El diputado socialista Eduardo Madina, rival de Pedro Sánchez en las primarias socialistas de 2014 y aliado de Susana Díaz en las de 2017, abandona la política. El parlamentario vasco ha anunciado este viernes que va a iniciar “una nueva etapa profesional que nada tendrá que ver con la actividad política e institucional”, por lo que a partir de septiembre no seguirá en su escaño en el Congreso. Así se lo ha comunicado a la portavoz parlamentaria, Margarita Robles.

“Deseo la mayor de las suertes tanto a Pedro Sánchez como al PSOE, un partido fundamental en el desarrollo de nuestro país que siempre me tendrá a su disposición. Sus valores y sus principios seguirán siendo los míos y, como siempre han hecho, continuarán guiando mi vida”, ha explicado en un escueto comunicado.

Madina colaboró con la Gestora socialista en la organización del 39 Congreso Federal del PSOE con la organización de una ponencia política que renunció a defender tras la victoria de Sánchez en las primarias. Entonces, como todos los dirigentes que propiciaron la caída del secretario general en el Comité Federal del 1 de octubre, dio un paso atrás.

“Representar a una parte de nuestra sociedad a través de las razones de la socialdemocracia ha sido el mayor honor que me ha concedido el PSOE y todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que confiaron en él. De la misma manera, trabajar al lado de mis compañeros y compañeras del Grupo Socialista, a lo largo de todo este tiempo, me ha dejado suficientes muestras de calidad humana, talento y capacidad como para saber que he tenido el enorme privilegio de formar parte de un grupo absolutamente excepcional. A todos ellos, muchísimas gracias por tanto”, explica.

Su marcha ha generado muchas reacciones. Tibiamente, Pedro Sánchez ha agradecido “todo su trabajo” y le ha deseado suerte, antes de dar la bienvenida al Congreso a su sustituto, José Enrique Serrano.

Más cariñosos se han mostrado destacados miembros de la Gestora como Mario Jiménez y el ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. “Cuando esta mañana me llamó Edu Madina para decirme que dejaba su escaño en el Parlamento, me acordé del día que entró en mi vida, cuando ETA intentó quitarle la suya. Desde entonces hemos hablado muchas veces; casi nunca, por cierto, de los destrozos de todo tipo que le causó la bomba. Por eso sé que además de un buen político, es una excelente persona. Le deseo lo mejor para la nueva etapa de su vida que hoy comienza”, ha escrito en redes sociales.

El siguiente en la lista para ocupar su escaño es José Enrique Serrano, un veterano socialista que ya está colaborando con Pedro Sánchez. El ex diputado fue el encargado de ayudar a José Luis Ábalos a construir la respuesta socialista a la moción de censura al presidente del Gobierno presentada por Podemos.

José Enrique Serrano Martínez (Madrid, 1949) fue director de Gabinete de José Luís Rodríguez Zapatero, jefe de gabinete en la Moncloa de Felipe González e integrante de los equipos de Alfredo Pérez Ru­bal­ca­ba y de Pedro Sánchez en el PSOE. Es Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y profesor de Derecho del Trabajo. Serrano ha confirmado a Servimedia que aceptará el acta de diputado. En la anterior legislatura, Serrano formó parte del equipo negociador de Pedro Sánchez para llegar a acuerdos con otros partidos, como se logró con Ciudadanos, con el fin de que el líder del PSOE fuese investido presidente del Gobierno.