El Comité Federal del PSOE cerrará la puerta a la celebración de primarias para elegir candidato a la Presidencia del Gobierno si finalmente hubiera repetición electoral. Aunque ésta es una hipótesis que parece alejarse después de que Mariano Rajoy haya quitado presión sobre los socialistas, no es ni mucho menos descartable y destacados miembros del máximo órgano del partido entre congresos no desean ir a un nuevo escenario de confrontación interna, han señalado fuentes del Comité a El Independiente.

Hay otros motivos para evitar una convocatoria abierta no sólo a las bases sino también a los simpatizantes. Por un lado, exorcizan el riesgo de que Pedro Sánchez aspire a hacerse con la candidatura. El hecho de que haya decidido permanecer en el Congreso, de que no haya renunciado a su acta de diputado, llena de inquietud a sus compañeros de filas sobre sus intenciones reales. Pero hay otra razón, quizá de mayor peso, para evitar esta consulta y es que Susana Díaz se vea impelida a disputar la cabecera del cartel electoral, cosa que, hoy por hoy, no entra en sus planes.

Las primarias obligarían a Susana Díaz a dar el paso

Si la candidatura a la Presidencia del Gobierno se decidiera en los estrechos márgenes del Comité Federal, sin primarias, la baronesa andaluza podría controlar mejor el proceso, escoger un candidato de su gusto, aunque pudieran ser acusados de “dedazo”, de perpetuar los viejos modos de la política. A Andalucía se suma otra federación de peso, Valencia. Fuentes socialistas valencianas explican a El Independiente que el hecho de que se hayan acortado los plazos para una teórica repetición electoral el 18 de diciembre “permite argumentar que no hay tiempo para iniciar un proceso de primarias que tendría que ser abierto también a los simpatizantes, lo que añade complejidad”.

Entre los posibles “presidenciables” aparecen Javier Fernández, responsable de la gestora socialista, y el que fuera candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. También se habla de una tercera vía. En todo caso “lo peor, lo que nos daba más miedo, era ir a elecciones con Pedro Sánchez. Encontraremos candidato si es necesario”, explican convencidos las fuentes de la dirección socialista consultas.  Sin embargo, cabe recordar que el pasado lunes, Fernández, señaló a preguntas de los periodistas, que se celebrarían primarias de ir a otra consulta ante las urnas. Formar parte de la cultura del partido, adujo, aunque lo cierto es que no han sido pocas las veces en que, aún convocadas, se ha trabajado para que no hubiera más de un candidato, por lo que se invalidaba el proceso de consulta.

El giro de Mariano Rajoy, quitando presión al PSOE, allana el camino a la investidura

En todo caso, el giro dado por Mariano Rajoy en las últimas horas, cerrando de plano el debate sobre si se debe exigir a los socialistas, aparte de a abstención, que apoyen los Presupuestos, parece facilitar el camino a que haya investidura este mes. Fernández explicó este jueves que el PSOE “podrá consentir o no” en permitirle la investidura, “pero en ningún caso le va a proporcionar estabilidad”, una estabilidad que “tendrá que buscársela día a día”.

La consigna de Moncloa a todos sus dirigentes y cuadros ha sido rebajar la tensión. A primera hora de la mañana, recibían  las últimas instrucciones en las que se subrayaba, con uso de negritas incluido, que “el Partido Popular no quiere terceras elecciones ni pone condiciones”. A juicio del entorno del presidente, tres elecciones generales en un año, serían “toda una anomalía a escala europea que no podemos permitirnos”, según señalaba el texto al que ha tenido acceso El Independiente.