Ángel Gabilondo, el candidato del PSOE a presidir la Comunidad de Madrid, aparte de «soso, serio y formal», es un hombre sincero y disciplinado. Y ahora la disciplina en el Partido Socialista se impone directamente desde el palacio de la Moncloa ¿O es que a alguien le cabe alguna duda?

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate