El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han conversado este lunes en relación a la posible creación de una comisión destinada a evaluar y modernizar el Estado autonómico. Según ha informado el Partido Socialista a través de una nota, el presidente del Gobierno “considera primordial la cohesión entre los dos partidos defensores de la Constitución” y ha abierto la puerta a la creación de la comisión, que pasa por ser la propuesta del PSOE al reto que lanzará este miércoles el Parlament cuando apruebe la Ley del Referéndum.

Sánchez ya había anunciado esta mañana que el PSOE registraría el jueves en el Congreso su propuesta de comisión de estudio no permanente para “el diálogo, la evaluación y modernización del modelo territorial español”. Sánchez tiene previsto contactar también con el resto de líderes políticos con el objetivo de poner en marcha la vía política antes del 1 de octubre. Sin embargo, podría llegar a aceptar que la comisión arrancase después de la fecha fijada para la consulta si con eso consigue sumar al Partido Popular.

Tenemos discrepancias de fondo, pero ésta no es una cuestión ideológica’, ha dicho Sánchez

“Tenemos discrepancias de fondo, pero ésta no es una cuestión ideológica, sino democrática y de defensa de la integridad del Estado”, aclaró este lunes Sánchez tras la reunión de la Ejecutiva del partido en Ferraz. El secretario general socialista ha insistido en el hecho de que su partido “se sitúa con el Estado y, por extensión, con el Gobierno”, aunque siempre, ha matizado, “desde una posición crítica”.

Durante su intervención, Sánchez no ha dejado de lanzar reproches a los independentistas, a quienes ha acusado de perseguir la “imposición unilateral de sus leyes”. “El salto al vacío no es una salida y querer arrastrar a la sociedad es una irresponsabilidad”, ha continuado, para subrayar que “en democracia”, las vías unilaterales “no existen”.

En cualquier caso, el líder socialista también ha pedido “mesura y proporcionalidad” al Gobierno tras ser preguntado por la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución, que contempla la suspensión de la autonomía y el control del Estado sobre instituciones autonómicas como los Mossos d’Esquadra. En ese sentido, Sánchez ha insistido en reclamar diálogo: “En el principio  de la solución está la palabra”.