El secretario general del PSOE se ha mostrado extremadamente duro hoy con la declaración del presidente del Gobierno en el jucio del caso Gürtel. Pedro Sánchez ha acusado a Mariano Rajoy de ser el máximo responsable político de la corrupción en este país y le ha exigido que presente su dimisión hoy mismo ante el Rey «por dignidad», para dar «ejemplaridad» y para que «no arrastre a España en su caída».

«Usted sólo tiene un camino: dimitir», ha espetado a Rajoy, al que ha recordado que sus «sus circunstancias personales no tienen que ser las de España». «Entre el interés de España y el propio, le pido que dimita», ha repetido, tras situar a la corrupción como el mayor enemigo del estado español.

A pesar de sus contundentes palabras y la dureza de sus acusaciones, Sánchez ha dado portazo a la petición del líder de Podemos, Pablo Iglesias, de presentar una moción de censura conjunta al presidente del Gobierno para defenestrarlo. «El PSOE define sus estrategias como líder de la oposición», ha respondido molesto a la única pregunta de los periodistas que ha aceptado durante su comparecencia institucional en Ferraz. Sánchez mostraba así la incomodidad de su partido con el intento de Podemos de marcar la agenda política tras la declaración judicial del presidente del Gobierno.

Mariano Rajoy se ha convertido este miércoles en el primero presidente del Gobierno en activo que declara ante un tribunal. Durante su testificación  en el juicio por el caso Gürtel, ha asegurado que sólo se ha ocupado de la vertiente política de las campañas electorales que dirigió y que desconocía la existencia de una supuesta caja B, como sostiene el ex tesorero del PP Luis Bárcenas. «Jamás me he ocupado de la contabilidad», ha asegurado el presidente del Gobierno. También ha sido tajante cuando ha afirmado que es «absolutamente falso» que cobrara sobresueldos en dinero negro y ha indicado que el partido pagó complementos a cargos que se declararon a Hacienda y que dejaron de percibir cuando llegaron al Ejecutivo.

Pedro Sánchez ha acusado a Rajoy de cometer un «daño irreparable al país», a su proyección internacional y a su prestigio. Ha recordado los «sacrificios» realizados por los españoles, con recortes, salarios bajos y un estado del bienestar «minúsculo» para exigir al presidente una «ejemplaridad pública innegociable».  «Un presidente del Gobierno debe ser un referente moral. ¿Qué ejemplo está dando a nuestros hijos e hijas, qué sentirán nuestros abuelos, los que lucharon por la democracia?», se ha preguntado, en una serie de diez cuestiones lanzadas directamente a Rajoy.

«¿Usted se ha preguntado el marco de principios éticos que exponemos ante el mundo, el coste institucional la imagen de España, el alto precio reputacional que están teniendo que pagar todos los ciudadanos por el hecho de que usted siga manteniéndose como presidente? ¿No considera indigna la respuesta que usted les está dando?», ha insistido.

El dirigente socialista ha hablado de «desmanes, depredación y pillaje», de «centenares de casos de corrupción» que carcomen al PP hasta los cimientos de su sede y de cientos de millones robados a los españoles. «La corrupción ha estado presente en todos los gobiernos en los que usted ha participado. Con usted la corrupción ha llegado a la Presidencia del Gobierno», ha reprochado, acusando a Rajoy de «degradar» las institucionens.

«Usted es débil porque se esconde en una nebulosa de desconocimientos. Fuerte es nuestra democracia que aguanta y hace frente a su corrupción. Usted es el principal responsable político del clima general de corrupción que hemos vivido estos últimos seis años. Deje de arrastrar la dignidad de nuestra democracia. No puede negarnos nuestro derecho a ser mejores. Por la dignidad de nuestra democracia le exigimos que dimita», ha concluido Sánchez.