Los términos se endurecen en Podemos conforme se acerca Vistalegre II y Pablo Iglesias ya no regatea entre medias tintas. El debate se ha enconado en las últimas horas y el líder de Podemos no ha dudado en acusar a Íñigo Errejón de «equivocarse en muchas cosas» a lo largo de su campaña con vistas al congreso que se celebra este fin de semana: «Debería ir más de frente», ha sostenido, antes de añadir que el número dos del partido «debe rectificar». En un encuentro digital con el diario El País, Iglesias ha entrado a la polémica de ayer en torno a la relación de Podemos con Izquierda Unida, y se ha manifestado con dureza a este respecto: «Decir que podemos va a convertirse en IU es impresentable», ha zanjado.

Iglesias se ha referido al señalamiento de su equipo en los últimos días, tras las cartas publicadas por dos de los ideólogos de la formación, el ex dirigente Luis Alegre y el filósofo Carlos Fernández Liria, que tachaban al entorno de Iglesias de «camarilla de intransigentes«. «Si tenemos diferencias políticas, hay que señalar esas diferencias pero no busquemos fantasmas», ha denunciado el secretario general, a la vez que ha lanzado un mensaje a Errejón: «En política hay que ser valientes». «Pretender desacreditar las ideas de alguien utilizando un chivo expiatorio es algo que avergüenza a la gente que apuesta por nosotros». En este sentido, ha insistido en que «se equivocan en insistir en la búsqueda de enemigos», a la vez que ha afirmado que él nunca describiría al equipo sel secretario político «como una camarilla de cortesanos».

Además, el secretario general ha defendido que está orgulloso de sus compañeros y que «está bien que la formación evolucione y vaya incorporando a más gente». «Hay un cierto complejo adanista en decir que ‘Podemos sólo somos quien yo diga’. Eso es erróneo, Podemos no sólo es gente de Madrid ni de la Universidad. Es mucha más gente y nuestra capacidad de incorporar a más gente es buena», ha ensalzado.

No tiene sentido convertir a un compañero que piensa diferente con un cartón

Iglesias también se ha referido sobre el acto del pasado sábado en el que Errejón pidió el voto para su equipo y para el propio Iglesias a la Secretaría General. Para ello, expuso una imagen en la que ambos líderes aparecían juntos. El líder de Podemos ha acusado por ello a su número dos de intentar «confundir» a los votantes: «Se equivoca en hacer una campaña con un cartón. En política no hay que confundir a la gente», ha comenzado, para afirmar que «eso se puede interpretar como manipulación», a la vez que ha lanzado un mensaje a su número dos: «No trates llegar a caminos curvos para ir al mismo sitio».

También se ha mostrado visiblemente ofendido por otra de las campañas lanzadas por Errejón este mismo martes bajo los lemas ‘Recupera el morado’ y ‘Ni PSOE ni IU’. «Me ofendió. No sólo es una falta de respeto para los aliados, sino que hay miembros de esa lista que ha militado en IU hasta hace poco tiempo», ha recordado.

A primera hora de la mañana, Errejón citaba en la Cadena SER el «viraje ideológico» que a su juicio ha experimentado el partido. Una afirmación que dejaba entrever ciertos paralelismos a IU y que Iglesias ha desmentido rotundamente: «No creo que tuviera la poca rigurosidad intelectual para decir eso. Es como si dijéramos que Errejón es el candidato de Ferraz. Eso simplifica las cosas y no ayuda», ha afirmado.