El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón, han puesto en común sus puntos de vista en una tribuna conjunta publicada en el diario 20 minutos en la que reflejan su proyecto de España desde abajo, esto es, desde los ayuntamientos del cambio, poniendo el foco en la Comunidad de Madrid. «Frente al Estado depredador del Partido Popular, pondremos en práctica desde las autonomías un Estado emprendedor que recupere la calidad y el propósito social de servicios públicos», reza el escrito.

Es en esta comunidad autónoma donde los de Iglesias esperan desbancar a Cristina Cifuentes de la mano de Íñigo Errejón. Aunque habrá primarias para esa candidatura, el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político ya trabaja en la construcción de su perfil como candidato y en convencer a Manuela Carmena para formar juntos un ticket electoral para la Alcaldía y la Comunidad. Iglesias y Errejón sitúan la Comunidad gobernada ahora por el PP como una pieza clave para gobernar España y, de esta forma, dejar a un lado sus diferencias y mirar desde un mismo punto de vista a sus respectivas aspiraciones, que pasan por la Comunidad y la Moncloa. «Madrid y España deben afrontar sus desafíos de futuro. Consolidando y ampliando el cambio en Madrid, el cambio en España estará más cerca», señalan.

Iglesias y Errejón defienden en este texto una misma tesis política, después de que las del primero vencieran a las del segundo en el Congreso Estatal de Vistalegre II, en el que el modelo de partido de Iglesias se impuso entre las bases de manera holgada frente a las del que fuera su ‘número dos’.

«En Podemos nos marcamos el gobierno de las Comunidades Autónomas como nuestro principal objetivo estratégico en este ciclo político», insisten en el artículo. Para ello, el partido morado hace un llamamiento a las «formaciones políticas hermanas», y en especial a los socialistas, de quienes esperan ser aliados. Aunque no en Madrid, ya que pese al guiño al PSOE, Errejón mira hacia la Comunidad con ciertas condiciones, ya que según los documentos salidos de las primarias, el ex número dos no podrá optar a formar gobierno con los socialistas.

Estas palabras coinciden, además, con la votación de las bases sobre el acuerdo de gobierno entre Podemos y PSOE para entrar en el gobierno de Castilla-La Mancha con Emiliano García-Page. «Si el proyecto del Partido Popular se construyó desde arriba y desde el centro, nuestro proyecto tiene que partir desde abajo y desde los territorios».