PP y Ciudadanos han llegado a un acuerdo este miércoles para rebajar el IRPF el próximo año en 2.000 millones, un requisito imprescindible para que Ciudadanos apoye el techo de gasto. “El Gobierno rectifica su postura y ha dado una propuesta en la que respeta el déficit, pero podría plantearse una propuesta para bajar el IRPF para las clases más desfavorecidas”, ha explicado el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas tras la reunión con el Gobierno.

En paralelo, el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha confirmado que lo que se negocia en estos momentos es “una primera fase de reducción del IRPF”, que consistiría en “una rebaja del IRPF para las rentas más bajas y un aumento de determinadas deducciones en cuota del tributo”.

No se trata, por tanto, de una reducción general del IRPF, algo que Montoro ha dejado en todo caso para cuando España reduzca el déficit por debajo del 3%, lo que previsiblemente ocurrirá a partir del año que viene.

Según ha precisado Montoro, de esta forma lo que se quiere conseguir es una reducción “progresiva y cauta” del impuesto sobre la renta, que al mismo tiempo introduzca mayor solidaridad en el sistema fiscal, favoreciendo al mismo tiempo la actividad económica, por la vía del consumo, y la corrección del déficit.

Ciudadanos condiciona su apoyo al Presupuesto

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos se han reunido este miércoles en el Ministerio de Hacienda para llegar a un acuerdo respecto al techo de gasto, que se debatirá el próximo lunes. Albert Rivera había condicionado su apoyo a una reducción del IRPF para el próximo año de entre 2.000 y 3.000 euros, un margen que posible según las cuentas de la formación naranja.

La idea del Gobierno era aplicar esa reducción para el curso 2019, pero Montoro ha rectificado para conseguir el apoyo Ciudadanos. “Era importante que la reducción fiscal se hiciera ya. No había excusas para no dar una buena noticia”, ha señalado Villegas.

No obstante, se trata de un principio de acuerdo ya que la Ejecutiva permanente tiene que valorar la propuesta y fijar su voto con respecto al techo de gasto, que se debatirá el próximo lunes. Ciudadanos se ha convertido en una pieza clave para que salga adelante el techo de gasto, ya que PSOE y Podemos han avanzado que su voto será en contra.

No obstante, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado este miércoles que elevará una décima el objetivo de déficit de las comunidades autónomas, del 0,3% del PIB al 0,4% del PIB para 2018. El PSOE había rechazado el primero de los límites, con lo que de esta manera el ministro de Hacienda trata de acercar posiciones con los socialistas.

Los detalles, después del verano

Cómo se aplicará esta reducción lo abordarán ambos partidos después del verano, en la negociación presupuestaria. Lo principal para Ciudadanos era el compromiso del Gobierno de adelantar esta rebaja a 2018 y fijar una cifra, que se ha cerrado en 2.000 millones. Para la formación naranja, “es hora de devolver a los ciudadanos parte del sacrificio que han hecho durante la crisis”, como han repetido en distintas ocasiones, sobre todo teniendo en cuenta la previsión de crecimiento de la economía, que se sitúa por encima del 3%.

Si en la reunión que ambos partidos volverán a tener después del verano para concretar esta aplicación el Gobierno recula, Ciudadanos podría votar en contra de los presupuestos de 2018.