¿Qué medidas va a tomar su Gobierno para dar solución a los parados de larga duración de más de 55 años? ¿Qué va a hacer el Gobierno para que la recuperación económica se acompañe de un reparto más justo de la renta? ¿Va a adoptar el Gobierno alguna medida para el incremento de los salarios? ¿Qué políticas piensa desplegar el Gobierno para mejorar la productividad de la actividad económica? Margarita Robles, portavoz socialista en el Congreso; Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE; José Luis Ábalos, secretario de Organización, y Pedro Saura, responsable de Economía, plasmarán la agenda social del partido en el Congreso este miércoles durante la sesión de control al Gobierno.

En pleno conflicto catalán, el PSOE vuelve su atención a demandas ciudadanas relacionadas con los salarios y las prestaciones. El partido de Pedro Sánchez utiliza así sus preguntas al Gobierno para marcar una línea política propia, diferenciada del resto de grupos, especialmente de Podemos, y conectada con los problemas más cotidianos de la población. Remarca así las últimas intervenciones de su secretario general, que la semana pasada presentó una propuesta para incrementar los salarios un 3,5% en los próximos cuatro años.

El PSOE intenta demostrar así que desarrolla una “oposición útil”, cercana a las reivindicaciones sociales, y que persigue que la recuperación económica se traslade a los salarios de los trabajadores. Con ese objetivo, ha propuesto un paquete de medidas económicas como el rescate a los jóvenes, la protección de los trabajadores autónomos, la recuperación de la negociación colectiva y de la igualdad laboral, así como el desmontaje de la reforma laboral.

Rajoy ignoró a Iglesias en su comparecencia sobre el caso Gürtel

Mientras el PSOE pasa página de la corrupción y mira al futuro, Podemos sigue pendiente del pasado. Su líder, Pablo Iglesias, volverá a preguntar al presidente del Gobierno por el coste público del rescate a la banca. “¿Qué va a hacer su Gobierno para recuperar el dinero de los ciudadanos que ustedes usaron para rescatar a la banca?”, planteará a Mariano Rajoy.  Centrará en ese asunto su reencuentro con el jefe del Ejecutivo después de su último cara a cara, a finales de agosto, cuando Rajoy hizo frente a toda la oposición en bloque por el caso Gürtel. Entonces, el presidente dejó de contestar las seis preguntas que le hizo el líder de Podemos sobre la financiación del PP y centró su réplica en la portavoz socialista, situándola así como referente de la oposición.

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de julio, revelaba que la principal preocupación ciudadana es el paro, según el 70,6% de los encuestados. En segundo lugar se sitúa la corrupción, que cae 3,8 puntos, aunque sigue siendo uno de los principales problemas para el 45,3%. En tercer lugar se sitúa la política en general, seguida de la economía, la sanidad, los problemas sociales y la educación. La independencia de Cataluña preocupa al 2,6% de las 2.490 personas a las que ha entrevistado el CIS para este sondeo, un 1,4% más que en junio, cuando inquietaba al 1,2% de los encuestados.

La agenda común

El 18 de julio, una veintena de diputados y dirigentes de Podemos y del PSOE se reunieron en el Congreso de los Diputados para crear un espacio de colaboración parlamentaria. Posteriormente, Sánchez e Iglesias se han vuelto a reunir para unir fuerzas en la propuesta de una solución política al conflicto catalán.

Al recuperar las tesis errejonistas de mano tendida al PSOE, y en plena caída en las encuestas electorales, Podemos quiere escenificar un partido capaz de alcanzar acuerdos con el PSOE, de hacer una oposición útil a los ciudadanos y plantear un frente común para desalojar a Rajoy del Gobierno.