“Tengo absolutamente claro que Andalucía no es menos ni que Cataluña ni que el País Vasco ni que Galicia”. Susana Díaz se ha tenido que contener este martes para no mostrar ante las cámaras su enorme enfado con Pedro Sánchez por no incluir a Andalucía en las tres naciones que ha reconocido en España.

El líder socialista ha explicado que hay que diferenciar entre estado y nación antes de reconocer, al menos, tres comunidades con vocación de nacionalidad: Cataluña, País Vasco y Galicia. Sus declaraciones han causado un terremoto político en el palacio de San Telmo, sede la Presidencia andaluza, en la que Susana Díaz ha reunido a sus colaboradores en una suerte de ‘gabinete de crisis’ para estudiar la respuesta que debía dar a su secretario general.

Envuelta en la bandera de la defensa de Andalucía desde que perdió las primarias, Díaz no ha tardado en quejarse de lo que considera un agravio. En unas breves declaraciones antes de participar en la reunión de la Ejecutiva regional de su partido, la dirigente socialista ha respondido a Pedro Sánchez.“Yo no sé si este debate es el más importante en estos momentos, pero lo que tengo absolutamente claro es que Andalucía no es menos que Cataluña, ni que Euskadi ni que Galicia”, ha asegurado, informa Efe.

El nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, aprobado en 2007, recuerda que la comunidad dio “un ejemplo extraordinario de unidad a la hora de expresar una voluntad inequívoca por la autonomía plena frente a los que no aceptaban que fuéramos una nacionalidad en el mismo plano que las que se acogían al artículo 151 de la Constitución”.

Ya este lunes, cuando Pedro Sánchez reaparecía tras las vacaciones veraniegas, Díaz contraprogramó con una entrevista en Canal Sur Radio donde volvió a advertir de que no apoyaría el concepto de plurinacionalidad que defiende la Ejecutiva federal “si perjudica a Andalucía”. Recordó que “aquellos andaluces que salieron a la calle pidiendo dignidad no tolerarían que hubiese españoles de primera y de segunda”. “Quien pretende ser nación tiene que decir si en esa pretensión hay algo más”, advirtió, tras destacar que “hay que defender la Constitución, al Estado de derecho y a España, y hay que hacerlo unidos todas las fuerzas políticas” .

Por su parte, la oposición andaluza ha aprovechado las declaraciones de Sánchez para poner en evidencia a Susana Díaz. Tanto el PP andaluz como Podemos-Andalucía han reclamado explicaciones a la presidenta sobre la posición oficial de su partido respecto a la comunidad.

Los periodistas han interpelado también a Susana Díaz sobre si cree que el Gobierno debe retirar las urnas el próximo 1 de octubre en el referéndum catalán, a lo que ha contestado que al Gobierno de Rajoy “le corresponde gestionar eso y no seré yo la que le diga lo que tiene que hacer”.

La Ejecutiva del PSOE andaluz se reúne este martes por la tarde por segunda vez desde que fue renovada en el último congreso regional de finales de julio y supone su primer encuentro para abordar el comienzo del curso político andaluz.