El Partido Socialista se desmarca de Ciudadanos, el partido que hace año y medio dio su apoyo la investidura de Pedro Sánchez. El nuevo giro del PSOE le ha alejado de las posiciones de Albert Rivera, y las disputas son cada vez más evidentes. El último desencuentro ha sido a raíz de la comisión propuesta por los socialistas para la modernización del modelo territorial y el estudio de las naciones de España.

En una pregunta en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, Rivera preguntaba a Mariano Rajoy sobre la reforma constitucional y, mientras criticaba el “inmovilismo” del PP, azuzaba también a la izquierda, tachando la iniciativa del PSOE de “comisión show”, al tiempo que reclamaba encargar un informe a “expertos de prestigio”.

La portavoz del PSOE, visiblemente molesta, acusa a Cs de intentar dividir

Las acusaciones cayeron como un jarro de agua en la bancada socialista y minutos después su portavoz, Margarita Robles, salía del Hemiciclo visiblemente molesta. “Nos han resultado negativamente sorprendentes las intervenciones de Ciudadanos”; ha criticado la dirigente, que ha acusado al partido naranja de plagiar sus iniciativas. “Ha descalificado la propuesta de comisión de estudio para proponer lo mismo que el PSOE pero con menos rigor y solvencia jurídica”, ha tachado.

“Sus intervenciones sí que son en sí mismas un show”. La socialista ha cargado duramente contra Rivera, que poco antes había reclamado al Gobierno el informe que se comprometió a hacer sobre los posibles errores de seguridad en los atentados de Barcelona y Cambrils. Los socialistas coinciden con el Gobierno en que, apenas un mes después de los ataques, el Congreso no es el lugar para pedir explicaciones y exigir esa información, cuando hay una investigación judicial abierta bajo secreto de sumario en la Audiencia Nacional y cuando existe un foro, el del Pacto Antiyihadista, para hablar con discreción de estos asuntos sensibles que afectan a la seguridad nacional.

Robles ha acusado a Rivera de un desmedido afán de protagonismo, y ha asegurado que “en los últimos tiempos, lo que busca Ciudadanos es llamar la atención por la voto. Hoy lo ha vuelto a hacer”. El PSOE duda de las intenciones de C’s y sostiene que los naranjas intentan sacar provecho de la situación de Cataluña: “Vamos a ver si lo que pretende es unir o dividir todavía más a la sociedad española”.