Juan Ignacio Zoido sólo habrá necesitado dos Consejos de Ministros para enterrar la era Fernández Díaz y pasar página. El nuevo titular de Interior ha llevado este viernes a la reunión semanal del Ejecutivo de Rajoy la renovación de la cúpula de su departamento, poniendo el kilómetro a cero de la gestión en uno de los ministerios más complejos. En pocos días quedará escaso recuerdo de su antecesor en el cargo, reprobado por el Parlamento y denostado por los sindicatos policiales.

La guerra de comisarios, el episodio del espionaje en su despacho oficial y la difusión de las conversaciones que mantuvo con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, la situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)… Ésta es la herencia recibida por Zoido, que quiere encarar la nueva etapa rodeándose de un equipo de su máxima confianza y marcando distancias con su antecesor desde el primer momento.

José Antonio Nieto era un candidato de Cospedal para dirigir el PP-A tras la marcha de Arenas

Como adelantó El Independiente el pasado 11 de noviembre, el nuevo titular de Interior ha renovado los tres puestos clave. Su número dos será José Antonio Nieto, ex alcalde de Córdoba (2011-2015) y persona próxima a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. De hecho, Nieto era junto con el senador José Luis Sanz el candidato de Cospedal para liderar el PP andaluz tras la marcha de Javier Arenas, pero Mariano Rajoy optó por Juan Manuel Moreno Bonilla. Cuando éste regresó a Andalucía en marzo de 2014 para tomar el testigo precisamente de Zoido como presidente del PP-A, Moreno Bonilla era secretario de Estado en el Ministerio de Servicios Sociales e Igualdad.

Magistrado como él, el nuevo director general de la Guardia Civil es José Manuel Holgado Merino (El Cubo de Don Sancho, Salamanca, 1959), adscrito a la Sección Tercera (Penal) de la Audiencia de Sevilla desde 1998. Holgado sustituye a Arsenio Fernández de Mesa, en el cargo desde el 30 de diciembre de 2011.

El puesto de director general de la Guardia Civil es el segundo mejor pagado en el organigrama del Ministerio del Interior. Con datos referidos a 2015, este puesto se remunera con 119.480 euros brutos al año, casi un 50% más de lo que gana el presidente Rajoy. La mayor retribución económica en este departamento es para el secretario general de Instituciones Penitenciarias, con más de 122.000 euros.

En declaraciones a Elindependiente.com, Holgado ha asegurado que será una prioridad en su etapa procurar la mayor formación posible a los agentes -tanto de la escala de oficiales como de la básica- para combatir las nuevas formas de delincuencia, así como tratar de reforzar la coordinación con Policía Nacional y Policías Locales.

énfasis en la formación para combatir esta delincuencia moderna, formas de delincuencia moderna que nos trae por la calle de la amargura.

Germán López deja el Ayuntamiento de Badajoz para ponerse al frente de la Policía Nacional

La renovación acometida por Juan Ignacio Zoido también ha alcanzado a la dirección general de la Policía, ostentada durante los últimos casi cinco años por Ignacio Cosidó. En la nueva etapa, al frente de este cuerpo estará Germán López Iglesias, primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Badajoz -donde hasta ahora era responsable de Policía Local, entre otras competencias- y portavoz del gobierno local en la actualidad. Con anterioridad fue delegado del Gobierno en Extremadura (2012-2015), cargo que dejó para concurrir a las elecciones municipales como número dos en la lista del PP a la Alcaldía de Badajoz.

Ingeniero técnico agrónomo y funcionario del Estado desde 1973, López Iglesias inició su carrera política en 1987, cuando consiguió acta de concejal en el Ayuntamiento pacense. En 1995 entró en el gobierno local y, de marzo de 2000 a marzo de 2008 y de noviembre de 2011 a mayo de 2012, ocupó escaño en el Congreso de los Diputados por la circunscripción de Badajoz.

El ministro, cuyo padre regentaba un obrador en la localidad pacense de Fregenal de la Sierra, y el nuevo responsable de la Policía mantienen amistad desde mediados de los noventa, cuando Zoido ocupó la dirección general de Relaciones con la Administración de Justicia en la etapa de Margarita Mariscal de Gante como ministra de Justicia y López Iglesias dirigía el gabinete del entonces delegado del Gobierno en Extremadura, Óscar Baselga.

Dos concejales de Sevilla, Gregorio Serrano y Curro Pérez, se integran en el equipo del ministro

Después de casi cuatro meses vacantes, el nuevo ministro del Interior acabará con el vacío en la Dirección General de Tráfico (DGT) colocando a Gregorio Serrano, actual portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Sevilla y concejal muy próximo a Zoido. En su etapa de alcalde (2011-2015), Serrano fue delegado municipal de Economía, Empleo, Fiestas Mayores y Turismo.

Fin al vacío en la DGT

El nuevo director de la DGT sustituye a María Seguí, obligada a dimitir el pasado 22 de julio a raíz de que Interior anunciara que ponía en marcha una investigación para aclarar los contratos adjudicados a su marido. Ante la incertidumbre de si Rajoy sería investido y podría formar gobierno, el puesto ha permanecido vacante desde entonces.

Gregorio Serrano no será el único concejal del Ayuntamiento de Sevilla que le acompañará en su etapa como ministro. Curro Pérez, profesor de Derecho Administrativo en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y quien le ha acompañado en la política municipal desde hace dos décadas, será su jefe de gabinete.