invoque el artículo 4 de la Carta de la OTAN, en virtud del cual los miembros se reúnen cuando la integridad territorial o la seguridad de una nación se ven amenazadas. «Lo más probable es que fuera un misil de fabricación rusa, pero todo esto está todavía bajo investigación en este momento. No tenemos ninguna prueba concluyente por el momento sobre quién lanzó este misil», ha reconocido el presidente polaco.

Exteriores polaco ha llamado a consultas al embajador de Rusia y le ha reclamando «explicaciones detalladas e inmediatas» por la explosión. El ministerio de Defensa ruso ha rechazado su implicación en el ataque. «Las declaraciones de los medios de comunicación y de los funcionarios polacos sobre la supuesta caída de misiles ‘rusos’ en la zona de Przewodów es una provocación deliberada para escalar la situación. Los cohetes rusos no han atacado objetivos cercanos a la frontera estatal ucraniana-polaca», ha insistido en un comunicado.

Cuando el mundo se reúne en el G20 para buscar una desescalada, Rusia continúa su escalada en Ucrania

Por su parte, el presidente estadounidense Joe Biden también se ha manifestado desde Bali. «Cuando el mundo se reúne en el G20 para buscar una desescalada, Rusia continúa su escalada en Ucrania», ha denunciado el demócrata. A juicio de Biden, resulta «poco probable» que el misil fuera disparado desde Rusia, posiblemente debido a la trayectoria del arma. «No quiero decirlo hasta que lo investiguemos completamente… pero es poco probable», ha declarado.

«He hablado con el Presidente Andrzej Duda de Polonia para expresar mis profundas condolencias por la pérdida de vidas en el este de Polonia y ofrecer nuestro pleno apoyo a la investigación de Polonia sobre la explosión. Permaneceremos en estrecho contacto para determinar los próximos pasos apropiados a medida que avanza», ha indicado este miércoles Joe Biden en su cuenta de Twitter.

Una cumbre marcada por la guerra

La cumbre, marcada desde el inicio por la guerra en Ucrania y sus consecuencias globales, había concluido su primera jornada con cierta esperanza. Los equipos negociadores de los distintos países participantes había consensuado un comunicado conjunto, que debía ser ratificado por sus líderes y lanzado este miércoles.

Para evitar exhibir las diferencias que existen, el documento optaba por la fórmula creativa de “la mayoría de los países condenan” la agresión rusa en Ucrania. “Este año también hemos sido testigos de cómo la guerra en Ucrania ha tenido un impacto negativo en la economía mundial”, reconocía el borrador.

Los países, agregaba el comunicado, “reiteramos nuestras posiciones nacionales” y “la mayoría de los miembros condenamos firmemente la guerra en Ucrania”. Un ejercicio de mínimos que busca acercar posturas. Precisamente los líderes europeos han redoblado las llamadas a Xi Jinping para que use su influencia sobre Putin y ponga fin a una guerra que ha dejado al descubierto las enormes divisiones que vive el mundo hoy.

Te puede interesar

Comentar ()