La división entre la dirigencia y las bases del PSOE también se produce en el debate político. Mientras la Gestora se toma su tiempo en la elaboración de las ponencias política y económica que se presentarán al congreso federal de junio, los militantes ya reflexionan y discuten sobre el modelo de partido y de país que quieren alcanzar. A falta del documento oficial de la dirección provisional del PSOE, los candidatos ya presentan sus proyectos y recaban directamente la opinión de la militancia. El equipo de Pedro Sánchez cuenta con 90.000 propuestas en su página web que estos días se analizan y desgranan. Este fin de semana se avanzarán algunas de las conclusiones y se presentará la sede de su candidatura en Madrid.

Por su parte, Patxi López recibe directamente el sentir de los militantes en los pequeños encuentros que está realizando por toda España. El diputado Rafael Simancas está coordinando el grupo redactor de su proyecto, que se presentará en breve. Su equipo asegura que está integrando las aportaciones que les llegan directamente a su página web, a través de los voluntarios y desde las estructuras territoriales montadas por su candidatura. El resultado final se presentará como enmiendas a la ponencia del 39 Congreso Federal, que se enviará a las agrupaciones para su debate en el mes de abril.

Simancas ultima el proyecto político de Patxi López

La tercera propuesta en liza es la del alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, que ha puesto en circulación un completo documento elaborado por un grupo de jóvenes dirigentes y cargos institucionales del PSOE de Madrid. Susana Díaz ha buscado el apoyo interno de este movimiento para aumentar su influencia en la Federación Socialista Madrileña, dado el declive orgánico de su hombre de confianza, Tomás Gómez .

Como ha publicado el Huffingtong Post, se trata de la propuesta más ambiciosa y valiente de las presentadas hasta ahora. Bajo el título La España que queremos y el PSOE que necesitamos, el documento profundiza en debates como el futuro de las pensiones o la fiscalidad que obvian el resto de proyectos. Ni siquiera el oficial, impulsado por la Gestora, aclara sus intenciones en estas materias.

La propuesta de Lobato está teniendo una amplia difusión en redes sociales y ha concitado el interés de dirigentes del partido de toda España, que se han comunicado con sus redactores. De esta manera, su repercusión no es sólo cuantitativa, sino cualitativa, y pretende dar cobertura a los militantes y cuadros medios que se sienten “huérfanos” de contenidos serios y que huyen de la guerra de eslóganes.

“Este documento ha sido fruto del trabajo de dos meses intensos de estudio, reflexión y consulta con muchos amigos, colegas y compañeros que han aportado sus matices, correcciones y mejoras al documento y a los que les agradezco mucho su inestimable ayuda”, explica el alcalde madrileño en su blog. “Esta extensa publicación recoge ideas y propuestas planteadas y publicadas por muchos compañeros y expertos de dentro y de fuera de nuestro país (Australia, Singapur, EEUU, diferentes países europeos y numerosas ciudades y regiones españolas)”, añade.

La Gestora ignora la propuesta de jóvenes dirigentes madrileños

Antes de publicarlo, los redactores enviaron los capítulos relativos a la economía al coordinador de la ponencia económica del PSOE, José Carlos Díez, que no ha hecho uso de ella, a tenor del borrador presentado el pasado sábado en Madrid. Tanto Díez como el coordinador de la ponencia política, Eduardo Madina, son hombres de confianza de Susana Díaz, por lo que se prevé que la presidenta andaluza asuma como propios ambos documentos cuando presente su candidatura a las primarias.

La Gestora del PSOE ha movilizado a centenares de expertos, ex ministros, consejeros, alcaldes y diputados para la elaboración de sus ponencias, que se presentarán a finales de marzo. Una vez que el Comité Federal convoque el 39 Congreso Federal, ambos documentos se enviarán a las agrupaciones para que se debatan, analicen y enmienden. Cuando llegue ese proceso, las bases ya habrán tenido la oportunidad de reflexionar sobre las propuestas que ya están sobre la mesa, al margen de la oficialidad del partido.