Internacional

Condena internacional tras el ataque israelí contra un convoy de reparto de ayuda que deja 112 muertos

Palestinos caminan por el campo de refugiados de Al Nuseirat, en la Franja de Gaza. EFE

Condena internacional en un nuevo episodio sangriento de la guerra en Gaza, a punto de cumplirse los cinco meses de contienda. Las fuerzas israelíes abrieron fuego este jueves cuando una multitud de gazatíes se congregaba en torno a un convoy de camiones de ayuda humanitaria en la ciudad de Gaza, dejando 112 muertos y cerca de 700 heridos.

Según los supervivientes, el ataque se produjo a primera hora del jueves y desató el caos. Testigos describieron cómo las balas alcanzaban a la multitud que rodeaba los camiones de ayuda, y Mohamed Salha, director en funciones del hospital de al Auda, que atendió a 161 víctimas, señaló que la mayoría parecían haber recibido disparos. Otro testigo, sin embargo, aseguró que la mayoría de los muertos habían muerto atropellados por los camiones. "No tratamos ningún caso de asfixia. Lo que vimos fueron heridas por metralla, balas y munición de tanque", afirmó el jefe del departamento de enfermería del hospital Shifa, Jadallah Alshafi, a medios palestinos.

El ejército israelí se defiende

El ejército israelí, por su parte, ha culpado a la aglomeración, los atropellos y los "camioneros de Gaza" del balance de víctimas mortales. "La mayor parte de víctimas tuvo lugar en este incidente con camiones. Muchos murieron atropellados, aplastados", indicó un portavoz militar, que negó la implicación de tropas israelíes. Sí confirmó un supuesto segundo incidente, a pocos metros del primero, en el que las fuerzas israelíes "abrieron fuego" contra un grupo pequeño de gazatíes percibidos como una "amenaza en una zona de guerra".

"Fue una respuesta limitada, de fuego limitado", aseguró el oficial militar, quien no estimó cuántas víctimas pudieron producirse en ese segundo incidente. El ejército israelí distribuyó a la prensa a última hora de este jueves unas imágenes aéreas de la aclomeración que aguardaba ayuda humanitaria. El vídeo obtenido por un dron y editado mostraba a cientos de personas apiñándose y subiéndose a camiones de ayuda a lo largo de la carretera Al Rashid en el suroeste de la ciudad de Gaza. En un momento del vídeo, la gente comienza a correr, y algunos se arrastran detrás de las paredes y parecen ponerse a cubierto. Tras un corte, se puede ver al menos una decena de personas en el suelo. Durante el pánico, algunas personas parecen ser atropelladas por los camiones de ayuda. En el lugar hay presentes dos vehículos militares israelíes.

Un ataque que complica el alto el fuego

La comunidad internacional teme que el ataque dinamite los esfuerzos en marcha para lograr un nuevo alto el fuego en Gaza. Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU convocaba una sesión de emergencia el jueves por la noche, la Casa Blanca pidió que se investigaran "a fondo" las muertes y recordó a Israel que debe proporcionar seguridad básica en las zonas de Gaza bajo su control. Joe Biden reconoció este jueves que el ataque israelí contra una cola de reparto de ayuda humanitaria en Gaza complicará las negociaciones para un alto el fuego y la liberación de rehenes. Biden matizó que ya no espera que se logre un acuerdo antes del próximo lunes, como había esbozado anteriormente, pero se manifestó "esperanzado" de que pronto se cierre el pacto.

Francia, España, Portugal, Qatar, Arabia Saudí, Jordania y Egipto se unieron a la condena internacional. Qatar, uno de los principales mediadores entre Hamás e Israel junto con Egipto, calificó el ataque de "masacre atroz" y pidió a la comunidad internacional que "cumpla con sus responsabilidades", según un comunicado del Ministerio de Exteriores qatarí. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó “el incidente del jueves en Gaza en el que, según informes, más de 100 personas murieron o resultaron heridas mientras buscaban ayuda para salvar vidas”. “Los civiles desesperados de Gaza necesitan ayuda urgente, incluidos los del norte, donde la ONU no ha podido entregar ayuda desde hace más de una semana”, denunció.

"Masacre atroz"

Tanto el movimiento islamista Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, como la Yihad Islámica Palestina o la Autoridad Nacional Palestina, del presidente Mahmud Abás, condenaron este jueves la muerte de más de un centenar de gazatíes que esperaban alimentos. "Esta masacre atroz en Gaza, sin precedentes en la historia de crímenes de guerra, se enmarca en la guerra de hambre y desplazamiento (de Israel) contra nuestro pueblo", lamentó Hamás.

La presidencia de la ANP -que gobierna zonas reducidas de Cisjordania ocupada pero está inmersa en una reforma para recuperar el control de Gaza cuando acabe la guerra- también denunció un "silencio internacional cómplice ante estos crímenes de genocidio sin precedentes en la historia moderna" y llamó a una intervención inmediata para detener la guerra.

El incidente se produce el mismo día en que la cifra oficial de muertos en la Franja desde que comenzó la guerra sobrepasó los 30.000, tras registrar el Ministerio de Sanidad 81 fallecidos hasta la madrugada de hoy, por lo que quedan de contabilizar el más de centenar de muertos en el reparto de ayuda en ciudad de Gaza

Hambruna y desesperación

Ocurre además en un momento en el que la comunidad internacional presiona a Israel para que permita la entrada de más ayuda humanitaria a la Franja, en riesgo de hambruna, especialmente en el norte. El Gobierno del enclave palestino también acusó hoy a Israel de querer "matar de hambre" a los gazatíes y afirmó que más de 700.000 personas sufren hambruna en el norte de la Franja.

El Ministerio de Sanidad confirmó el miércoles que en los últimos dos días han muerto seis niños por malnutrición y deshidratación en el norte de la Franja, donde dos hospitales dejaron de funcionar. El miércoles entraron a la Franja 116 camiones de ayuda humanitaria, una cantidad insuficiente frente a las acuciantes necesidades del enclave, sumido en una catástrofe humanitaria sin precedentes, y por debajo de la media de 300 camiones diarios que entraban antes de la guerra.

Según la UNRWA, unos 2.300 camiones han entrado en Gaza en lo que va de febrero, un 50 % menos que en enero. Ante la dificultad de introducir ayuda humanitaria por tierra, varios países -incluyendo Jordania, Egipto, Qatar, Francia y Emiratos Árabes- han lanzado paquetes con alimentos e insumos desde el aire, una estrategia que la víspera benefició por primera vez a los habitantes del norte del enclave. Estados Unidos estudia recurrir también a esta fórmula.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se reunió anoche en Jerusalén con la nueva coordinadora de la ONU para la ayuda humanitaria y reconstrucción de Gaza, Sigrid Kaag, y el ministro de Defensa, Yoav Gallant, habló anoche por teléfono también del tema con su colega estadounidense, Lloyd Austin.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar